fbpx
Oscuro Claro

¿Buscas una alternativa al clásico banquete nupcial? Sorprende a tus invitados con un brunch para bodas, ideal para las celebraciones de día

Las bodas que se celebran por la mañana, nos permiten disfrutar de los rayos de sol. En verano muchas parejas prefieren organizar su boda por la mañana y, si se puede, organizar un delicioso banquete en el exterior aprovechando las horas de sol que nos brinda el verano y ofreciendo a los invitados una gran variedad gastronómica.

El brunch para bodas es algo que muchos novios solicitan para su enlace. El brunch boda es la combinación que surge entre el desayuno (breakfast en inglés) y el almuerzo (lunch). Si sois de esas parejas que no pierden un buen desayuno, esta puede ser una buena idea para ofrecer a todos vuestros invitados. Puede que en vuestro gran día busquéis algo diferente, algo alejado del tradicional banquete. Mientras la mayoría de las parejas eligen una ceremonia con recepción y convite al mediodía o la hora de la cena, quizás vosotros podáis ofrecer un delicioso y original almuerzo, a medio camino entre el desayuno y la comida. Una idea perfecta para las bodas civiles que se llevan a cabo por la mañana.

Brunch para bodas

El brunch para bodas es idóneo para aquellas ceremonias que se realizan entre las 9:00 y las 11:00 de la mañana y puede extenderse hasta las 2:00 de la tarde. Aunque el horario más recomendable en nuestro país es ofrecerlo entre las 12 y las 2 de la tarde. Normalmente lo llevan acabo las parejas que se casan por lo civil. ¿A cuántas personas se puede invitar? En general, este cóctel para boda civil tiene un número determinado de invitados. Lo más frecuente es que no supere las 50 personas. El brunch para bodas es una idea perfecta para aquellos novios que quieren una boda íntima, para compartir con la familia y amigos más cercanos.

boda temática
Fotografía: Almena Valero

Son bodas pequeñas pero bonitas, donde la comida es más consistente que un desayuno pero más ligero que una comida. Permite un ambiente más relajado y cordial entre los comensales. Aunque la comida sea ligera, admite alta creatividad a la hora de elegir los platos y, además, la opción de menú de brunch para bodas suele ser más económico. Si os casáis en primavera o verano, un brunch para bodas lucirá de forma especial en un espacio al aire libre.

Qué se sirve en un brunch

La primera pregunta que nos surge al hablar de un brunch en una boda es: ¿qué se sirve? ¿Qué tiene que llevar para que un brunch para bodas sea perfecto? Un buen brunch para bodas debe tener platos dulces y salados, además de ofrecer todo tipo de bebidas. Son muy variados y completos y, tranquilos, porque los invitados se irán saciados.

Como platos salados podemos ofrecer: embutidos, tostas, canapés, patés, ensaladas, verduras asadas, huevos, tartaletas rellenas, patatas en todas sus formas, salmón ahumado, pequeñas pizzas, encurtidos… Podemos combinar bocados fríos y calientes.

brunch para bodas tartas para bodas
Fotografía: Boda y Arte

En cuanto a los platos dulces: bollería, repostería, tostadas con mermelada, helados, confituras, chocolates, tortitas, crèpes, gofres, frutas, sin olvidar, por supuesto, la tarta de boda que no puede faltar en cualquier celebración. A todo esto podemos añadir un rincón de pan ofreciendo panes de distintas clases, con semillas, rústicos, de frutos secos o con sabor a aceituna o queso. Estos panes casan genial tanto con lo salado como con lo dulce. De la misma manera tampoco pueden faltar zumos de distintas clases, café, infusiones o cócteles. ¿Y el alcohol? Pensad que por el horario la previsión de bebidas alcohólicas debe ser menor, aunque siempre hay que tener previsiones. Cerveza, vino con limón y algunas botellas para los brindis.

Los vinos blancos y rosados son perfectos por la hora. Y los smoothie o los batidos de frutas con leche pueden ser un acierto para impresionar a los invitados, además son muy nutritivos.

Cómo ofrecer el catering

¿Cómo servir el brunch para bodas? Aquí se cuentan con varias opciones. Puede ser tipo bufé, plato servido en la mesa o estilo cóctel. En la primera, para que no se formen aglomeraciones, lo mejor será que los profesionales que hayáis contratado sirvan la comida. Si tenéis pensado poner rincones gastronómicos, que cada uno de estos rincones esté dirigido por un profesional.

brunch para bodas menu para bodas de día
Fotografía: Freepik

El plato en la mesa en una gran alternativa, sobre todo si se quiere una boda con un toque más formal y con una vajilla y cristalería previamente elegida. Para esta opción podemos recibir a los invitados a la mesa con platos de embutido acompañado de quesos con fruta y frutos secos. Si buscas menú para bodas elegantes, la opción de los invitados con plato en la mesa es lo mejor.

El estilo cóctel permite que los camareros puedan trasladarse de un lugar a otro con grandes bandejas de comida. Es una forma de que tus invitados prueben todo y, además, facilitas la relación interpersonal de todos los comensales.

Decoración de un brunch

La decoración es esencial en el gran día y hay que seguir el mismo estilo que el resto de la boda. En este tipo de bodas se permite cierta libertad ya que el brunch no es una boda clásica y tradicional sino una más bien que huye de los protocolos. Pero sí conviene elegir detalles que ayuden a crear una atmósfera relajada, especial y única.

decoración mesas de invitados
Fotografía: Freepik

El brunch, como el cóctel para boda civil, también puede ser temático. Los novios son libres de elegir un tema como motivo de su enlace. Al ser una reunión de mañana, las flores son muy importantes. Los colores vibrantes como el amarillo, naranja o fucsia combinan de forma ideal en un espacio con jardín. Flores silvestres, hojas de eucalipto, hiedras, flores colgantes… Por supuesto, también podemos poner elementos que identifiquen a los novios. ¿Queréis una boda viajera? Podéis decorar el lugar con elementos como avioncitos de papel o mapas.

Como en el resto de bodas también puedes utilizar elementos como photocall, un fotomatón divertido u organizar juegos para entretener a los invitados en caso de que no haya baile o fiesta. Ideas de brunch para bodas para pasarlo bien.

Brunch para bodas: presupuesto

Una de las mayores ventajas de organizar un brunch para bodas es que se puede realizar con un presupuesto más ajustado que un banquete de boda tradicional. Los lugares en los que se puede organizar este tipo de celebraciones son más baratos en horario de mañana o a mediodía. Eso sí, puede haber variaciones entre ciudades o dependiendo de la estación en la que se encuentren, siendo temporada alta los meses de primavera verano.

rincones gastronómicos para bodas
Fotografía: Freepik

El precio medio de un menú de boda es de unos 80€ – 120€, aunque también hay menús más económicos o más caros. Todo depende del gusto de los novios. Un brunch nos puede salir a unos 50€ por persona aunque los precios de la comida de boda también pueden depender de las comunidades.

¿Organizarás un brunch para bodas en tu enlace?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Relacionadas