fbpx
Oscuro Claro

¿Sabías que el semestre que transcurre entre abril y octubre es, según el INE, la temporada alta de las bodas? Acto seguido bajan las peticiones en noviembre, diciembre y enero. Celebrar tu boda en octubre es perfecto por sus temperaturas suaves ¡y también por las ofertas del fin de temporada!

 

Celebrar una boda en octubre cuenta con las ventajas del entretiempo. Te permite despreocuparte tanto del calor riguroso de los meses anteriores, como del frío propio del invierno. Además, durante todo este mes contarás con una preciosa luz al atardecer que, sumada a los tonos cálidos que aporta la naturaleza y los que podrás añadir a la decoración, convertirá tu boda en un escenario mágico.

En octubre no sufrirás las consecuencias del calor en los pies, ni os sobrará ropa. Tampoco se estropearán los peinados, por lo que podrás lucir una melena suelta decorada con una diadema o con un tocado de flores sin miedo a que el sudor la eche a perder. El maquillaje también debería permanecer intacto durante toda la celebración, ahorrándoos tanto a la novia como a las invitadas los molestos retoques continuos e inevitables provocados por el calor.

boda en octubre
Foto: Villa Laureana

Benefíciate de promociones y precios más económicos con una boda en octubre

Octubre se encuentra justo en la transición entre la temporada alta y la temporada baja. Se acerca a la época con menos demanda de celebraciones y por eso sus precios suelen ser más económicos. En octubre no tendrás, además, los problemas de agenda propios de los meses más solicitados y podrás escoger la fecha ideal para tu boda entre las opciones disponibles. Además, durante este mes puedes aprovechar las ofertas y promociones de fin de temporada que ofrecen muchos lugares como la finca de bodas Villa Laureana.

boda en octubre
Foto: Villa Laureana

Vestidos para una boda en octubre

Para una boda en octubre no hay que elegir necesariamente prendas transpirables ni demasiado abrigadas. Respecto al vestido de novia, lo mejor es decantarse por una opción intermedia y apostar por la manga larga (de encaje, tul…). Los tonos marrones y el estilo vintage que pueden llevar los invitados crearán un ambiente nostálgico. El novio, por su parte, también puede optar por colores un poco más oscuros o por la gama de los marrones.

Eso sí, más vale prevenir que curar, ya que el frío de la noche puede sorprenderos pese a que por el día las temperaturas continúen siendo bastante elevadas. Una estola o una chaqueta tipo bolero de colores claros o pastel serán el complemento ideal para la novia sobre un vestido que todavía puede lucir escote en la espalda.

Decoración otoñal

Cordones de estilo rústico, flores secas o silvestres, hojas… Todo lo que otorgue un toque natural es válido para las invitaciones de una boda en octubre.

En cuanto a la decoración del lugar donde se celebre el banquete, recomendamos los elementos naturales que proporciona el clima, las gardenias, claveles, el brezo y la infinidad de frutas de temporada que podrás escoger para los centros de mesa y la decoración exterior. Conseguirás un estilo campestre y romántico para la puesta en escena.

boda en octubre
Foto: Villa Laureana

Una luna de miel exótica

Para estas fechas, los destinos más aconsejados son los exóticos, como India, Costa Rica, Chile o Argentina. Si cruzas el charco te encontrarás con una estación primaveral, por lo que el cambio de clima no es tan brusco como si realizas el mismo viaje en verano-invierno.

Sin duda, otoño es la apuesta ganadora, ¡tanto para los novios como para los invitados!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas