fbpx
vestidos con espalda descubierta
Sì SposaItalia Collezioni 2024
Búsqueda Menú

Según la ley, el cónyuge que se dé a la “fuga” antes de la boda debe hacerse cargo de todos los gastos

Vestidos con espalda descubierta: la tendencia de invitada que también puedes lucir en invierno

Sì SposaItalia Collezioni, la feria nupcial de Milán, prepara su edición 2024

Oscuro Claro

¿Sabías este dato? En estos gastos se incluyen el catering, el hotel, la iglesia, las flores o el anillo de casados

Así es, el cónyuge que se de a la fuga sin un motivo de peso, tendrá que hacerse cargo de todos los gastos de la boda, así lo explica el abogado en derecho civil, Enrique Sainz. Estos motivos pueden ser: enterarse de una infidelidad, descubrir que tu futuro marido o mujer tiene otra familia, o que está metido en algún tema ilegal. “No vale decir que se tienen dudas o haberse dado cuenta de que ya no quieres a la otra persona o cambiar de parecer, porque eso no son causas lógicas”.

Fotografía: Imagen de Freepik

Estos gastos incluyen el catering, el hotel, los gastos de la iglesia, las flores, los invitados, la preparación, los anillos de casados o los trajes de los novios. Existen algunas dudas sobre si, en estos gastos, se incluyen el peinado o el maquillaje de novia. El abogado, en estos casos, aconseja interponer una demanda. Y es que, aunque el artículo 42 del Código Civil establece que “la promesa del matrimonio no produce obligación de contraerlo”, el 43 establece que su incumplimiento “producirá la obligación de resarcir a la otra parte de los gastos”. 

Lo que no se puede pedir es una indemnización por los daños y prejuicios, como podría ser las citas a un psicólogo para superar el mal trago. Cabe destacar que la persona afectada tiene un año para reclamar judicialmente la cancelación del enlace. Sin embargo,  la ley no menciona nada de los gastos de los invitados por lo que ellos no podrían reclamarlos.

La fuga del torero Juan Ortega

Con este artículo no podemos evitar recordar la noticia que ha protagonizado este fin de semana. El torero Juan Ortega dejó plantada a su novia a media hora de la ceremonia. Un duro golpe para la novia, la joven cardióloga Carmen Otte Alba, con quien mantenía una relación desde hace 10 años.

Juan llamó a su novia para comunicarle su decisión, sin embargo, esta no fue su primera reacción. Antes marcó el número de otra persona que fue quien le animó a no formalizar su matrimonio: el cura encargado de oficiar la ceremonia. Juan es una persona muy religiosa, por eso, se puso en contacto con el sacerdote y le contó las dudas que tenía acerca de su matrimonio. Este le aconsejó que no se casase e inmediatamente llamó a su novia y a los padres de esta para comunicar su decisión.

¿Qué habrías hecho tú en su lugar?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Relacionadas