ESTÁS EN:

shares
Texto: Andrea Pérez Catalán. La tradición dicta que el color del vestido de novia debe ser blanco por su significado. Blanco por la inocencia de la infancia y la pureza con la que las novias de la antigüedad se encaminaban hacia el altar. Pero existen muchas tonalidades de este color. Podemos encontrar el blanco natural o blanco puro, el marfil, el beige…

Nosotras sabemos lo difícil que puede llegar a ser distinguirlos. Por ello, desde LucíaSeCasa, te traemos una selección de vestidos con estas distintas tonalidades ya que una imagen vale más que mil palabras. Además te ofrecemos un apunte sobre qué tipo de piel es la más adecuada para cada uno. Conviértete en una experta en colores de novias e inspírate en nuestras elección.

Blanco nuclear

Esta tonalidad es muy fácil de distinguir ya que se compone de un color blanco muy puro y sobre todo luminoso. Fíjate en este vestido de manga francesa de María Barragán. El brillo que emana de él nos hace saber que es de tipo de tonalidad. También este de Ramón Herrerías.

vestidos de novia

Fuente: María Barragán

vestidos de novia

Fuente: Ramón Herrerías

Blanco natural o blanco roto

Esta tonalidad es unos tonos más apagados que el blanco nuclear. Para distinguirlo mejor nuestro apunte es que no es tan brillante como el primero. Este es de María Barragán.

vestidos de novia

Fuente: María Barragán

Marfil o ivory (en inglés)

Este tipo de blanco también se puede denominar blanco hueso. Tiende a las tonalidades amarillentas y su nombre proviene del color de los cuernos de los elefantes. Estos de encajes de seda son de la firma YolanCris.

vestidos de novia

Fuente: YolanCris

vestidos de novia

Fuente: YolanCris

Blanco perla

Esta tonalidad se acerca al color gris. Destaca por la luminosidad en los tejidos. Por ejemplo estos de Franco Quintáns en tonos plateados.

vestidos de novia

Fuente: Franco Quintáns

vestidos de novia

Fuente: Franco Quintáns

Blanco hielo

Este color se aproxima al azul. Es bastante complicado de encontrar y difícil de distinguir con respecto al anterior. Este es de Jordi Anguera.

vestidos de novia

Fuente: Jordi Anguera

Beige

La tonalidad beige se compone de distintos colores que pasan por un blanco amarillento a un blanco con tonalidades marrones. Te traemos este de Santos Costura con cuerpo de pedrería y este dos piezas de Ramón Herrerías.

vestidos de novia

Fuente: Santos Costura

vestidos de novia

Fuente: Ramón Herrerías

Champagne

Por último el champagne. Este color se aproxima al rosa. También existe el color Latte, más oscuro que el champagne. Aloja colores como el café o el plata y es mucho más complicado de distinguir por su parecido con el champagne. Además, es bastante complicado encontrarse este tipo de color. Nosotras te mostramos unos en color champagne de Oh que luna!Jenny Packham y Lamaryé.

vestidos de novia

Fuente: Oh que Luna!

vestidos de novia

Fuente: Oh que Luna!

vestidos de novia

Fuente: Jenny Packham

lamarye-rosa

Fuente: Lamaryé

Aunque lo mande la tradición, también podemos optar por un vestido de novia de color. Ya sea rojo, negro o nude… las posibilidades son infinitas.

Un vestido para cada tipo de piel

Si tienes la piel clara, olvídate del blanco perla o nuclear y pásate al color. Apuesta por los vestidos marfil o los blancos naturales. El beige también es una muy buena opción.

Si tienes la piel morena los mejores vestidos para ti son todos los tipos de blanco aunque también te verás radiante con tonos champagne.

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

X