ESTÁS EN:

Entre las muchas tradiciones de boda (algo azul, algo viejo, algo prestado, etc.) se encuentra la liga de la novia. ¿De dónde viene y qué significa? Resolvemos tus dudas.

 

Si bien es cierto que nos encontramos en un momento en el que el panorama bridal se reinventa, son muchas novias las que siguen apostando por las tradiciones y costumbres clásicas. Entre ellas, la liga de la novia. Pero, ¿de dónde viene el origen de esta tradición? ¿En qué pierna se lleva y a qué altura? ¿Es molesta? Damos respuesta a las preguntas que pueda surgirte sobre la liga de la novia.

Una tradición muy especial

Fotografía: vía Pinterest

Lo primero y antes de nada, debes saber que la liga de la novia no es obligatorio llevarla. Eres tú quien decide si quiere seguir la tradición o no. Los motivos para negarte a ellos pueden ser varios: no te gusta, se puede marcar en tu vestido, puede resultarte incómoda, tienes miedo a que se caiga… Pero si estás totalmente convencida, te damos unos consejos para conseguir las mejores fotos con tu liga y sentirte cómoda con ella.

¿Qué representa la liga en la novia?

La costumbre de la liga nació en Francia, en el siglo XIV y, por influencia del cine, se extendió al el resto de continentes. En la antigüedad se decía que la liga significaba el misterio y la virginidad, pero esa creencia fue perdiendo fuerza para dar paso al significado de la pureza y fidelidad, que se representa con el color azul. Es por esto que la liga tiene ese color o que incorpora algún detalle. La tradición marca perseguir a la novia durante la fiesta y quien consiga alcanzarla, tiene que quitarle la liga para obtener el premio: la buena suerte.

¿Qué se hace con la liga?

El momento era algo incómodo para la novia así que la idea evolucionó con el fin de que la novia disfrutara de su banquete, de los invitados y de la maravillosa tarta nupcial. La tradición evolucionó a la costumbre actual: es la novia la que lanza la liga a los invitados.

Elige tu estilo

Fotografía: vía Pinterest

Son pocos los novios que siguen esta tradición pero la esencia de esta es «contagiar» a un soltero o soltera para que sea el próximo en casarse. Aún así, esta costumbre tiene muchas variaciones. Muchas novias colocan varias ligas y las intercambian con sus invitadas. Otra idea es que las invitadas junten sus pies y uno de los invitados solteros la pasan de la pierna de la novia a la de la invitada.

Y otra de las variaciones es cortar en pequeños pedazos la liga y repartirla a los invitados solteros o, llevar dos ligas, una para lanzar a los invitados y otra para que los novios la guarden como recuerdo de su gran día.

Puede que elijas seguir la tradición anglosajona de lanzar la liga o, directamente, regalársela a una amiga soltera para pronto asistir a su boda.

¿La liga de la novia debe ser azul?

Las novias deben llevar algo nuevo, algo viejo, algo azul y algo prestado. Pero, ¿la liga de la novia debe ser el «algo azul»? Esto, como todo, queda a elección y preferencia de la novia pero, tradicionalmente, la liga debía ser azul y blanca. El color azul significa fidelidad y el blanco representa la pureza.

Una liga muy original

Fotografía: vía Pinterest

¿Dónde se pone la liga de la novia y a qué altura?

La liga de la novia se puede poner en cualquiera de las dos piernas, en la que creas más cómoda.

La liga de la novia se debe situar entre la parte superior de la rodilla y la mitad del muslo. El lugar concreto dependerá de la forma de tu pierna, tu vestido y tus gustos personales.

  • Si tus piernas son delgadas y firmes, podrás colocarla donde prefieras, donde más te guste, ya que no te apretarán. Si son algo más rellenitas y flácidas te será más cómodo colocarla más abajo para que no te corten la circulación y no aparezca ninguna mollita en la parte superior o inferior de la zona. Debes de tener cuidado también para que no te roce en los muslos al andar.
  • Si llevas un vestido con falda amplia, podrás ponértela donde prefieras porque no se te marcará. Pero si tu vestido es de corte sirena, la liga de la novia habrá que ponerla más abajo para aprovechar la zona en la que empieza el vuelo del vestido.

Probártela es imprescindible…

La liga de la novia tienes que probártela con antelación y quedarte con ella durante unas horas. Pruébatela para ver si te resulta cómoda y anda por tu casa durante un rato para comprobar que no te roza ni te aprieta. Piensa que el día de la boda tendrás que estar muchas horas con ella, y es probable que te deje un poco de marca o incluso se hinche la pierna. Para que esto no pase, es importante que te encuentres cómoda. La prueba de la liga de la novia también te servirá para comprobar si el tejido de la liga de la novia te irrita, te pica o te produce algún tipo de alergia. Muchos tejidos pueden irritar nuestra piel. Que esto no pase el día de tu boda.

liga de la novia

Fotografía: vía Pinterest

Cuando hagas esta prueba, ponte también el vestido de novia para comprobar que no se marca ni se transparenta. Ten cuidado de que no enganche el vestido.

Alternativas a la liga de la novia

Una de las alternativas a la liga de la novia puede ser el liguero de cinturón, junto con unas medias que lleven un bonito remate. Es súper sexy para tu noche de bodas, más cómodo que la liga de la novia y más útil porque el objetivo principal es sujetar las medias.

También puedes optar por unas medias con bandas de silicona y con un remate de encaje o detalles. Tendrás la sensación de llevar liga pero de una forma más discreta.

Las fotos con la liga

Si vas a querer una foto de la liga de la novia, avisa a tu fotógrafo. Puedes pedir que te haga una foto con tus zapatos de novia, con las joyas que vayas a utilizar durante tu gran día o con el ramo, otro elemento que guarda mucho significado.

Y tú, ¿harás este ritual en tu boda?

 

TAGS:
HAZ CLIC AQUÍ Y DESCUBRE NUESTRA NUEVA REVISTA:
ESTA VEZ GRATIS, ONLINE E ¡INTERACTIVA!


Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Únete a LucíaSeCasa

Únete a LucíaSeCasa

¡Únete a nuestra newsletter y no te pierdas nada de LucíaSeCasa!

¡Felicidades! Te has suscrito a nuestra newsletter.

X