fbpx
Oscuro Claro
Postre fresco y exquisito

Las bodas en verano tienen que ser muy diferentes a las de invierno. La temperatura hace que apetezca un menú ligero que no resulte pesado a la hora de hacer la digestión. Por eso hoy LSC propone: servir helados en la boda. Un postre dulce, fresco y exquisito. ¡Hay galería con diferentes formas de presentarlos! 

Con estas temperaturas de verano lo único que apetece de comer son platos frescos y nada copiosos. Dejamos atrás los menús elaborados a base de carnes y postres contundentes y damos la bienvenida a las ensaladas, sopas frías y… ¡A los helados!

Será este calor que nos abrasa, serán las fotos en la playa que todo el mundo publica en Instagram, que en LSC pensamos a todas horas en cómo organizar el banquete de bodas en verano.

Ya sea en la playa, en el campo o en la ciudad, las celebraciones nupciales en verano tienen que diferenciarse de las de invierno. Los looks de los novios y de los invitados, la decoración, la hora y el menú.

Cómo servir helados en la boda

¿Qué tal unos entrantes frescos? Unas brochetas de queso y tomate, salmorejo, gazpacho… Las bodas tipo cóctel y más informales son perfectas para esta época del año. La clave del menú de verano tiene que ser el postre. No pueden faltar los helados. Es una forma original de darle una vuelta a lo tradicional y de incluir un postre al que nadie dirá que no.

¿Preparados?

¡Dentro galería!

Servir helados en la boda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas