ESTÁS EN:

La organización de una boda es un proceso largo y complejo en el que intervienen numerosos factores, y contar con una event planner como Sandra Nogueras, de Monjour, se convierte en un básico para evitar preocupaciones, facilitar el proceso y obtener los mejores resultados. Te invitamos a conocerla.

 

Sandra Nogueras es event planner y decoradora. Trabaja en Monjour desde 2014, fecha en la que organizó su primera boda, la que dio nombre a su empresa. La novia, de origen francés, pronunció una frase de agradecimiento en su gran día que sería determinante para la historia de Sandra y de Monjour: ‘Merci d´avoir transformé ce jour en mon jour’:  ‘gracias por hacer de este día mi día’. Monjour significa ‘Mi día’, el día más importante de la vida de una pareja.

Monjour. Fotografía: Nice Side

Hoy le hemos pedido que nos describa la labor tan importante que desarrolla en la organización de una boda.

LucíaSeCasa – ¿Qué es Monjour? ¿Cómo describirías tu trabajo?

Sandra Nogueras – Tengo la infinita suerte de que Monjour está compuesta por un equipo de profesionales con una pasión innata por transmitir y contar una historia a través de los pequeños detalles. Estamos especializados en el diseño, organización y montaje de bodas de principio a fin. Desde la búsqueda del lugar de bodas hasta el más pequeño detalle que compondrá el gran día. Monjour es ilusión, tranquilidad y seguridad.

Fotografía cedida por Monjour

LucíaSeCasa – ¿Por qué recomiendas recurrir a una event planner para la organización de la boda?

Sandra Nogueras – Organizar una boda es una aventura. Dar forma a ese día para que cuente la historia de cada pareja es muy divertido, emocionante y emotivo. Pero también conlleva mucho trabajo de búsqueda para dar con los proveedores que mejor se acoplen a los gustos, necesidades y presupuesto de la pareja. Además de los contratiempos, las dudas… Esto puede crear intranquilidad y provocar incluso que los novios no disfruten al máximo del recorrido ni de su día.

Monjour. Fotografía: Cotton Blue

Tener a un event planner a su lado aporta a la pareja tranquilidad, les ayuda a ordenar esas mil ideas que tienen en la mente y define el estilo que mejor les va.

Monjour. Fotografía: Cotton Blue

Es muy importante el papel del event planner en un evento y más en una boda, donde se deposita tanta ilusión y tantos sentimientos.

Fotografía cedida por Monjour

Al igual que considero importantísima la coordinación del día B. El depositar toda la confianza en una persona permite relajarse y disfrutar del día, con la tranquilidad de dejar todo en las manos de un profesional que conoce tus gustos, tu estilo, como quieres que evolucione toda la velada… Esta sensación no tiene precio.

Monjour. Fotografía: Diego de Rando

«Mantenemos con los novios largas charlas café en mano planeando su día y eso se refleja en nuestro trabajo»

LucíaSeCasa – ¿Qué diferencia a una boda organizada por Monjour?

Sandra Nogueras – El mimo que le ponemos a cada una de nuestras parejas. Cada pareja es única y especial. Es un año de compartir historias, buscar detalles, largas charlas con café en mano planeando su día. Y eso se trasmite en nuestro trabajo.

Fotografía cedida por Monjour

LucíaSeCasa – ¿Cómo es vuestra relación con los novios?

Sandra Nogueras – ¡Imagínate! ¡Con algunos novios nos tiramos entre un año o incluso dos años planeando su gran día! Creamos un grupo de whatsapp con los novios y estamos constantemente hablando con ellos, eso nos ayuda a conocerlos lo mejor posible y así poder ayudarles a confeccionar su día.

Monjour. Fotografía: Nice Side

Cuando llega el día de la boda se han convertido en un pedacito de Monjour. Y nosotros en un pedacito de ellos. De hecho, he decir que los grupos de whatsapp nunca se eliminan, aunque la pareja ya se haya casado. Nos da pena tanto a nosotras como a ellos y de vez en cuando nos saludamos para ver cómo estamos.

Fotografía cedida por Monjour

LucíaSeCasa – ¿Cómo trabajáis con ellos?

Sandra Nogueras – Lo primero que hacemos es reunirnos con la pareja. Nos gusta que nos cuenten un poquito su historia, cómo se conocieron, cómo fue la pedida… Esto nos ayuda a conocerlos un poco mejor como pareja.

Monjour. Fotografía: Cotton Blue

Confeccionamos un plan de búsqueda y marcamos los tiempos. También en esta primera reunión nos explican si han pensado en algún estilo en concreto, si tienen claro el número aproximado de comensales y, muy importante, el presupuesto con el que cuentan para la boda.

Monjour. Fotografía: Cotton Blue

Acudimos con ellos a visitar los lugares y proveedores y, en el caso de que ellos no puedan acudir, vamos nosotras y luego se lo trasmitimos a ellos. Poco a poco vamos confeccionando su día con los detalles y proveedores que hemos escogido juntos.

Fotografía cedida por Monjour

«Contactamos con todos los invitados que participarán de manera activa en la boda»

Cuando queda alrededor de un mes para la boda comenzamos a ponernos en contacto con los invitados que participarán de manera activa en ella: damas de honor, padrino, madrina, amigos o familiares encargados de hablar durante la celebración… Les ayudamos en lo que necesiten y vamos creando el timing del día ‘B’. De esta manera nos vamos presentando a los familiares y amigos y, cuando llega el gran día, nos conocen, y eso da más confianza.

Fotografía cedida por Monjour

La semana de la boda nos reunimos con los novios para ultimar los detalles. Analizamos los diferentes espacios de la boda, los rincones, la decoración… Aprovechamos para revisar todos los detalles, acordamos lo que quieren que coloquemos nosotras el gran día. Así ellos no tienen que preocuparse de nada más que de disfrutar antes y durante la celebración.

Monjour. Fotografía: Cotton Blue

Dos o tres días antes de la boda les mandamos el timing a los proveedores y a los invitados que participarán de manera activa, para que sepan justo cómo va ir evolucionando todo.

Y el día de la boda estamos más o menos unas tres o cuatro coordinadoras, para que todo salga justo como nuestros novios habían soñado.

Monjour. Fotografía: Vicente Forés

LucíaSeCasa – Háblanos de la importancia de los detalles en una boda

Sandra Nogueras – Los pequeños detalles son los que definen el día de los novios. Con los detalles trasmites tu ilusión, tus emociones y tu entusiasmo al resto de los invitados.

Fotografía cedida por Monjour

Hay detalles que cuentan la historia de la pareja, detalles que hacen que los invitados se sientan especiales. Los detalles marcan la diferencia por completo y convierten ese día en un día inolvidable no solo para la pareja, sino para todos sus invitados.

Monjour. Fotografía: Cotton Blue

LucíaSeCasa – Además de la organización de su boda, ¿qué otros servicios ofrecéis a los novios?

Sandra Nogueras – En Monjour nos encargamos de organizar bodas de principio a fin, de coordinar el día B y también ofrecemos un servicio personalizado e integral de decoración.

Fotografía cedida por Monjour

¿Quieres saber cómo es una boda organizada por Monjour? ¡Te lo mostramos!

 

TAGS:
HAZ CLIC AQUÍ Y DESCUBRE NUESTRA NUEVA REVISTA:
ESTA VEZ GRATIS, ONLINE E ¡INTERACTIVA!


Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Únete a LucíaSeCasa

Únete a LucíaSeCasa

¡Únete a nuestra newsletter y no te pierdas nada de LucíaSeCasa!

¡Felicidades! Te has suscrito a nuestra newsletter.

X