ESTÁS EN:

shares

Este padre de la novia sabía lo que significaba el perro para su hija y no dejó que el perrito se perdiera la boda. Su solución te va a dejar boquiabierta.

 

La planificación de una destination wedding trae consigo muchas ventajas pero también desventajas y esta pareja sufrió de cerca una.

Al celebrar la boda fuera de su ciudad no podrían llevar a su perrito a la boda. Por lo que la novia no podría disfrutar de él ese día ni compartir con él uno de sus más felices recuerdos. Perdería a un miembro muy especial de su familia: su cachorro Leo.

«Queríamos tener a Leo en nuestra boda más que a nada, pero con todo el mundo viajando era imposible. Optamos por dejarlo en Ohio con otros perros y familiares con los que estaba familiarizado».

Así que, llegado el día del viaje hacia la boda, entregaron el perro al padre de la novia para que lo dejara en casa de estas personas. Y fue en ese momento, cuando el padre ideó una forma de aliviar el dolor de su hija que nos ha dejado perplejas. Leo no podía viajar pero si podía estar presente en la boda (y en las fotos).

No dejó que su perrito se perdiera la boda y esta fue su idea

Su plan consistía en construir una figura de cartón en tamaño real para sorprender a su hija, y vaya si la sorprendió.

perro tamaño real de cartón

Primero, mandó una foto del muñeco de cartón a su hija comunicándola que «Leo está saliendo». El padre de la novia documentó todo su viaje con fotos de cómo el animal de cartón, «mi foto favorita es una en la que sale el Leo de cartón con el de verdad. Puedo imaginarme a mi padre pidiendo a la gente que hiciera las fotos.»

no dejó que su perrito se perdiera la boda

Cuando llegó el doble de Leo a la boda, los novios se quedaron atónitos y el perro se convirtió en el protagonista del fin de semana. «Mantuvo a los invitados riendo todo el fin de semana.» El perro se hizo fotos con los novios, los invitados y hasta se hechó algún que otro baile.

no dejó que su perrito se perdiera la boda

«Mi padre haría casi cualquier cosa para asegurarse de que soy feliz.»

¿Lo mejor? Los novios fueron más allá llevándose al doble de Leo a su luna de miel en Santa Lucía y también lo incluyeron en los recuerdos del viaje.

Estuvo presente durante la boda y la luna de miel pero «el momento más increíble fue cuando volvimos a casa y abrazamos a nuestro cachorro al mismo tiempo que empezábamos un nuevo capitulo de nuestra vida.»

¡Vaya historia!

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X