fbpx
Búsqueda Menú

Cómo tenemos que cuidar el cabello teñido en verano

Olivia Palermo combina lo sofisticado con lo urbano en un solo look

Emily Ratajkowski apuesta por el vestido negro como la mejor elección

Oscuro Claro

El verano puede estropear nuestra melena, que requiere unos cuidados especiales en esta época del año. Toma nota.

 

El sol no siembre es bueno para el cabello, y es una de los factores a los que más lo exponemos en verano. Tampoco lo son el cloro, ni la sal del mar, ni la combinación de ellos. Por eso conviene conocer productos, técnicas y cuidados que ayuden a mantener el tono elegido durante la temporada estival. Será tu aliado, eso sí, si lo que buscas es aclarar tu pelo. El sol te ayudará a dar un tono diferente a tu base. Una mujer con el pelo castaño puede optar a tonos miel y caramelo gracias al sol. Al igual que las morenas, que pueden obtener un pelo color café, chocolate o moka con su ayuda; o las pelirrojas, que pueden adquirir reflejos dorados o cobrizos.

Si buscas técnicas naturales para lucir un pelo precioso este verano, lo mejor son las balayage en todas sus variaciones, como pueden ser las babylights, shatush, contouring o las mechas superficiales a mano alzada, al aire libre o con papel de plata. A la hora de cuidar estos reflejos, sin embargo, la exposición al sol puede darte problemas. Las morenas tienden al rojo, las castañas al naranja y las rubias al amarillo.

Para neutralizar estos colores y mantener la tonalidad elegida, lo mejor es recurrir a matizadores o champús de tono violeta o morado.

regalos especiales para el Día de la Madre
Mascarillas nutritivas matizadoras del color de Christophe Robin. 38 € en Claudia di Paolo

Cuidar el cabello teñido en verano

En verano pasamos más tiempo fuera de casa y en el agua, ya sea en la playa o en la piscina, y esto puede hacer cambiar el color de nuestro pelo, bien por oxidación o por los efectos del cloro o la sal. Un cabello teñido necesita de una rutina para no perder el brillo y la hidratación.

Fotografía: Freepik

En verano debemos hidratar el cabello con mascarillas, protegerlo del sol con aceites, y practicar tratamientos específicos como la biocauterización, ideal para mantener el color y el cabello hidratado y fuerte. Nuestro pelo también se quema y se reseca, y debemos prestarle la misma atención que a nuestra piel. Lo mejor es acudir a la peluquería para corregir los tonos no deseados y sanear las puntas cuando sea necesario. No esperes a después de verano para arreglarlo, porque puede debilitarse mucho más.

Fotografía: Freepik
  • ¿Qué puedes hacer en casa?

Si tu cabello ha perdido brillo y aparece débil y seco, puedes hacer un tratamiento casero de choque realizando una cataplasma con aceite de lavanda o de oliva y tu mascarilla preferida. Aplícala de medios a puntas sobre el cabello sin lavar y déjala actuar toda la noche sobre la melena envuelta en film de plástico.

En tu rutina diaria evita los productos que lleven silicona o alcohol y procura lavar tu pelo después de una sesión de playa o piscina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas