fbpx
casarte en tu restaurante favorito
Joyería Suárez
propuestas de menú para bodas tipo cóctel
Búsqueda Menú

Cómo casarte en tu restaurante favorito

Géométrie Rose, así es la nueva colección inédita de Suárez

Propuestas de menú para bodas tipo cóctel

Oscuro Claro
¿Te imaginas casarte en tu restaurante favorito?

Si buscas un lugar con un poco más de personalidad para celebrar la boda, no busques más. Puede que la solución la tuvieras en tu cabeza todo este tiempo. ¿Te imaginas casarte en tu restaurante favorito?

 

Celebrar tu boda en un lugar conocido por su comida garantiza asegurarse de que todo el mundo salga contento. Si sientes que ninguno de los espacios típicos vale para ti y no eres capaz de encontrar ese lugar perfecto par celebrar tu boda, párate y piensa en los que ya conoces. Tu restaurante favorito puede ser una opción totalmente válida (y super cool). Torres y García o Nikkey en Sevilla, Sushita o Marieta en Madrid, Torre de alta mar o Batuar en Barcelona… los restaurantes que causan furor son una opción a tener en cuenta.

Consejos si quieres casarte en tu restaurante favorito

Por supuesto, si te decides por este atrevimiento millennial, que en realidad recupera una tendencia del pasado, debes tener en cuenta unas cuantas cosas para que todo salga a pedir de boca.

1.La comida. 

La comida es el factor decisivo en a elección de un restaurante como espacio para celebrar el banquete de boda. Es una oportunidad para servir algo fuera de lo estándar. No tengas miedo de ser creativa. Si tuviste una primera cite perfecta en ese restaurante de sushi del que todos hablar y te pidieron la mano mientras comías tus rollitos de pato favoritos, sirve esos rollitos a tus invitados y añade una descripción del porqué.

¿La única cosa a tener en cuenta? El postre. Si el restaurante tiene un repostero estarás salvada, sino, es posible que tengas que traer el pastel de bodas de otro sitio. Asegúrate de hablar esto a tiempo con los responsables de cocina del restaurante. Quizás, simplemente puedan crear un pequeño pastel inspirado en su postre más famoso.

casarte en tu restaurante favorito
Foto: Madame Sushita

2.El precio.

Un restaurante puede ser mucho más asequible que un catering privado, pero no esperes el mismo trato ni la misma atención al detalle. El coste dependerá en gran medida de la cantidad de espacio del restaurante que vas a utilizar. No es lo mismo reservar una mesa, que reservarlo entero.

La mayoría de los restaurantes tiene varios turnos de comida o cena, por lo que sus mesas se usan varias veces subiendo así el gasto que supondría para ellos dejar las mesas fijas para vosotros. Por eso, tu precio tendrá que cubrir loq ue el dueño del restaurante ganaría si pudiera reutilizar en otro turno tus mesas.

El día de la semana forma parte también del precio. Un sábado noche en el restaurante más moderno de la ciudad costará mucho más que una comida entre semana en un restaurante que normalmente se cierra durante el día.

casarte en tu restaurante favorito
Foto: Madame Sushita

3.La decoración.

La decoración será en lo que ahorrarás principalmente. Los restaurantes ya tienen su propia decoración y no tendrás que alquilar detalles ni mobiliario. Pero eso no significa que no puedas dar tu toque personal. Habla con el propietario acerca de lo que puedes traer, ya sean las servilletas o los centros de mesa.

casarte en tu restaurante favorito
Foto: Madame Sushita

4.La logística.

Hay algunas preguntas clave que deberás hacer antes de firmar el contrato. En primer lugar, ¿cuántas personas caben en el espacio?. Asegúrate de conocer la capacidad de la cocina, ya que querrás que todo el mundo reciba la comida a la vez, y de conocer cuanta sillas y mesas tienen.

A continuación, piensa en cómo organizar el momento del baile. Necesitarás espacio para que los invitados se puedan mover de forma cómoda. Calcula el espacio que quedaría libre o pregunta si sería posible mover mesas y sillas una vez terminado el banquete. ¡Muy importante! Asegúrate que el restaurante no tiene restricciones de ruido y está aislado de manera que la música alta no moleste a los vecinos. La mayoría de restaurantes están preparados para poner solamente música de fondo, por lo que tu banda o DJ tendrá que traer su propio equipo.

Otra cosa en la que debes pensar y en la que quizás no caigas será la capacidad de los baños. Es importante saber cuántos baños estarán disponibles para los invitados. ¡Asegúrate que no habrá solo un baño para 50 personas!

Por último, ten en cuenta el aparcamiento. Si re vas a casar en un restaurante en pleno centro, es posible que a tus invitados les resulte difícil aparcar sus coches. Piensa en ello y plantea la posibilidad de que no lleven coches, alquilar un parking o incluso contratar un  bus que les lleve a todos juntos. Puede que el restaurante tenga servicio de aparcacoches, eso sería un alivio.

casarte en tu restaurante favorito
Foto: Madame Sushita
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas