ESTÁS EN:

shares

Vais a casaros por lo civil, lo que os permite adaptar la ceremonia a vuestro gusto con total libertad. ¿Necesitas inspiración? Te traemos las lecturas para bodas civiles más bonitas para que emociones a todos tus invitados con nuestras lecturas para bodas no religiosas.

 

En una boda civil, tanto los novios como los padrinos, familiares y amigos pueden leer y dedicar textos a la pareja. En este caso, lo harán con lecturas para bodas civiles. Hoy traemos algunas lecturas para bodas civiles que convertirán tu enlace en un acto mucho más personal y emotivo. Si no sabes cómo enfocar tu texto, o qué lecturas para bodas incluir en vuestra ceremonia, no te pierdas nuestra recopilación de ideas.

10 lecturas para bodas civiles

El Principito

“Sobre el planeta del Principito hubo siempre flores que ni ocupaban lugar, ni molestaban a nadie. Aparecían y desaparecía. Pero un día apareció una briznilla que no se parecía a las otras, el tiempo y el cuidado que se tomó antes de hacer su primera aparición despertó en el Principito una expectación enorme. Era conmovedoramente bella, la cuidaba, regaba y abrigaba en las noches frías.

Un día el Principito viajó de viaje a otros planetas. En uno de ellos, tras haber pasado por multitud de dificultades encontró un camino que le condujo hasta un jardín de rosas idénticas a la suya. En ese momento descubrió que su rosa no era única en el universo, sino una rosa más, una rosa ordinaria. Entonces cayó en la cuenta de que con una rosa ordinaria y tres pequeños volcanes (uno quizá extinguido para siempre), no se podía considerar un gran príncipe.

Y, tendido en la hierba, lloró.

Al rato, se dio cuenta de que esas rosas no eran iguales a la suya y les dijo:

– No son nada, ni en nada se parecen a mi rosa. Son muy bellas pero están vacías y nadie daría la vida por ustedes. Cualquiera que las vea podrá creer indudablemente que mi rosa es igual que cualquiera de ustedes. Pero ella se sabe más importante que todas, porque yo la he regado, porque ha sido a ella a la que abrigué con el fanal, porque yo le maté los gusanos (salvo dos o tres que se hicieron mariposas), y es a ella a la que yo he oído quejarse, alabarse y algunas veces hasta callarse. Porque es mi rosa, en fin.

Sé que en algún lugar del mundo, existe una rosa única, distinta de todas las demás rosas, una cuya delicadeza, candor e inocencia, harán despertar de su letargo a mi alma y mi corazón.

Esa rosa, existe… rodeada de amapolas multicolores, filtrando todo lo bello a través de sus ojos aperlados, cristalinos y absolutamente hermosos… Tú, (nombre del novio) has hallado tu rosa, la tienes a tu lado, cuídala, porque es tu rosa.

Si alguien ama a una flor de la que sólo existe más que un ejemplar entre los millones y millones de estrellas, es bastante para que sea feliz cuando mira a las estrellas.”

El Principito sería una de nuestras lecturas para bodas civiles favorita.

El diario de Noa

“Hay muchas formas de quererse, ¿sabes? Pero la suya era… total. Un amor puro, increíble, alucinante. Un amor especial como hay pocos. Y ellos lo sabían. Todos los enamorados del mundo creen que su amor es único y distinto, pero el de ellos sí lo era. Estaban hechos el uno para el otro, se tenían, y deseaban fundirse en uno solo, cuando estaban juntos el tiempo se aceleraba, y cuando estaban separados se hacía eterno. Cada beso, cada caricia, era un puro sentimiento desnudo. Podían pasarse horas mirándose a los ojos y nada más, pero cuando se acariciaban, se besaban… entonces, no hay palabras para describir esa emoción”.

“Los poetas casi siempre describen el amor como un sentimiento que escapa a nuestro control, que vence a la lógica y al sentido común. En mi caso, fue exactamente así. No esperaba enamorarme de ti y dudo mucho que tú tuvieras previsto enamorarte de mí. Pero cuando nos conocimos, ninguno de los dos pudo evitarlo. Nos enamoramos a pesar de nuestras diferencias y, al hacerlo, creamos un sentimiento singular y maravilloso. Para mí, fue un amor que sólo puede existir una vez, y por eso cada minuto que pasamos juntos ha quedado grabado en mi memoria”.

¿Qué os parecen estas lecturas para bodas civiles?

lecturas para bodas civiles

Lecturas para bodas civiles. Visto en Pinterest

Todos los días de mi vida

“Prometo ayudarte a amar la vida, abrazarte siempre con ternura y tener la paciencia que el amor exige, hablar cuando hagan falta palabras y compartir el silencio cuando no, consentir, disentir respecto al pastel de terciopelo rojo, vivir al abrigo de tu corazón y llamarlo siempre hogar.

Prometo amarte locamente en todas las facetas de tu vida, ahora y siempre, prometo no olvidar jamás que este es un amor único en la vida y saber siempre, en lo más profundo de mi alma, que no importa que desafíos puedan separarnos, siempre hallaremos la forma de volver a unirnos”.

Fábula: el amor y el tiempo

“Había una vez una isla muy linda y de naturaleza indescriptible, en la que vivían todos los sentimientos y valores del hombre: el Buen Humor, la Tristeza, la Sabiduría… como también, todos los demás, incluso el Amor.

Un día se anunció a los sentimientos que la isla estaba por hundirse. Entonces, todos prepararon sus barcos y partieron. Únicamente el Amor quedó esperando solo, pacientemente, hasta el último momento.

Cuando la isla estuvo a punto de hundirse, el amor decidió pedir ayuda. la Riqueza pasó cerca de el Amor en una barca lujosísima y el Amor le dijo: “Riqueza… ¿me puedes llevar contigo?” «No puedo porque tengo mucho oro y plata dentro de mi barca y no hay lugar para ti, lo siento, Amor…»

Entonces, el Amor decidió pedirle al Orgullo que estaba pasando en una magnífica barca: “Orgullo te ruego… ¿puedes llevarme contigo? «No puedo llevarte Amor… respondió el Orgullo: Aquí todo es perfecto, podrías arruinar mi barca y ¿cómo quedaría mi reputación?»

Entonces, el Amor dijo a la Tristeza, que se estaba acercando: “Tristeza te lo pido, déjame ir contigo”. No Amor… respondió la Tristeza. Estoy tan triste que necesito estar sola».

Luego, el Buen Humor pasó frente al Amor, pero estaba tan contento que no sintió que lo estaban llamando. De repente una voz dijo: “Ven Amor, te llevo conmigo”. El Amor miró a ver quien le hablaba y vio a un viejo. El Amor se sintió tan contento y lleno de gozo que se olvidó de preguntar el nombre del viejo. Cuando llegó a tierra firme, el viejo se fue. El Amor se dio cuenta de cuánto le debía y le preguntó al Saber: “Saber, ¿puedes decirme quién era este que me ayudó?”. “Ha sido el Tiempo”, respondió el Saber, con voz serena. «¿El Tiempo?», se preguntó el Amor. «¿Por qué será que el tiempo me ha ayudado?». «Porque solo el Tiempo es capaz de comprender cuán importante es el Amor en la vida”.»

Lecturas para bodas del gran Sabina…

Joaquín Sabina – Noches de Boda

“Que el maquillaje no apague tu risa,

que el equipaje no lastre tus alas,

que el calendario no venga con prisas,

que el diccionario detenga las balas.

Que las persianas corrijan la aurora,

que gane el quiero la guerra del puedo,

que los que esperan no cuenten las horas,

que los que matan se mueran de miedo.

Que el fin del mundo te pille bailando,

que el escenario me tiña las canas,

que nunca sepas ni cómo, ni cuándo,

ni ciento volando, ni ayer ni mañana.

Que el corazón no se pase de moda,

que los otoños te doren la piel,

que cada noche sea noche de bodas,

que no se ponga la luna de miel”

lecturas para bodas civiles

Lecturas para bodas civiles. Visto en Pinterest

Victor Hugo – Cuando por fin se encuentran dos almas

«Cuando por fin se encuentran dos almas, que durante tanto tiempo se han buscado una a otra entre el gentío. Cuando advierten que son parejas, que se comprenden y corresponden, en una palabra, que son semejantes, surge entonces para siempre una unión vehemente y pura como ellas mismas. Una unión que comienza en la tierra y perdura en el cielo. Esa unión es amor, amor auténtico, como en verdad muy pocos hombres pueden concebir, amor que es una religión, que deifica al ser amado cuya vida emana del fervor y de la pasión y para el que los sacrificios más grandes son los gozos más dulces».

Mario Benedetti – Te quiero

«Tus manos son mi caricia, mis acordes cotidianos

te quiero porque tus manos trabajan por la justicia

si te quiero es porque sos mi amor, mi cómplice y todo,

y en la calle, codo a codo, somos mucho más que dos,

tus ojos son mi conjuro contra la mala jornada,

te quiero por tu mirada que mira y siembra futuro.

Tu boca, que es tuya y mía, tu boca no se equivoca,

te quiero porque tu boca sabe gritar rebeldía,

si te quiero es porque sos mi amor, mi cómplice y todo,

y en la calle, codo a codo, somos mucho más que dos,

y por tu rostro sincero y tu paso vagabundo,

y tu llanto por el mundo porque sos pueblo, te quiero

y porque amor no es aureola, ni cándida moraleja,

y porque somos pareja que sabe que no está sola,

te quiero en mi paraíso es decir

que en mi país la gente viva feliz aunque no tenga permiso,

si te quiero es porque sos mi amor, mi cómplice y todo,

y en la calle ,codo a codo, somos mucho más que dos»

Poemas para las lecturas ceremonia civil.

Pablo Neruda – Poema XII

«Para mi corazón basta tu pecho,

para tu libertad bastan mis alas.

Desde mi boca llegará hasta el cielo

lo que estaba dormido sobre tu alma.

Es en ti la ilusión de cada día.

Llegas como el rocío a las corolas.

Socavas el horizonte con tu ausencia.

Eternamente en fuga como la ola.

He dicho que cantabas en el viento como los pinos y como los mástiles.

Como ellos eres alta y taciturna.

Y entristeces de pronto como un viaje.

Acogedora como un viejo camino.

Te pueblan ecos y voces nostálgicas.

Yo desperté y a veces emigran y huyen

pájaros que dormían en tu alma»

– Enamórate de alguien

«Enamórate de alguien que te ame, que te espere, que te comprenda aún en la locura; de alguien que te ayude, que te guíe, que sea tu apoyo, tu esperanza, tu todo.

Enamórate de alguien que no te traicione, que sea fiel, que sueñe contigo, que sólo piense en ti, en tu rostro, en tu delicadeza, en tu espíritu y no en tu cuerpo o en tus bienes.

Enamórate de alguien que te espere hasta el final, de alguien que sea lo que tú no elijas, lo que no esperes. Enamórate de alguien que sufra contigo, que ría junto a ti, que seque tus lágrimas, que te abrigue cuando sea necesario, que se alegre con tus alegrías y que te dé fuerzas después de un fracaso.

Enamórate de alguien que vuelva a tí después de las peleas, después del desencuentro; de alguien que camine junto a ti, que sea un buen compañero, que respete tus fantasías, tus ilusiones.

No te enamores del amor, enamórate de alguien que esté enamorado de ti. Enamórate de alguien que te ame»

– El País del Matrimonio

“…nuestra vida me recuerda a una selva en la cual hay un gracioso descampado y en éste una casa, un huerto y un jardín, con agradables sombras, y flores, rojas y amarillas en el sol, un patrón hecho en la luz Por la luz para volver. La selva es mayormente oscura, esa es la forma de haber hecho día tras día, la oscuridad más abundante que la luz y más bendecida, puesto que permaneceremos lo suficientemente valientes para seguir.”

¿Qué os han parecido todos estas lecturas para bodas civiles? Nos parecen preciosos y muy románticos. Personaliza tu boda con estas lecturas para bodas civiles emotivas. No olvidéis que las lecturas para bodas civiles también podéis escribirlas vosotros. La clave radica en la simplicidad. Os aconsejamos ser directos, concisos y breves y, sobre todo, poner en vuestras lecturas para bodas civiles todo el amor que tenéis guardado para vuestras parejas.

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

X