fbpx
Oscuro Claro
Texto: Andrea Pérez Catalán. Hoy, queremos dar un vuelco a nuestra sección de bodas e ir más allá de la típica historia con la boda de Carmen y Francisco. ¿Cuál es la…
Texto: Andrea Pérez Catalán. Hoy, queremos dar un vuelco a nuestra sección de bodas e ir más allá de la típica historia con la boda de Carmen y Francisco. ¿Cuál es la novedad? Queremos contaros la boda desde un fotomatón, porque hoy nuestro fotógrafo protagonista no es nada más ni nada menos que un fotomatón de lujo (y no uno cualquiera, un fotomatón de Oh!Fotomatón, nuestra empresa favorita del momento). Los fotomatones nupciales están arrasando y pisan fuerte como tendencia en el sector, dejándonos fotografías únicas y de lo más divertidas.

Una boda vista desde un fotomatón
Foto: Oh!Fotomatón

La boda de Carmen y Francisco

En un rincón de la finca El Cortijo de Chamorro (Sevilla), se dejaba ver, alumbrado con focos, un telón de fondo que rezaba por ser el “juguete” de la celebración de los invitados. El objeto en cuestión, prometía ser el protagonista junto a los verdaderos intérpretes de la boda: Carmen y Francisco.

Una boda vista desde un fotomatón
Foto: Oh!Fotomatón
Una boda vista desde un fotomatón
Foto: Oh!Fotomatón

Estos últimos se conocieron en una entrevista de trabajo que el mismo Francisco realizó a Carmen. Después de entrar a trabajar con él, la relación de compañeros se hizo más fuerte provocando un flechazo de amor que les llevó a ser marido y mujer el día 13 de junio de 2015, en Sevilla, bajo la atenta mirada de sus familiares y amigos.

Una boda vista desde un fotomatón
Foto: Oh!Fotomatón
Una boda vista desde un fotomatón
Foto: Oh!Fotomatón
Una boda vista desde un fotomatón
Foto: Oh!Fotomatón

Familiares y amigos con los que la novia, vestida de un precioso diseño de Pronovias, no dudó en fotografiarse. Instantáneas que capturaron su precioso vestido de crepe de seda, espalda abierta y cuerpo transparente con incrustaciones de pedrería. Un look nupcial actual y elegante que supo combinar a la perfección con una trenza que quedaba rematada bajo un recogido detallado con una pequeña peineta (con forma de trenza metálica plateada y con brillantes.

Una boda vista desde un fotomatón
Foto: Oh!Fotomatón

Hay muchos tipos de fotografías de boda, pero sin lugar a duda, las fotos de fotomatón son siempre las más divertidas. Ofrecen la posibilidad de expresarse tal y como es cada uno y siempre brindan momentos divertidos en grupo o románticos. Recuerdos preciosos en papel que recomendaremos siempre y conservaremos para la posteridad.

Una boda vista desde un fotomatón
Foto: Oh!Fotomatón
Una boda vista desde un fotomatón
Foto: Oh!Fotomatón

Instantáneas como ésta, donde se deja ver con su madre, para ella la mejor vestida, con un diseño también de Pronovias en color verde agua con detalles plateados y escote triangular bajo una funda transparente, también detallada con los mismos motivos que el vestido.

Una boda vista desde un fotomatón
Foto: Oh!Fotomatón
Una boda vista desde un fotomatón
Foto: Oh!Fotomatón
Una boda vista desde un fotomatón
Foto: Oh!Fotomatón
Una boda vista desde un fotomatón
Foto: Oh!Fotomatón

Detalles de la boda

La decoración del fotomatón, elegante y abierta, encajaba completamente con la temática de la boda: romántica y vintage. Romántica por su precioso salón donde se dejaban ver las mesas, con mantelería lisa en color arena, y los meseros, con cada uno de los nombres de los invitados. Y el toque vintage lo aportó una churrería que amenizó la fiesta y dejó a más de uno con el estómago lleno.

Una boda vista desde un fotomatón
Foto: Oh!Fotomatón
Una boda vista desde un fotomatón
Foto: Oh!Fotomatón

¿Por qué nos gusta? El jardín quedó impregnado de una luz cegadora, de risas continuas e ilusión debido al fotomatón, que hacía su presencia junto a su attrezzo, personalizado y a gusto de Carmen y Francisco, como con bigotes, gafas gigantescas, sombreros… Los invitados se llevaron de recuerdo instantáneas únicas y diferentes.

Una boda vista desde un fotomatón
Foto: Oh!Fotomatón

No lo dudes, si tú también quieres una celebración divertida y muy especial, hazte con este objeto tan preciado de Oh!Fotomatón. Un recuerdo personalizado y muy especial. Su servicio es de lo más exclusivo y completo pues completan siempre las fotos con un logo personalizado y un álbum. Aunque por regla general, ellos diseñan los logos de las fotos a los novios, en este caso la pareja ya lo tenía, pues lo hizo un ilustrador amigo suyo (Alberto Jurada) y el resultado fue impresionante.

Una boda vista desde un fotomatón
Foto: Oh!Fotomatón
<div class=”tagsPost”> <span> </span> </div><span class=”titleRelated”> </span>
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas