fbpx
Oscuro Claro
¡Tres en una!

Si una boda ya es bonita, imagínate tres a la vez. ¡Y además junto a tus hermanas! Parece una película romántica americana, pero no lo es. Es una historia de amor real. Bueno, más que una, tres. ¿Queréis saber cómo fue esta impresionante boda triple? Poneos cómodas, os la vamos a contar con todo detalle.

Una boda triple

Es muy complicado recordar todas las fechas de los aniversarios de boda de tus amigos y familia. Pero, estas hermanas lo tuvieron muy fácil. Naomi, Hannah y Elisabeth, se casaron todas el 2 de septiembre de 2016, en una fantástica boda triple. Lo que comenzó como una simple broma, terminó siendo el día más emocionante y especial de sus vidas.

En pocos meses, estas tres hermanas comunicaron a su padre que se habían comprometido. Una detrás de otra, como un dominó. Por lo que su padre, bromeando, sugirió combinar todas sus ceremonias y celebraciones.

“Como una familia de 10, siempre hemos hecho las cosas diferentes, así que no fue una sorpresa cuando mi papá, medio en broma, lanzó la idea de tener una triple boda”, dice una de las hermanas.

boda triple
Sarah Murray Photography

“Mis hermanas y yo siempre hemos compartido una relación muy cercana y al instante nos encantó la idea” afirma una de las novias. ¿El resultado? Una fantástica boda triple rodeada de la familia y los amigos más cercanos de todas.

Pero, ¿qué pensaron los novios con se lo propusieron? Estos tres enamorados no pusieron pega alguna, pero si una excepción: ir a diferentes lugares en la luna de miel. Tranquilos, novios, os entendemos. ¡Es una excepción muy razonable! 

boda triple
Sarah Murray Photography
boda triple
Sarah Murray Photography

La organización de la boda

Os preguntaréis: ¿cómo se pusieron de acuerdo para la organización de la boda? Por extraño que parezca, fue sorprendentemente fácil. Estas tres hermanas siempre han mantenido una relación muy cercana, por lo que sus gustos eran similares. Se decantaron por una boda rústica que cobró vida en Hayloft en el Arco en Vernon Center, Nueva York.

El lugar estaba decorado con toques clásicos del país, con 40 mesas de recepción de madera diseñadas y construidas por uno de los novios (que era carpintero), la preciosa pizarra y un delicioso pastel de fruta horneado y decorado por el padre de las novias.

boda triple
Sarah Murray Photography

¿Cuántas personas pueden decir que han sido la dama de honor y novia el mismo día? Sin duda, fue una boda diferente, pero sobre todo llena de amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas