ESTÁS EN:

shares

Ya conocíamos la noticia de su futuro enlace temático basado en la serie en la que ambos trabajan, en la que se conocieron y en la que se enamoraron. Kit Harington y Rose Leslie: la pedida de mano y sus anécdotas sobre cómo fue el momento. 

 

La pedida de matrimonio es un momento que siempre queda para el recuerdo. Se trata de un acto pensado con antelación y en el que las sorpresas terminan en un ‘sí, quiero‘ que será el principio de una nueva etapa.

Que se lo digan a la pareja de actores más famosa de Juego de Tronos. Ya conocíamos la noticia de su futuro enlace y  de los detalles de cómo será –una boda temática, basada en la propia serie, no podía ser de otra forma–.

Los nervios del instante, la adrenalina y el ímpetu por que todo saliera tal y como lo tenía planeado le jugaron una mala pasada al actor. Kit Harington se vio superado y tuvo que improvisar la pedida de mano a Rose Leslie. «Había planeado todo para que fuese perfecto. Estábamos pasando unos días en el campo. Iba a colgar luces en los árboles y a hacer cosas románticas que suelen acompañar a la petición», explicaba a la prensa el actor que da vida al personaje Jon Snow.

Kit Harington y Rose Leslie: la pedida de mano

Kit Harington y Rose Leslie: la pedida de mano

 

Pero al final se adelantó. «La noche de antes estábamos los dos bajo un cielo estrellado, sentados cerca de una hoguera y con una botella de vino al lado. Y no pude reprimirme. Se lo solté«, confesaba emocionado.

Y Rose Leslie, a pesar de la improvisación y sin haberlo sospechado, dijo «sí, quiero» a su pareja. Ambos se conocieron durante el rodaje de la serie para la que trabajan. Más allá de la ficción, todo el equipo de Juego de Tronos tendrá en un futuro próximo una boda real. Es sin duda, uno de los enlaces más esperados del mundo y se augura un evento multitudinario que reunirá a todo el elenco de la serie y tendrá a los fans pegados a las redes y a los medios de comunicación.

¡Vivan los novios!

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

X