fbpx
Oscuro Claro

Existe un juego de colores sólidos como el amarillo, rosa, rojo y azul que representan a una mujer fuerte y contemporánea. Así es su nueva propuesta para 2020. 

 

La firma se caracteriza por el empleo del volumen y la importancia de la silueta femenina. Para esta colección 2020, la inspiración proviene de la cultura asiática en volúmenes que crean lazos, vestidos largos con un patronaje trabajado, bordados de dragones con técnicas artesanales delicadas y estampados rojos florales que nos transportan a otro continente.

Existe un juego de colores sólidos como el amarillo, rosa, rojo y azul que representan a una mujer fuerte y contemporánea. Estos colores están siempre presentes en la silueta de la mariposa que representa la transformación y cambio constante del siglo XXI, además de ser un símbolo de libertad.

El resultado es la creación de vestidos más cercanos a la alta costura que al prêt-à-porter, teniendo como objetivo hacer ver y sentir la importancia de las prendas bien hechas.

Isabel Sanchís en la VBBFW19

Isabel Sanchís nació en Valencia en 1956. Durante su adolescencia realizaba diversos diseños para sus amigas, y pronto abrió un pequeño taller donde diseñaba y confeccionaba prendas a medida.

En 1990 presentó su primera colección y empezó a trabajar con tiendas cercanas a su lugar de residencia, y muy pronto comenzó una próspera expansión a nivel nacional, llegando cada vez a más puntos de venta de boutiques especializadas.

En la actualidad está presente en más de 40 países como Italia, Francia, Suiza, EE.UU, Singapur, Panama, Sudáfrica, entre otros.

Isabel Sanchis emplea técnicas tradicionales con una sensibilidad moderna, creando piezas muy femeninas para una mujer contemporánea.

El objetivo de Isabel Sanchis Couture siempre ha sido y será magnificar la feminidad trabajando con mimo los mejores materiales escogidos, con bordados exclusivos y un patronaje muy preciso. Es característico de la firma el arte del volumen y la silueta femenina.

Los diseños de Isabel Sanchis se confeccionan en su propio taller que cuenta con más de 40 empleados, donde se crean colecciones llenas de fantasía que se adaptan a cada tipo de mujer, manteniendo la elegancia y la sofisticación. Uno de los objetivos de la marca es hacer sentir la importancia de las prendas bien hechas.

La sede de la empresa está ubicada en Benaguasil, Valencia, donde se elaboran los diseños, la producción y envío de cada pieza, personalizando cada diseño para cada uno de sus clientes, ofreciendo un servicio cuidadosamente revisado, acabado e inmediato.

La excelencia, exclusividad, armonía y feminidad son sellos inequívocos de un trabajo exquisitamente confeccionado y terminado.

¿Preparados?

Isabel Sanchís
Isabel Sanchís

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas