fbpx
novios paraguas
brindis boda
Chris Evans
Búsqueda Menú

¿Es recomendable contratar un seguro de boda? Te damos todas las respuestas

Esta es la lista de deseos que puedes hacer realidad en tu boda

Chris Evans, un año de amor (secreto) con la actriz portuguesa Alba Baptista

Oscuro Claro

¿Es recomendable contratar un seguro de boda? Te damos todas las respuestas para saber si realmente necesitas asegurar el gran día o no.

Cada vez somos más conscientes de que, en la vida, pueden surgir imprevistos que nos lleven a aplazar o cancelar un evento. De este hecho no solo somos conscientes nosotros, las empresas también, de ahí la gran amplitud de seguros existentes: seguro de cancelación o de cambio de fechas en un billete de avión, cancelación gratuita en hoteles y apartamentos… ¡existen hasta seguros de cancelación en obras de teatro!

preparativos de boda qué hacer
Fotografía: Freepik

Seguros de boda: todo lo que necesitas saber

Analizando todos esos recursos, no es de extrañar que existan seguros de boda ya que, teóricamente, será uno de los días más importantes de nuestra vida y querremos asegurarnos, con una precisión exquisita, que todo salga a pedir de boca.

Cabe destacar que el año 2020 marcó un antes y un después. La llegada del Coronavirus obligó a muchos novios a aplazar, cuando no a cancelar definitivamente, su gran día. Aunque la mayoría de los proveedores optó por hacerlo de manera genuina y no incurrir en más gastos para las parejas, muchos novios aprendieron la lección y descubrieron el por qué es fundamental contratar un seguro de boda.

Contratar un seguro de boda // vestido cut out novias
Contratar un seguro de boda // Fotografía: Manuel Tabaco Fotografía

Por supuesto, hay que destacar que un seguro de bodas no es obligatorio bajo ningún concepto, aunque sí es recomendable. Sobre todo porque una boda supone un desembolso muy importante. Según los últimos datos actualizados de Crono Share, el coste medio de una boda en España para 130 invitados se sitúa alrededor de los 20.000 euros, cifra que variará ligeramente dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que se celebre dicho enlace. Aún así, se trata de una cifra muy elevada por lo que, asegurar un reembolso al menos parcial, parece bastante lógico.

preparativos de novia
Fotografía: Cecilia Álvarez-Hevia Arias de Días de Vino y Rosas

Al organizar una boda, la mayoría de la parejas son conscientes plenamente de la cantidad de cosas que pueden salir mal en su gran día. Aunque hay cosas que no se pueden solventar, sí que existen riesgos que se pueden cubrir para minimizar el daño:

  • Renuncia de un proveedor de servicios el mismo día de la boda sin posibilidad de reemplazo.
  • Falta de disponibilidad de locales debido a desastres naturales.
  • Imposibilidad de acudir al lugar de la boda con motivo de huelga de transportes, cancelación de un vuelo… del mismo modo que una huelga de transportistas con respecto al catering estaría cubierta.
  • Enfermedad, accidente o muerte del futuro cónyuge o de un familiar.
  • Cobertura de robo, pérdida y vandalismo.
  • Seguro de Responsabilidad Civil por los daños que se puedan ocasionar a terceros.

De esta manera, es posible que si, por ejemplo, a tan solo dos días de la boda, se pierden las alianzas, si lo has contratado, tu seguro podría solucionarlo. De la misma manera que si alguno de los anillos resulta defectuoso, entraría dentro del seguro contratado.

ideas de cómo llevar los anillos de boda
Fotografía: Fotógrafos: Franco Gribodo y The Ivory Roses

Ventajas de contratar un seguro de boda

Contratar un seguro de boda // Fotografía: Caleidoscopia
Contratar un seguro de boda // Fotografía: Caleidoscopia

Cuando contratas un seguro de cancelación de boda, la aseguradora se compromete a devolver el dinero si la boda se cancela por motivos ajenos a la pareja. Vamos a descubrir la mayor parte de motivos que engloban las aseguradoras:

  • Climatología adversa. Es decir, lluvia, viento, granizo, nieve, inundación… en un grado que imposibilite la ejecución de la boda.
  • La no asistencia de los artistas contratados para la boda. La incomparecencia de personajes clave en el gran día como, por ejemplo, el cantante, está asegurada. Por supuesto, el incumplimiento de un proveedor, como el catering, pero también motivos como una huelga de transportistas.
  • Causas generales. Las enfermedades graves o accidentes que incapaciten temporalmente a uno de los asegurados y, evidentemente, su fallecimiento, entran dentro de las coberturas de los seguros de cancelación de boda.
Tipos de anillos de compromiso // Fotografía: Patricia García
Fotografía: Patricia García

Esas son las principales garantías que se pueden encontrar al contratar un seguro de boda. Sin embargo, este servicio no se limita necesariamente a cubrir el riesgo de cancelación por causas imprevisibles ya que este tipo de contrato es altamente personalizable y dependerá de cada pareja asegurar lo que crea más oportuno.

Cabe destacar que los seguros de boda no cubren la ausencia de uno de los dos miembros de la pareja si lo hacen sin causas objetivas. Esto viene a decir que, si uno de los novios da plantón al otro, bajo ningún concepto se podrá recuperar el dinero invertido.

Contratar un seguro de boda // novios con pajarita
Contratar un seguro de boda // Fotógrafos: Franco Gribodo y The Ivory Roses
  • ¿Cómo elegir el mejor seguro?

Hay algunos aspectos que, según consideramos, son de vital importancia tener en cuenta en el contrato. Por ejemplo, tener muy claro cuáles son las garantías y los riesgos cubiertos así como dejar muy clara la cuantía total (la prima), que se calcula generalmente sobre la base de los gastos incurridos.

También es necesario tener presente qué debe acontecer para que se activen las garantías y el reembolso del contrato. Por norma general, contratar un seguro de boda es posible hasta un mes antes del “sí, quiero”. Sin embargo, hay novios que eligen contratarlo mucho antes, a fin de estar asegurados el mayor tiempo posible.

diademas para novias
Fotografía: Roberto Díaz Fotógrafo
  • ¿Cuánto cuesta contratar un seguro de boda?

Como comentábamos, depende directamente del porcentaje que se haya contratado (si es parcial o total) y del desembolso del mismo. Para una idea genérica, si una ceremonia cuesta unos 10.000 euros, la prima a pagar por el seguro de cancelación de boda será de entre 100 y 300 euros.

¿Nuestra recomendación? Contemplar la posibilidad de contratar un seguro de boda nos permitirá estar más relajados a la hora de organizar y afrontar el gran día. Haciendo hincapié en los meses en los que es más factible que se produzcan desastres naturales, periodos en los que consideramos de vital importancia contar con estos servicios así como si la boda se va a producir en un lugar en el que necesariamente se requiera de viajar en avión o en algún otro medio de transporte. Sin embargo, como siempre, la última palabra la tienen los novios.

Y tú, ¿contratarías un seguro de boda?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Relacionadas