fbpx
Juan Ortega cancela su boda
luna de miel en Barbados
Búsqueda Menú

La razón que llevó al torero a Juan Ortega a plantar a su novia ante el altar momentos antes de la boda

Luna de Miel en Barbados o cómo disfrutar del paraíso en pareja

El truco de la princesa Leonor para lucir taconazo sin ser una experta

Oscuro Claro

El sevillano iba a contraer matrimonio con Carmen Otte, una cardióloga jerezana con la que llevaba saliendo 10 años. Muchos invitados habían llegado a las inmediaciones de la Iglesia de Santiago, en Jerez, lugar en el que se iba a oficiar en enlace, pero se suspendió a media hora de darse el “Sí quiero”

El pasado sábado, 2 de diciembre, el torero Juan Ortega y su novia, Carmen Otte, iban darse el “Sí quiero” ante casi 500 invitados. La pareja llevaba 10 años de noviazgo y la ceremonia se iba a oficiar en la Iglesia de Santiago, en Jerez de la Frontera, lugar de nacimiento de la novia. Sin embargo, media hora antes de la ceremonia, el sevillano decidió cancelar la boda mediante una llamada de teléfono a su prometida, aunque esta no fue la primera llamada que hizo.

El motivo de Juan Ortega para no acudir a su boda

Puede parecer que 10 años de noviazgo son suficientes para no tener dudas con tu relación. Sin embargo, Juan Ortega no tenía claro si debía pasar por el altar con Carmen Otte, una cardióloga jerezana que hasta hace pocos días, era desconocida para muchos.

El matador y su prometida iban a celebrar una ceremonia religiosa el pasado 2 de diciembre en uno de los templos más importantes de Jerez de la Frontera, la Iglesia de Santiago. Parecía que todo iba según lo previsto e incluso, la pareja celebró una preboda la noche anterior en la que cenaron y festejaron junto a varios amigos. Además, minutos previos al enlace, muchos de los invitados ya se encontraban en las inmediaciones del lugar para acompañarlos en ese día tan especial, entre los que estaban Curro Romero, Pepe luis Vargas, Morante de la Puebla o Juan del Val.

Pese a ello, Otte recibió una inesperada llamada del sevillano comunicándole que “tenía dudas”. Sin embargo, su prometida no fue la primera persona a la que llamó. El matador se puso en contacto con el cura que oficiaba la ceremonia para comunicarle su situación y este le aconsejó no casarse. Finalmente y para sorpresa de todos, la boda se canceló. La novia estaba peinada, maquillada, vestida y tan solo estaba esperando a subirse al coche nupcial. Como es lógico, según informan varias fuentes, se quedó absolutamente destrozada.

Según informan desde Libertad Digital, los primeros rumores hablaban de una infidelidad por parte de Ortega a Otte la misma noche de la preboda. Sin embargo, la prima del torero ha desmentido esta información.

El padre de Carmen fue el encargado de avisar a los invitados que, como hemos comentado anteriormente, se encontraban en el templo jerezano donde se celebraba la ceremonia. La noticia, que parece propia de una película, no tardó en hacerse eco y todos los titulares hablaban de lo mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Relacionadas