fbpx
Oscuro Claro

Los nervios pre boda son los eternos compañeros de todas las parejas que van a dar el ‘sí, quiero’. Hoy te mostramos cómo enfrentarlos para minimizarlos todo lo posible. 

En primer lugar, y lo más importante, es que seas consciente de que los nervios pre boda son totalmente normales. Es un día que marcará un antes y un después en tu vida, por lo que no debes angustiarte si te entra ese sentimiento de confusión.

Nervios pre boda // joyas para novias
Nervios pre boda // Fotografía: Click10

¿Cómo hacer para disimular los nervios cuando estoy con mi novio?

Si desde que tu chico “hincó rodilla”, las mariposas en tu barriga no se dejan de suceder llegando a ser un poco incómodas… ¡No te preocupes! Es totalmente normal. Estás ante una situación nueva en la que habéis salido de vuestra zona de confort para dar un paso tan importante como lo es una boda.

Cuando aparezcan esos nervios, recuerda que tu pareja es la de siempre: la que ha llorado y ha reído a tu lado, la que te ha acompañado en tus sueños e ilusiones, y la que se ha sentado a escucharte todas las veces que han sido necesarias.

¿Cómo lidiar con el estrés de una boda?

  • Antes de la boda

Establece rutinas favorables a tu salud. Es imprescindible que las semanas previas al enlace cuides tu alimentación y tus horas de sueño. Las comidas copiosas y una mala alimentación pueden derivar en dolores de estómago, que solo acentuarán los nervios pre boda. Además, una buena educación del sueño (lo recomendable es dormir entre 8 y 10 horas) te mantendrán lúcida. ¿Nunca has pensado por qué cuando solemos dar más vueltas a las cosas en nuestra cabeza es por la noche? Se debe al cansancio acumulado durante todo el día. Nuestras defensas están más bajas y por eso no somos tan capaces de controlar los pensamientos negativos. Si conseguimos descansar bien, podremos solventar este problema. Si queréis saber más, anotad estos consejos de la experta en deporte Patry Jordán.

Fotografía: Boda y Arte

El ejercicio puede ser tu mejor aliado. En la misma línea de cuidar nuestros hábitos de salud se encuentra practicar ejercicio. Podemos realizar el deporte que más nos gusta y, si no tenemos ninguno, simplemente salir a dar paseos. Es una buena manera de despejar nuestra mente y liberar endorfinas para que lo podamos ver todo con más claridad. Nos ayudará a disipar los nervios pre boda.

Practica técnicas de respiración. Controlar tu forma de respirar es muy importante para combatir los nervios pre boda. Si tienes ya alguna interiorizada, ponla en marcha y, si no es así, te recomendamos que sigas la relajación progresiva de Jakobson, ¿sabes en qué consiste?

Nervios pre boda // ramos de novia con hojas verdes
Nervios pre boda //
Fotografía: Imagina Studio
  1. Inhala profundamente llevando el aire a tu abdomen. Al exhalar, deja que tu cuerpo empiece a relajarse.
  2. Cierra los puños. Aprieta los antebrazos, los bíceps y los pectorales. Mantén ese tensión durante 7 segundos y afloja. Nota cómo brazos y pecho se relajan.
  3. Arruga la frente y mantenla así durante 7 segundos. A la vez rota la cabeza hacia un lado y luego hacia el otro. Afloja y siente la relajación en toda la zona.
  4. Arruga la cara. Frunce el entrecejo, los ojos, los labios, aprieta la mandíbula y encorva los hombros. Mantén la posición 7 segundos y afloja, centrándote en las sensaciones que la relajación te produce.
  5. Inspira profundamente y arquea la espalda suavemente. Mantén la postura 7 segundos y relaja.
  6. Inhala profundamente y saca el abdomen, dejando que se hinche todo lo posible. Mantén la posición 7 segundos y suelta. Fíjate bien en lo que notas en abdomen y espalda al relajar.
  7. Flexiona los pies y los dedos de los pies. Tensa los muslos, las pantorrillas y los glúteos. Mantén la tensión durante 7 segundos y afloja.
  8. Para terminar, estira los pies como una bailarina, a la vez que tensas muslo, glúteos y pantorrillas de nuevo. Pasados 7 segundos suelta y siente la relajación.
entrada de la novia
Fotografía: Los del Erizo

Comparte tus miedos. A la hora de hablar de los nervios pre boda, se pueden manifestar en dos modalidades: por la organización, o bien por enfrentarte al matrimonio. En este caso nos referimos a la segunda opción. Pese a que ames a tu pareja por encima de todo, es lógico y normal que sientas dudas en los momentos previos al ‘sí, quiero’. Por ello, el mejor consejo es que no te atormentes con esos interrogantes y que los compartas con alguien de tu confianza. Una madre, un padre, hermanos o amigos… Todos están dispuestos a escucharte y ellos son conocedores de la relación que mantenéis tu pareja y tú, por lo que, seguramente, te harán reflexionar sobre todos esos buenos momentos que habéis pasado juntos y volveréis a encontrar esa ilusión por el ‘sí, quiero’.

Nervios pre boda // regalos para la novia
Nervios pre boda //
Fotógrafos: Franco Gribodo y The Ivory Roses

¿Cómo calmar los nervios pre boda antes de ver a alguien?

Ha llegado el gran día y los nervios ante la situación de “plantarte” en el altar se multiplican. ¿Cómo autogestionar esas emociones?

  • Durante la boda

Intenta encontrar paz en tus seres queridos. Lo normal es que seres queridos como tu madre, tu hermana y tus damas de honor, te acompañen en los preparativos del make up y del peinado. Busca complicidad en tus seres queridos: contaros anécdotas del pasado, recordad momentos que vivisteis juntos… Te ayudarán a calmar los nervios pre boda.

No olvides tu kit de indispensables. Seguramente en los preparativos del gran día hiciste una lista con todo lo que debías llevar: barra de labios, horquillas, abanico… Para combatir los nervios pre boda es bueno que uses un artículo como el abanico, y que lo lleves contigo. Te relajará tener algo en las manos y, además, te aliviará el calor.

 

looks de invitada boda noche
Fotografía: Boda y Arte

Delega responsabilidades. Este paso es sumamente importante para evitar los nervios pre boda. No olvides que en la organización del gran día has solicitado ayuda a tus damas de honor, a tu madrina, o directamente se encarga de todo tu wedding planner. No intentes asumir responsabilidades que no te corresponden en el gran día: ellas han cuidado todos los detalles para que todo sea perfecto.

¿Qué pasa si lloras en tu boda?

¿Algo no ha salido como esperabas? No pasa nada. Es necesario saber que es posible que algún detalle difiera entre la boda que habías soñado y la que estás viviendo. ¡No pasa nada! Son cosas del directo, así que tan solo preocúpate de disfrutar cada segundo. Si no eres capaz de relajarte, piensa en la luna de miel que está a punto de dar comienzo. Te sentirás mucho más relajada y notarás cómo los nervios pre boda comienzan a desaparecer.

Es posible que el agobio derive en alguna que otra lágrima. Tómate un momento para calmarte y enfocarte en tus emociones. No te presiones. También debes dejar fluir ese momento.

amigas de la novia
Fotografía: Javi & Clo

Y, sobre todo, disfruta cada instante. Es tu gran día y es un momento irrepetible, sé consciente de que los nervios pre boda son completamente normales, intenta controlarlos y no te fustigues. Disfruta cada segundo de ese día tan especial para tu pareja y para tí.

protocolo salida de los novios
Fotografía: familiares de la novia

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas