ESTÁS EN:

shares

Si estás indecisa sobre tus planes posteriores a la boda, sigue leyendo para conocer los pros y los contras de las honeymoon y las mini-moon. Existen muchas razones para elegir un tipo u otro de luna de miel.

 

¿Conoces las diferencias entre estos dos tipos de luna de miel? Cada vez más parejas optan por la versión mini-moon: viajes más cortos pero intensos, inmediatamente después de la boda y que se realizan más cerca de casa.  Conocer los pros y los contras de cada uno de ellos te ayudará a decidir cuál es el más adecuado para ti.

mini-moon

Foto: Visto en Pinterest

Honeymoon

VENTAJAS
– Ofrece un gran descanso tras la boda
Planear una boda, al margen de sus dimensiones, absorbe mucha energía. Salir de la ciudad y tomarse unas vacaciones es una excelente manera de comenzar la nueva vida de casados y de eliminar el estrés posterior al gran día.

– Permite disfrutar de suficiente tiempo a solas
Independientemente del tipo de viaje elegido, ya sea haciendo turismo o descansando en un resort con todo incluido, es una magnífica oportunidad para pasar tiempo a solas con tu pareja.

mini-moon

Foto: Visto en Pinterest

– Es una oportunidad de visitar un destino de ensueño
En vuestra luna de miel tenéis la excusa perfecta para ir a por todas. Podéis visitar un lugar con el que siempre habéis soñado. Solo tenéis que elegir el destino y listo. Si el presupuesto es un inconveniente, siempre podéis posponer la luna de miel para ahorrar algo de dinero y realizar el gran viaje coincidiendo, por ejemplo, con vuestro primer aniversario.

– Completa tu sueño de boda
Si siempre soñaste con una boda que incluyese una gran despedida de soltera y una magnífica luna de miel, esta parte del plan será tan importante como el resto, y completará tu experiencia soñada.

– Los regalos de bodas pueden contribuir a financiarla
Si los invitados a la boda os regalan dinero en efectivo, podéis destinarlo a realizar el viaje soñado.

INCONVENIENTES
– Gastaréis bastante dinero tras el desembolso de la boda
A veces planear una luna de miel puede resultar abrumador, si se tiene en cuenta el gasto que implica la boda en sí. Cada detalle suma dinero, y esto os puede resultar incómodo.

– Faltar al trabajo puede ser un problema
Dependiendo del tipo de trabajo, y sobre todo si te has tomado algunos días libres antes de la boda, ausentarte dos semanas fuera de la temporada de vacaciones, o sumar estas dos semanas a las vacaciones anuales, puede ser un problema. Puede ocasionar retrasos en las tareas, y esto, estresarte durante el viaje, evitando que sea la escapada relajante que deseas.

Mini-moon

VENTAJAS
– Gastaréis menos dinero
Sin lugar a dudas, escaparos unos días a la playa os costará mucho menos que una escapada tropical. Si no tenéis demasiado presupuesto, pero no queréis renunciar a pasar unos días de descanso juntos antes de volver a la realidad, esta puede ser una buena opción.

– Podéis viajar a un destino próximo que siempre hayáis querido visitar
¿Hay alguna zona costera o alguna isla nacional que siempre habéis deseado conocer? En España hay sitios preciosos para visitar en pareja. Aprovechad la ocasión para hacerlo. No perderéis tanto tiempo en vuelos y os permitirá disfrutar igualmente de un agradable tiempo de relax juntos.

mini-moon

Foto: Visto en Pinterest

– Podéis sacar partido a vuestra creatividad
Un pequeño presupuesto puede dar mucho juego. Por ejemplo, podéis reservar un magnífico Airbnb en una ciudad que os apetezca explorar, o recorrer la península en una autocaravana, durmiendo en sitios increíbles. ¡Hay muchas maneras de usar el dinero para disfrutar de una aventura increíble!

– Os podrán acompañar vuestros hijos y mascotas
Este puede ser un pro o un contra, dependiendo de lo que esperéis de vuestra escapada post boda. Si tenéis niños pequeños y os encanta compartir con ellos vuestras experiencias, o si os gusta llevaros de viaje a vuestro perro, podéis buscar un alojamiento familiar. Os evitará tener qué pensar con quién dejarlos en vuestra ausencia.

– Os permitirá ahorrar para un gran viaje posterior
Si pensáis que no es el momento de realizar un gran desembolso en una gran honeymoon, pero no queréis renunciar a ella, tomar unas mini vacaciones justo después de la boda os quitará el gusanillo, y os permitirá posponer el gran viaje para cuando estéis más desahogados.

mini-moon

Foto: Visto en Pinterest

– Os permitirá acumular más días de vacaciones para un viaje futuro
¿Habéis gastado parte del permiso destinado a la luna de miel unos días antes de la boda? Contar ahora con menos días puede ser un inconveniente para realizar el viaje soñado. Tomaros ahora unos días y sumar el resto a vuestras vacaciones anuales puede ser una buena idea.

INCONVENIENTES
– No tendréis muchos días para desestresaros de la boda
La mini-moon puede ser insuficiente para cambiar el chip y olvidaros de los nervios y el estrés de la boda. Puede que en esos días no lleguéis a sentiros 100% relajados.

– Al estar más cerca de casa, es posible que no desconectéis del todo
A vuestra familia y a vuestros jefes les resultará más sencillo contactar con vosotros que si ponéis más tierra (y mar) de por medio.

mini-moon

Foto: Visto en Pinterest

– Es posible que visitéis alguna ciudad que ya conozcáis
Si sois una pareja viajera, es posible que ya conozcáis alguna de las etapas de vuestra mini-moon. Esto os puede resultar más o menos molesto. Muchas parejas esperan visitar sitios nuevos en su luna de miel.

– Puedes sentirte defraudada
Si siempre soñaste con una gran luna de miel, esta alternativa puede hacerte sentir defraudada. Aunque pienses que es la mejor opción ahora, puede parecerse demasiado a una escapada de fin de semana, y eso no es lo que habrías deseado para el inicio de tu vida de casada.

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

X