fbpx
Oscuro Claro

Según un estudio, existen 19 tipos de sonrisas y solo 6 demuestran felicidad. Aprende a descubrir qué dice la tuya según cómo la expreses

 

La sonrisa es, como respirar, uno de los actos más instintivos y, a veces, espontáneos que hacemos como personas. Tener una sonrisa bonita y saludable puede ayudarnos en una primera cita o, contagia felicidad a quien la recibe. También sabemos que hace bien al organismo, ya que nos ayuda a liberar endorfinas y a relajarnos. Pero ¿Cuántas veces hemos oído que existen muchos tipos de sonrisas y que no todas son alegres o sinceras? ¿Sabías que puedes transmitir incomodidad, superioridad, vergüenza o tristeza?

tipos de sonrisa
Fotografía: cedida por Bernypartner

Impress, la nueva generación de ortodoncia invisible, ha querido compartir con todos nosotros los diferentes tipos de sonrisas que hay para que puedas aprender a descifrar qué quiere decir cada gesto. La mayoría de nosotros relacionamos las sonrisas con felicidad pero hace muchos años, en 1924, el psicólogo estadounidense Carney Landis llevó a cabo un estudio en el que demostró que sonreír es un reflejo natural tanto de experiencias agradables como desagradables. Así determinó que existen 19 tipos de sonrisas y que tan solo 6 transmiten felicidad. ¡Veamos algunas!

¿Qué transmiten los diferentes tipos de sonrisas?

– Sonrisa Duchenne: aunque seguramente la hayas escuchado poco con este nombre, es la clásica y verdadera sonrisa de felicidad. Tiene este nombre en honor al neurólogo francés que la describió en el siglo XIX, Duchenne de Boulogne. Es una sonrisa larga e intensa, que se refleja principalmente en la expresión de los ojos, los pómulos y la boca. Es la sonrisa más involuntaria, espontánea y real que podemos hacer.

– Sonrisa miserable: la expresamos en momentos de dolor y refleja una profunda tristeza. Es leve y asimétrica y forma parte de nuestra carga genética.

– Sonrisa suprimida: es la típica sonrisa que nos contenemos cuando queremos expresar felicidad pero no podemos, suprimiendo los músculos faciales que intervienen en el movimiento. Un dato de color es que es muy común en países en los que sonreír no está bien visto.

– Sonrisa calificativa: podemos decir que es ese tipo de sonrisa que irrita recibirla. Porque es aquella que se nos refleja cuando la acompañamos de un mensaje negativo o que el interlocutor no quiere recibir.

sonrisa
Fotografía: cedida por Bernypartner

– Sonrisa falsa: un clásico. Es muy fácil identificarla. Cuando sonreímos falsamente solo movemos la boca y olvidamos la expresión de los ojos y pómulos, que se abren y expanden demostrando esa sonrisa que nace de forma genuina.

– Sonrisa despreciativa: si bien expresa disgusto y resentimiento, es una típica sonrisa empleada para mantener la armonía social. Se puede distinguir ya que se mantiene apretado el contorno de los labios.

– Sonrisa maliciosa con toque de alegría: aunque no sea bonito sentirlo, es esa sonrisa que sale cuando nos da emoción la desgracia del otro. Suele aflorar en momentos privados cuando nadie nos observa, porque es muy particular.

– Sonrisa miedosa: la heredamos de los chimpancés, que la utilizan cuando se encuentran en una situación amenazante. En los humanos, se expresa mostrando los dientes y parte de las encías, mientras que se retraen los labios.

– Sonrisa avergonzada: igual que en la suprimida, es una sonrisa que contenemos, pero que aflora en momentos de vergüenza y que suele ir acompañada por rubor en las mejillas o movimientos de cabeza.

– Sonrisa coqueta: ¿quién no la ha utilizado para conquistar a esa persona que le gustaba en una discoteca o en la calle? Suele ser enigmática y misteriosa, para despertar el interés en quien la recibe.

Ahora que conocemos algunos tipos de sonrisa, identificaremos mejor lo que siente una persona cuando la vemos sonreír y también aprenderemos a expresarnos mejor nosotras mismas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas