fbpx
Oscuro Claro

Además de la fecha de la boda y todos los detalles organizativos, hay otra serie de cosas que deberías discutir con tu pareja antes de casaros. Son cuestiones que afectarán a vuestro futuro, y conviene tener claro lo que opina cada uno de vosotros al respecto para no llevaros disgustos después.

 

Iniciar una nueva etapa junto al hombre de tus sueños es, en realidad, iniciar una nueva vida en la que se comparten responsabilidades y diferentes puntos de vista ante temas esenciales. Para que todo vaya como la seda y no te lleves sorpresas inesperadas después de la ilusionante fase inicial, hay algunas cosas que deberías discutir con tu pareja con antelación. Algunas de ellas pueden ser foco de problemas y otras, si vuestras opiniones son muy dispares pueden poner en serio peligro el futuro de vuestro matrimonio. Toma nota de algunas de las más importantes.

cosas que deberías discutir con tu pareja
Foto: Cruz Campa

Cosas que deberías discutir con tu pareja

1. El estado de las cuentas
El tema del dinero es uno de los más delicados y, sin embargo, es algo que debe hablarse. Debéis exponer lo que gana cada uno, explicar si tenéis deudas pendientes y vuestra manera de afrontarlas. Decidid si vais a compartir cuenta o preferís tener cuentas separadas y una común para los gastos familiares en la que vayáis depositando dinero cada mes.
Pero no os quedéis en lo inmediato. Tenéis que profundizar y hablar sobre el futuro. Por ejemplo, sobre vuestros objetivos de ahorro o de inversión a largo plazo, si habéis pensado en ahorrar de cara a la jubilación, cómo vais a afrontar los gastos cotidianos, como el pago del alquiler o la hipoteca, la electricidad, la comida y otras facturas… Elaborar un presupuesto familiar detallado es un buen punto de partida.

2. Hablar de infertilidad
Imaginad que los dos queréis tener familia y que, tras un tiempo intentándolo, descubrís que no sois capaces de conseguirlo. La opinión de ambos miembros de la pareja en asuntos de infertilidad es un tema que conviene debatir con tiempo. El proceso de concebir puede ser estresante y agotador, llevar meses, e incluso años, o no producirse nunca. Y puede ser un asunto realmente frustrante.
Saber si ambos estáis dispuestos a someteros al escrutinio médico y a posibles tratamientos posteriores, o si compartís las mismas ideas al respecto de la adopción, es fundamental. Así, si las cosas se ponen difíciles, sabréis qué esperar de vuestra pareja y no os llevaréis sorpresas. Y, si hay que afrontar alguna decisión difícil o costosa, ya tendréis una idea de cómo actuar.

cosas que deberías discutir con tu pareja
Foto: Cruz Campa

3. Decidir el tiempo a pasar con las familias políticas
Encontrar el equilibrio perfecto entre la pareja y la familia no siempre resulta fácil, por eso conviene hablar de este tema antes. Por ejemplo, si existe intención por parte de alguno de los dos miembros de pasar las vacaciones con sus padres en lugar de a solas, si alguno de ellos va a exigir comer todos los fines de semana con su familia…
Un plan sólido, definido entre ambos con antelación, en el que se decida cuánto tiempo se va a pasar con cada una de las familias, evita muchos disgustos.

4. Establecer límites de gasto
Es importante tener claro lo que estaríais dispuestos a invertir si uno de los dos quisiese hacer una gran compra: una casa, un coche… Además, debéis establecer las reglas del juego en lo que a la cuenta común se refiere, tanto si unís vuestras cuentas como si decidís mantenerlas separadas y crear una para gastos conjuntos. Esto evitará que cada uno esté cuestionando continuamente las cuentas del otro y establecerá una confianza mutua.

cosas que deberías discutir con tu pareja
Foto: Cruz Campa

5. Poner a salvo los secretos de vuestra relación
Conviene poner límites en lo que respecta a compartir con amigos y familiares los secretos de la pareja. Tener a alguien de confianza fuera del matrimonio puede resultar útil en algunos momentos, pero hay que tratar de evitar compartir con otros cada discusión, cada tira y afloja, cada intimidad. Esas cosas que deben resolverse en pareja y que pueden hacer a terceros tomar partido por nosotros y albergar, de forma completamente injusta, sentimientos negativos hacia nuestra pareja.

6. Reparto de tareas y responsabilidades
Una de las cosas que deberías discutir con tu pareja, sí o sí, si no quieres verte convertida en su chacha, es quién va a ser el responsable de las diferentes tareas del hogar, de pagar las facturas, de sacar a pasear al perro, e incluso de llevar a los niños al cole. Cuando las responsabilidades domésticas se comparten, aumenta la felicidad matrimonial. Aquí puedes encontrar otras cosas que no debes tolerar en tu relación si quieres que funcione.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas