ESTÁS EN:

BodaMas El Corte Inglés
shares
¿Tienes dudas acerca de tu outfit o del de tu pareja? ¿Ya sabes qué regalar a los novios y cómo hacerlo? ¿Conoces las normas de cortesía que deben respetarse en la mesa? Este manual de protocolo básico para bodas te ayudará a salir airosa de los eventos a los que estés invitada esta temporada.

 

El protocolo es el conjunto de reglas de cortesía que rigen las relaciones sociales y que ayudan a que determinados eventos, como las bodas, se desarrollen con orden, sensatez y lógica. Proporciona ayuda y recursos, aunque no es inamovible, y sus reglas se pueden adaptar para atender al gusto de los novios y a la comodidad de los invitados.

Nuestra recomendación, para no meter la pata, es que no vayas a ninguna boda sin los deberes hechos, es decir, que conozcas el protocolo básico para bodas y trates de respetarlo. Te ayudará a sentirte más cómoda y tendrás más papeletas para ser la invitada perfecta.

El protocolo básico para bodas en 15 puntos

1. Ni blanco… ni negro
Grábate esta regla a fuego: la única que puede acudir de blanco a una boda es la novia. Por mucho que lo hiciese Pipa Middleton en la boda de su hermana, atendiendo a una costumbre de su país. No se debe ensombrecer a la novia, que es la única que puede vestir este color.
El negro tampoco es el más adecuado, aunque podría lucirse si se adorna con complementos en otros colores.

Protocolo básico para bodas. Fotografía cedida por Mantones del Sur

Recordamos también que, anteriormente, el negro era el color preferido para las novias, ya que simbolizaba el poder y el lujo. Luego, llegó un momento en que se utilizaba exclusivamente para rendir luto. Con la llegada del «Little Black Dress» de Coco Chanel, comenzó a popularizarse como un color sínónimo de elegancia y buen gusto. El negro es un básico para el vestidor y, si se eligen los complementos adecuados, puede ser perfecto para asistir a los enlaces, sobre todo si son celebraciones nocturnas.

2. Los escotazos, con límites
Lo mejor en una celebración de este tipo es ser prudentes y atender al sentido común y al decoro. Esta es una de las claves del protocolo básico para bodas. Especialmente cuando se trata de bodas religiosas. Por eso no conviene abusar de los escotazos exagerados. Otra idea, si quieres lucir escote es tener un plan B. Puedes llevar un escotazo de vértigo y taparlo durante la ceremonia con un chal.

Protocolo básico para bodas. Fotografía cedida por Chiara Boni

3. De largo solo por la noche
Si la boda es de día, lo recomendable es ir con un vestido por debajo de la rodilla sin demasiados adornos ni pedrería. Solo deberían llevar vestidos largos la novia, la madrina y, en todo caso, las invitadas más cercanas a los novios, como las hermanas o la madre.
Por la tarde y por la noche lo ideal es un vestido de cóctel, por encima de las rodillas. En este caso sí puede llevar pedrería, lentejuelas o brillos. De noche también se puede recurrir a un vestido más largo. Descubre aquí otras normas de protocolo básicas para invitadas.

4. ¿Pamela o tocado?
Las pamelas sirven para quitar el sol, es decir, se usan cuando hace sol: por el día y preferiblemente en bodas de mañana. Los tocados, por su parte, pueden usarse por la mañana o por la tarde, pero se recomienda evitarlos por la noche. Si quieres llevar algún adorno en el pelo en una boda de noche, procura que no sea excesivo.
Sea cual sea la opción elegida, no te la quites en ningún momento.

5. Elige un calzado cómodo
Cambiarse de zapatos no queda muy bien. Lo mejor es acudir a la boda con un calzado cómodo desde el principio. En caso de llevar alternativa plana, hay que asegurarse de que sea adecuada para el vestido elegido.

Protocolo básico para bodas. Fotografía cedida por Magrit

Estos zapatos de Magrit pueden servir tanto para invitadas como para novias.

6. Mesura con las joyas
En cuestión de joyas, menos es más. Busca el equilibrio entre los complementos elegidos para que no parezcas un árbol de Navidad. Es mejor llevar una sola joya predominante (anillo, pendientes), acorde con el traje, y alguna joya discreta que no le reste protagonismo.

7. La chaqueta no se quita
Ni después de la ceremonia, ni durante el almuerzo, ni siquiera si se la quita el novio. La chaqueta es una pieza más del traje y debe estar puesta de principio a fin de la boda.

8. Ir de etiqueta es ir de chaqué
Ni esmoquin ni frac, salvo que lo exija explícitamente la invitación. Esta es una de las normas claves del protocolo básico para bodas. Lo adecuado para los invitados es elegir un traje de chaqueta y sustituirlo por un chaqué si se pide ir de etiqueta.

Protocolo básico para bodas. Fotografía cedida por Finca Casa de Oficios / Catering El Laurel

9. Evita las gafas de sol
Es posible que esta recomendación te choque, porque es muy frecuente ver a invitados a bodas de día con gafas de sol. El protocolo dice que no deben usarse. Las gafas de sol siempre tienen que utilizarse en espacio abiertos, por lo que se tienen que evitar en iglesias, juzgados o salones, aunque estén al aire libre. Un error muy común que se comete es permanecer con las gafas de sol cuando se habla con una persona y, por supuesto, está completamente fuera de lugar utilizar gafas de sol con traje de chaqueta. En caso de necesitar gafas de sol, opta por un modelo discreto para esta ocasión.

10. El móvil, mejor en casa
O guardado en el bolso. Es de mala educación dejarlo sobre la mesa o estar todo el rato utilizándolo.

11. El regalo, antes o después
Pero nunca el día de la boda, y mucho menos en un sobre. Es importante, además, aceptar los deseos de los novios, siempre de acuerdo a las posibilidades de cada uno, e ingresar dinero en el número de cuenta indicado o comprar un regalo de su lista de bodas.

Protocolo básico para bodas. Fotografía cedida por Mi Canesú

12. Los niños, solo si están invitados
Pregunta a los novios si no lo dejan claro en la invitación. Lo ideal, cuando va a haber pequeños entre los invitados, es que hayan previsto un programa especial para ellos, con servicio de animación o niñera.

13. Intenta no levantarte de la mesa
Entre plato y plato se habla con el resto de los comensales… sin levantarse de la mesa. Ni se sale a fumar, ni se va a saludar a los novios, ni se hace otra cosa que no sea esperar. Levantarse puede retrasar los tiempos del banquete.
Como muestra de respeto, no empieces a comer hasta que todos los invitados de tu mesa tengan su plato ni hasta que se hayan sentado los novios.

14. Si tienes alergias, avisa con tiempo
Hazlo, preferiblemente, cuando confirmes tu asistencia a la boda. De esta forma los novios podrán tenerlo en cuenta a la hora de configurar el menú y podrán informar al catering para cambiar tu plato.

Protocolo básico para bodas. Fotografía: cedida por Zalacain La Finca – Rillete de marisco y crema agria

15. El baile lo abren los novios
Tradicionalmente eran el padrino con la novia primero, la madrina con el novio a continuación, y los novios en tercer lugar quienes iniciaban el baile. Ahora es la pareja de recién casados la responsable de empezar a bailar. El resto de los invitados no deben hacerlo hasta que ellos terminen.

Hasta aquí el protocolo básico para bodas. ¿Te ha parecido muy complicado? ¿Conocías todas las reglas?

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X