ESTÁS EN:

shares

¿Qué me pongo? Esa es la primera pregunta que se te viene a la cabeza cuando recibes una invitación de boda. Te estrujas la cabeza y se te ocurren un millón de ideas, pero, ¿cuáles sí y cuáles no? LSC te cuenta las normas básicas de etiqueta de boda. Con ellas no fallarás. ¡Serás la invitada perfecta!

10 reglas de etiqueta de boda

Aunque parezca mentira, acertar con el vestuario para asistir a una boda no es tan complicado. Pero, en sucesivas ocasiones, repetimos errores muy comunes. En el caso de las invitadas, estas tienden a optar siempre por un vestido largo, y aunque suelen ser preciosos, es un gran error. Cada vestido tiene su momento, por ello, es necesario seguir el protocolo y la etiqueta de boda.

Tranquila, que sigas algunas normas no quiere decir que tu look vaya a dejar de ser especial. Podrás seguir eligiendo entre miles de modelos y firmas con los que lucirás preciosa, y además lo harás sabiendo que tu vestido es el adecuado.

Reglas básicas

1. ¡Norma básica! Es necesario recordar que hay que vestir acorde a la edad, la hora del día, la época del año y el tipo de celebración del evento.

2. Los colores. Puedes escoger cualquier color que desees. En general, se suelen utilizar más luminosos en verano y más discretos en invierno. Lo que sí debes evitar son los vestidos blancos o negros. Solamente puedes lucirlos, si estos tienen algún detalle en color que rompa la uniformidad del vestido.

etiqueta de boda

Pinterest

3. Vestido corto. Debe usarse siempre en las bodas que sucedan antes de la caída del sol, aunque también son acertados para la noche. Solamente la madrina puede ir de largo cuando quiera. ¿Cómo de corto debe ser? Solo dos o tres centímetros por encima de la rodilla, nada de minifaldas.

4. Vestido largo. Aunque el vestido largo suele ser nuestra primera opción, únicamente son adecuados para aquellas bodas que se celebran a partir de la tarde-noche. Además, las bodas de noche son la ocasión perfecta para añadir un poco de brillo, lentejuelas o algún detalle suntuoso.

5. Dos piezas. Si decidimos lucir un dos piezas, siempre se debe buscar el equilibro entre la prenda superior y la inferior. Es decir, si la parte de arriba es recargada, la de abajo debe ser sencilla. ¡Cuidado! Tampoco conviene mezclar prendas de distinta temporada, ni de tejidos muy distintos.

etiqueta de boda

Pinterest

6. Lo zapatos. ¡Buenas noticias! Los tacones no implican noche, de hecho, son adecuados para cualquier hora. Pero, ¡ojo!, debemos decir ‘no’ a los taconazos de cristal, los charoles en los pies… No estamos en una red carpet, es una boda.

7. Las joyas. Mejor utilizar pocas y de buena calidad. No hay nada más terrible que una invitada que se echa encima todo lo que pilla.

8. Los tocados y las pamelas. Los sombreros y pamelas, para las bodas de día. Los tocados, reservados para la tarde-noche. Y, ¡ojo! Los tocados no se quitan jamás a mitad de la boda. Una mujer que sale tocada de casa, entra tocada.

9. Bolsos y carteras. Cuanto más pequeños y manejables mejor. Una invitada sólo debe llevar en la mano lo que realmente va a necesitar. Ir ligera, siempre es un acierto.

10. Norma por excelencia (by LSC). Viste guapa, cómoda y acorde a tu estilo y personalidad. Eso es realmente lo más adecuado y lo que hará triunfar. ¡Tú ya eres preciosa!

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres conseguir la boda de tus sueños? Tenemos las mejores ideas y consejos para planificar de una manera única tu gran día.

X