ESTÁS EN:

Uno de los temas más delicados al hablar de las parejas es el de la infidelidad y sus grandes preguntas: “¿puede una persona cambiar?”, “¿puede una persona perdonar?”

 

Pues hoy respondemos a esas grandes cuestiones de la mano de la ciencia. Si bien es cierto que, como punto de partida, hay que aceptar que cada relación es un mundo, existirían ciertas pautas en común que podrían responder a esas cuestiones.

Personas infieles

Fotografía: Pixabay

La ciencia ha hablado sobre uno de los grandes temas: la infidelidad

La terapeuta Carine Goldstein lo tiene claro: “es posible que una pareja arregle sus problemas luego de un engaño[…] Si el infiel puede tomar responsabilidad por lo que hizo, después de terapia personal y en pareja, puede ser fiel. Más que eso, necesita entender lo que ha causado esta fractura en su relación y lo que lo impulsó a engañar”.

enfadarse es bueno para nuestra salud

Fotografía: Pedro Sobrado

Esto viene a decir que las personas infieles, en un primer momento, temen la reacción de su pareja. Sin embargo, más allá del enfado, no logran ver el dolor y la inseguridad que han provocado en la otra persona.  En relación a esto, Liz Higgins, terapeuta en Texas, señala que “si hombre y mujer tienen la mente abierta, es posible que pueda rescatarse la relación y superar la infidelidad”.

Sin embargo, hay otro tipo tipo de personas infieles: las que culpan a su pareja de haberles llevado ese extremo. Es decir, en este tipo se encontrarían aquellas personas que se justifican con frases como “ya no era como antes”, “no me atraes lo suficiente” o “no me satisfaces como necesito”. En este punto, la terapeuta de matrimonios y familias Sheri Meyers tiene una opinión clara: ese tipo de infieles jamás cambiará. “Hasta que un infiel no tome completa responsabilidad de sus actos, sin culpar a los demás, este comportamiento no se detendrá. Si culpan a su pareja, las probabilidades dicen que lo volverá a hacer”.

pareja en la playa

Fotografía: Pixabay

La psicóloga clínica, Natalia Gurdian, hace hincapié también en la otra persona y en el perdón. La sociedad en sí está muy arraigada a frases como “un infiel siempre será infiel” o “si lo ha hecho una vez, lo hará más” y cuando tenemos en mente estos prejuicios es muy difícil que el perdón llegue. Por ello, la psicóloga afirma que estas frases son falsas ya que lo necesario para que un infiel deje de serlo es que admita sus errores, que no busque culpables y casi lo más importante, que entienda el dolor que le ha causado a la otra persona.

En conclusión, a la pregunta “¿puede una persona cambiar?”, la respuesta es sí, y la principal razón para hacerlo es que quiera hacerlo y seguir fortaleciendo su relación. En cuanto a la segunda pregunta, “¿puede una persona perdonar?”, la respuesta también sería afirmativa, después de tomarse un tiempo para sanar y, sobre todo, después de tomarse un tiempo para que su pareja le demuestre que realmente ese suceso, jamás volverá a suceder.

HAZ CLIC AQUÍ Y DESCUBRE NUESTRA NUEVA REVISTA:
ESTA VEZ GRATIS, ONLINE E ¡INTERACTIVA!


Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

X