fbpx
Oscuro Claro

La cantante Adele se casaba en el año 2012 con Simon Konecki en una boda secreta. Tan secreta que hasta el año 2017, su enlace no se hizo oficial. 

Lo cierto es que este matrimonio pasó más tiempo en la sombra puesto que, si nos enterábamos en el año 2017 que la británica estaba casada, en septiembre de 2019 Adele interponía una demanda de separación.

Adele
Adele

Los detalles del divorcio de Adele

Tras más de un año y medio, esta demanda se ha formalizado y ya conocemos los detalles de su separación. Según el portal TMZ, la cantante de 32 años no tendrá que pagar ningún gasto a su ya ex marido en concepto de pensión. Adele y Simon han acordado compartir la custodia de su único hijo, el pequeño Angelo de 8 años, por lo que tampoco se ha establecido ningún pago por su manutención.

Adele y Simon
Adele y Simon

“Están comprometidos a criar juntos a su hijo con amor”, declaraba el representante de Adele. La mayor parte del acuerdo de separación se ha mantenido en secreto. Sin embargo, fuentes cercanas a este proceso han señalado que Adele habría tenido que repartir al 50% su patrimonio con Simon ya que no existía un acuerdo prenupcial. ¿De cuánto patrimonio estamos hablando? Se estima que de la friolera de 171 millones de euros. El diario británico “The Sun” ha señalado que ese tanto por ciento variaría en función de las alegaciones presentadas por los abogados y las ganancias comunes.

Adele: de oficiante de bodas al divorcio

Adele y Simon
Adele y Simon

Aunque ambos han acordado seguir criando juntos a su hijo, el divorcio de Adele está a punto de convertirse en otra de las separaciones millonarias del momento. La cantante que actuó como wedding planner en la boda de sus amigos Alan Carr y Paul Drayton e, incluso casó a su amiga el pasado año 2020, ha firmado el divorcio con el que fuera su marido y el amor de su vida. ¿Encontrará nuevamente la cantante el amor? ¡Esperamos que la respuesta sea un sí!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas