ESTÁS EN:

La boda de Carla Bruni y Nicolás Sarkozy se produjo tan solo 6 meses después de haberse conocido. Un enlace inesperado por todos que rejuveneció al ex presidente de Francia. Esta es su historia. 

 

Corría el año 2007 cuando Nicolás Sarkozy se estaba divorciando de su segunda esposa, Cécilia Attias, después de casi 10 años de matrimonio y un hijo en común, Louis. El 13 de noviembre de 2007, su amigo el publicista Jacques Séguéla, le preparó una cita a ciegas. Por su puesto, ese día Séguéla no olvidó de buscar en su agenda de contactos a la ex modelo y cantante, Carla Bruni.

Boda de Bruni y Sarkozy

Cómo se conocieron Carla Bruni y Nicolás Sarkozy

En las declaraciones recogidas en el libro Nicolas Sarkozy and Carla Bruni: The True Story, todos los asistentes que se reunieron en esa cita a ciegas previa a la boda de Carla Bruni y Nicolás Sarkozy, coinciden en lo mismo: fue amor a primera vista. En palabras del mismo Séguéla: “Vi la conexión en el momento en el que se conocieron. Fue eléctrico. El amor a primera vista es un milagro. Es totalmente sincero, profundo, inesperado y brutal. Otro de los allí presentes, el ex ministro de educación Luc Ferry confesaría: “Muy pronto vimos que Nicolás solo tenía ojos para la mujer sentada a su derecha. Incluso le dio la espalda a la esposa de Séguéla. A menudo el pelo de Carla rozaba el hombro del Presidente. Él solo hablaba para ella”.

 Carla Bruni y Nicolás Sarkozy

Carla Bruni y Nicolás Sarkozy

Después de hablar toda la noche, llegó el momento de la retirarse. Carla le preguntó a Sarkozy si tenía coche. Todos los presentes dibujaron una sonrisa: claro que tenía auto, la limusina presidencial con chofer incluido. Todos se retiraron pero antes, la cantante le dio su número de teléfono a Sarkozy. Esa misma noche el teléfono de Carla sonó y ambos acordaron volver a reunirse la siguiente noche. Fue el primer encuentro que precedió la boda de Carla Bruni y Nicolás Sarkozy.

La polémica sobre la vida privada de Sarkozy y Bruni

Después de aquella cita a ciegas, se juntaron dos mundos aparentemente opuestos. Por su parte, Sarkozy había sido recientemente elegido Presidente de Francia. Sin embargo, su vida privada estaba rodeada de polémica. Antes de la boda de Carla Bruni y el presidente, Sarkozy había estado casado, dos veces. Su anterior matrimonio con Cécilia Attias estuvo en el punto de mira desde el primer momento y es que ese amor surgió de otro amor completamente distinto. En 1982, Nicolas Sarkozy se casaba con Marie-Dominique Culioli, la madre de sus dos hijos Pierre y Jean. En 1984, Sarkozy asistía a la boda de la que sería su futura esposa, Cécilia Attias. La joven se casaba con el presentador de televisión, Jacques Martín. Fue en ese momento cuando Sarkozy se enamoró de ella: mientras se oficiaba una boda con un marido que no era él. Para más inri, Cécilia estaba embarazada y, el 22 de agosto nació Judith Martin, la hija de Cécilia y Jacques cuyo padrino fue nada más y nada menos que Nicolás Sarkozy.

NCécilia Attias

Cécilia Attias

Sin embargo, a Carla Bruni también la rodeaba el mundo de la fama: ex modelo y cantante, era una chica bella, culta y proveniente de una familia rica de Turín, Italia. Sin embargo, la vida de Bruni no había sido fácil. Cuando Carla tenía 28 años, su padre falleció no sin antes contarle, en su lecho de muerte, que él no era su padre biológico. Los padres de la cantante llevaban toda la vida juntos pero, durante varios años, mantuvieron una relación abierta. Marisa, la madre de Carla, tuvo un romance con un joven músico, que sería el verdadero padre de la cantante. Sin embargo, tomaron la decisión de no contarle nada a su hija.

Carla Bruni joven

Carla Bruni joven

La vida amorosa de Carla también fue muy conocida. En primer lugar, por su romance con el músico Eric Clapton. Ambos compartían una historia de amor cuando Mick Jagger se interpuso en su camino. “Mick, por favor, esta vez no. Creo que estoy enamorado”, le diría Clapton a Jagger en el backstage de uno de sus conciertos.

Carla Bruni

Carla Bruni

Sin embargo, su súplica no serviría de nada. Mick Jagger y Carla Bruni comenzaron a verse a escondidas dejando a Eric Clapton abandonado en el andén. Por su parte, Jerry Hall continuaba perdonando las continuas infidelidades de Mick Jagger, su esposo.

Eric Clapton

Eric Clapton

Sin embargo, sería en el año 2000 cuando Carla Bruni conoció al que pensaba que era su verdadero amor: Raphael Enthoven. La boda de Carla Bruni llegaría con el cambio de siglo, pero no sería con Raphael. Tuvieron un hijo: Aurélien. Pero el amor duró hasta el año 2007, meses después, sucedió la famosa cita a ciegas en noviembre con Nicolás Sarkozy. Tan solo un mes después, en diciembre de 2007, Nicolás Sarkozy y Carla Bruni se dejaron fotografiar por la prensa en DisneyLand París, en compañía de sus respectivos hijos y de la madre de Carla. La boda de Carla Bruni y Nicolás Sarkozy se aproximaba sin que nadie lo supiera.

La boda de Carla Bruni y Nicolás Sarkozy

La cantante nunca había tenido problema en reconocer que había tenido “muchos” amantes. Sin embargo, el primer ministro de Francia no quería eso para su vida. “En el Elíseo no puede haber lugar para una compañera, una novia, una prometida. No es solo una cuestión de tradición, de burguesía, de machismo mal digerido. Es simplemente amar, respetar y proteger todo lo que amamos”, escribía Nicolás en sus memorias. Pocas semanas después de conocerse, el Presidente hincaba rodilla para pedir matrimonio a Carla Bruni. “Tuvo la amabilidad de no tomarme como un loco”, bromeaba Sarkozy.

Carla Bruni y Nicolás Sarkozy

Carla Bruni y Nicolás Sarkozy

La boda de Carla Bruni y Nicolás Sarkozy llegó el 2 de febrero de 2008, en una ceremonia celebrada en el propio palacio de El Elíseo. La boda de Carla Bruni con el Presidente de Francia no contó con una lista innumerable de invitados, ni siquiera con la presencia de la prensa: fue totalmente secreta. Después, celebraron una pequeña fiesta en el restaurante La Lanterne.

Boda de Carla Bruni y Nicolás Sarkozy

Boda de Carla Bruni y Nicolás Sarkozy

Después de la boda de Carla Bruni y Sarkozy, la cantante se instaló en el Elíseo. Todo parecía ir sobre ruedas. “Hace que el presidente sea más deseable, más moderno”, contaba su Celestina Séguéla. “Francia necesita modernidad, talento, inteligencia. Es como Jack y Jackie. Como Rainero y Grace Kelly. Una nueva pareja mundial!”. El culmen de la boda de Carla Bruni y Nicolás Sarkozy llegaría en 2011 con el nacimiento de su primera hija, Giulia. Sin embargo, tan solo un año más tarde, Sarkozy era derrotado por Hollande, quien se convertiría en el Presidente de Francia.

Carla Bruni y Nicolás Sarkozy con Giulia

Carla Bruni y Nicolás Sarkozy con Giulia

Después de 8 años tras la boda de Carla Bruni y Nicolás Sarkozy, el presidente se trasladó a vivir a casa de Carla para mantenerse en un segundo plano en el mundo político pero intentó regresar en las elecciones de 2016, quedando en tercer puesto en las primarias. Desde ese momento, las acusaciones a su persona sobre corrupción y tráfico de influencias no han cesado. Entre ellas, destaca la del año 2007 en la que se sostiene que el Presidente habría recibido financiación ilegal para su campaña por parte del dictador libio Gadafi.

Carla Bruni y Nicolás Sarkozy

Boda de Carla Bruni y Nicolás Sarkozy

“El año 2007 fue rico en acontecimientos para mí”, escribía el ex presidente en sus memorias. “Fui elegido presidente de la República. Me divorcié. Conocí a Carla. Todo eso en menos de seis meses. Puede decirse que fue el año decisivo de mi existencia. Todavía hoy, a veces nos preguntamos, Carla y yo, por qué hemos tenido tanta suerte”. Después de 13 años desde la boda de Carla Bruni y Sarkozy, la pareja sigue manteniendo viva esa llama que les unió en 2007 y regalándose momentos de complicidad, alegría y, sobre todo, mucho amor.

Carla Bruni y Nicolás Sarkozy

Boda de Carla Bruni y Nicolás Sarkozy

TAGS:
HAZ CLIC AQUÍ Y DESCUBRE NUESTRA NUEVA REVISTA:
ESTA VEZ GRATIS, ONLINE E ¡INTERACTIVA!


Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

X