fbpx
Oscuro Claro

Ana Boyer y su marido, Fernando Verdasco, han disfrutado este pasado fin de semana de la boda de Laura, prima del tenista, y donde Ana se ha coronado como la invitada perfecta

La familia de Fernando Verdasco disfrutó de una celebración preciosa por la boda de Laura, prima del tenista, que ha dado el “sí, quiero” a su pareja, Mariano Conde, con el que tiene una hija. El enlace ha reunido a la familia Verdasco y no ha podido faltar también Ana Boyer, pero también otros conocidos como la actriz Dafne Fernández, que salió en el pasado con Fernando.

Esta boda se ha hecho esperar ya que la pareja esperaba casarse en julio de 2o2o. La pandemia los obligó a posponerla a septiembre de ese mismo año, pero tampoco pudo llevarse a cabo. Finalmente, este sábado se convirtieron en marido y mujer y la pareja pudo cumplir su sueño. La pequeña fue la protagonista del gran día, ya que acompañó a su madre al altar en brazos de su abuelo. La novia estaba muy emocionada y no es para menos. Lució un vestido de manga larga con un gran escote en la espalda, cola y largo velo. Después de la ceremonia, los invitados y los novios se trasladaron al restaurante La Cañada, en Boadilla del Monte, donde disfrutaron de una romántica y bonita velada.

Pero si hay algo que también ha llamado la atención de esta boda es la elección del look de Ana Boyer para la ocasión. La menos de la Preysler se ha convertido en una de las invitadas mejor vestidas.

El look de Ana Boyer

Estamos acostumbrados a que Ana Boyer acierte de lleno con sus looks. En su última aparición nos sorprendió con un vestido de margaritas de Oscar de la Renta que nos enamoró por completo.

Pero en esta boda lo ha vuelto a hacer. Ha escogido un vestido de largo midi, con vuelo y cintura marcada con un cinturón para realzar y estilizar su silueta. Un vestido en color verde oliva con estampado floral étnico en tonos beige, que ha completado con un bolso de rafia y sandalias cruzadas en beige.

Y es que los vestidos de tirantes con escote corazón son perfectos para las bodas más veraniegas. El diseño lo firma Johanna Ortiz. Bolso de Zahati y zapatos de verano de Lola Cruz, de piel. Para completar este lookazo, joyas de Rabat.

¿Nos puede gustar más? ¡Es ideal!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas