ESTÁS EN:

shares

Llevas meses preparando el día de tu boda: el vestido, las invitaciones, el cóctel, la posterior luna de miel… Pero, ¿Has pensado dónde vas a guardar todos los regalos del día de tu boda? Que no se te escape ningún detalle para no llevarte disgustos. 

Sabemos que lo ideal es que los regalos se entreguen antes o después del día de tu boda y, aunque se lo sugieras a tus invitados, ten por seguro que el día de tu boda algún despistado va a llevar el suyo. ¿Donde lo debes guardar?

guardar

¿Dónde guardar los regalos el día de tu boda?

Sería fantástico que todos los invitados enviaran sus sobres y regalos a la dirección que les adjuntaste pero… Atención Spoiler: eso no va a suceder. Por eso, es mejor que seas previsora y tengas pensado qué hacer con ellos. Te dejamos algunas ideas para que todo marche sobre la seda y nadie caiga en la tentación de llevarse algo que no es suyo o evitar pérdidas.

1. Elige el lugar dónde los invitados deben depositar sus regalos. Es importante establecer un lugar: una mesa, un armario, un lugar del jardín… lo que quieras. Pero es muy importante porque sino los invitados lo pueden dejar en sitios distintos y luego te volverás loca para rescatarlos todos. Otro factor importante es evitar trasladar ese lugar a otro sitio a lo largo de la ceremonia porque es probable que, si esto sucede, los invitados se puedan confundir.

2. Mesa grande. Debes tener en cuenta que algún invitado puede traer regalos grandes por lo que es una buena idea tener preparada una mesa para estos presentes.

3. Un vigilante de los regalos. Los novios no deberían estar pendientes de cada movimiento de los regalos porque perderán mucho tiempo y no podrán disfrutar al 100% de su ceremonia al tener que estar atentos de las mesas. Por ello, encomendar esta tarea a algún planificador es una idea muy provechosa ya que todos los regalos estarán a salvo y los novios podrán disfrutar de su boda.

4. Deja más tiempo la mesa. Quizás pienses que después del catering todo el mundo habrá depositado sus presentes. Error. Siempre habrá algún despistado, algún rezagado, que lo entregue en el último momento. Así que, deja la mesa visible el mayor tiempo posible para aquellos olvidadizos.

5. Medio de transporte. Vale, has conseguido salvaguardar tus regalos durante toda la boda. Y ahora, ¿Cómo los vas a llevar a casa? ¿Entran todos en el coche? Es mejor ser previsores y preguntar a alguien con un automóvil grande si le importa ser nuestro transportista por una noche.

¡Ten todo previsto para que no se te escape ningún detalle!

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X