ESTÁS EN:

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

shares

Hemos hablado con Patricia Navarro, experta wedding planner y cara visible de la empresa Arteboda sobre su labor en la organización de bodas.

 

Patricia Navarro es la persona detrás de Arteboda, una de las primeras empresas de wedding planner de nuestro país. Las claves de su éxito han sido la creatividad, la pasión y el buen hacer. Estas son sus respuestas a nuestras preguntas.

Arteboda

1 ¿Qué se siente al estar considerada una de las 10 mejores wedding planners de nuestro país?
Me siento muy feliz y muy orgullosa, pues es el resultado de mucho trabajo, esfuerzo y cuidado de cada detalle de nuestras bodas.
Este reconocimiento me ha servido también para seguir mejorando día a día, para abrirme camino a nivel nacional y para seguir cumpliendo los sueños de mis queridos novios.

2 ¿Cómo es el día a día en el trabajo de una wedding planner?
Realmente ningún día sé como va a empezar ni cómo va a terminar. Cada día es diferente al anterior, son mil cosas la que hay que hacer, mil llamadas, mil correos, mil whatsapps. Pero lo que está siempre presente es mi felicidad por mi trabajo. Amo lo que hago con todo mi corazón, desde pedir disponibilidad a un proveedor hasta tener una conversación filosófica con mis novios. Desde realizar un diseño en mi libreta loca, hasta la elección de una tarta sabor a chocolate. Desde imaginar el momento de la ceremonia súper emotivo hasta bailar pensando en la barra libre y en la música que pondremos. Cada día me sorprendo del gran trabajo que hay detrás de las bodas. Realmente creo que nadie puede imaginar lo que trabajamos en la oficina de Arteboda para que la boda sea inolvidable, especial y única.

Arteboda

3 ¿Qué es lo mejor de tu trabajo?
Bueno, yo diría que todo. Pero lo mejor es la ilusión infinita que tienen todas las parejas, ese brillo en sus ojos, esas miradas de amor, esa complicidad que hay entre ellos. El que pueda disfrutar de meses preciosos de preparativos, de meses de emociones, de meses de risas. Todo eso, que, además, lo comparten conmigo, es lo mejor. Es increíble las emociones que me regalan. Así que Ellos son lo mejor de mi trabajo.

4 ¿Y lo peor?
Lo peor son las noches de inmsonio, esas noches que no paro de pensar en todos los planes B incluso C que siempre tengo preparados.

5 ¿Qué les dirías a las novias que nos están leyendo?
Que lo más importante del día de la boda no es el catering, no son las flores, no es el baile, no es la lluvia o el sol. Lo más importante son ellos, que disfruten de cada segundo de ese día, que desprendan ese amor que sienten el uno por el otro, que se rían con cada invitado, que se dejen llevar, y que se regalen unos momentos a solas para mirarse a los ojos e inmortalizarlos. De lo demás, me encargo yo.

Arteboda

6 ¿Cuál es tu inspiración a la hora de crear y organizar cada boda?
Pues es cierto que con cada novio tengo diferentes inspiraciones. Me gusta saber de ellos todo, me gusta observar y escuchar detalles, almacenar en mi cabeza la información que me transmiten, a veces sin darse cuenta. No sabría explicar, pero no pienso en unos novios para buscar la inspiración, sino al revés. Me llega la inspiración a la medida de cada pareja. Es como un puzzle, las piezas me encajan solas. Dejo fluir la imaginación y los visualizo a ellos. Sé que lo que les propondré, les gustará. Es como si ya estuviera escrito.

7 ¿Cuál es el método de trabajo que sigues con cada pareja que te elige?
Pues este es otro de los puntos que nos diferencia, nuestra metodología de trabajo. Seguimos unos pasos estructurados para no perdernos en el tiempo. Vamos muy poco a poco. Siempre digo que es como amueblar una casa. Si compramos los muebles con una emoción desmesurada, luego en casa nos damos cuenta de que no tiene sentido todo lo que hemos comprado. Pues en las bodas pasa igual. Me gusta ir poco a poco, disfrutando y planeando lo mejor. Hay tiempo para todo y no hay que decidir a lo loco. Al final, se trata de que disfruten de esta etapa tan preciosa y de que el resultado sea el deseado por ellos.

Tendencias deco para la próxima temporada según Arteboda

8 ¿Tendencias para la próxima temporada?
¡Me encanta esta pregunta! Tengo que decir que soy muy defensora de la deco atemporal. Cada pareja tiene su propio estilo, y no quiero que se dejen llevar por modas. Pero sí, es cierto que hay que tener presentes las tendencias.
Mi apuesta para el año que viene: decoraciones nada livianas, mesas llenas de flores y velas, el color buganvilla, el azul marino y el oro serán top. Cristalerías nacaradas, vajillas delicadas y cuberterías de color. Mesas de espejo y sillas de cristal. ¡Me encantan! Pero, sobre todo, velas… muchas velas. Y eso si, olvidemos ya lo rústico.

Arteboda

9 ¿Alguna boda favorita?
¡Todas! ¡Son como mis hijitos! No sabría decantarme por alguna. Cada una ha tenido algo especial y cada una me ha marcado. Incluso organizándola en los mismo lugares, han sido completamente diferentes. Como les digo a mis novios, cada boda es diferente, no construyo bodas a granel. No podría diseñarlas iguales, no puedo, así que cada boda de Arteboda es diferente a otra. El diseño, la iluminación, las flores, el montaje, la música… Todo cambia.

10 Tras 12 años en el mundo de las bodas, ¿cómo crees que ha evolucionado la figura de la wedding planner en España?
Pues sí que ha cambiado muchísimo. Yo estudie la Diplomatura de Protocolo y RRII en la universidad de Granada, y continué la Diplomatura de Turismo. Y en esos años la figurará de wedding planner no existía en España.
Comencé a trabajar en la cadena de hoteles Melia y yo era la jefa de eventos. Tenía a mi cargo 11 salones y realicé en un año 86 bodas. ¡Imaginaos que locura! En aquella época, las novias empezaban a pedir opinión externa, y me la pedían a mi. A la chica del hotel que le organizaba la boda. Desde preguntas de fotógrafos hasta temas de protocolo. Pero antes nadie podía imaginar que se podía tener a una organizadora, como en las pelis.
En la actualidad, las bodas son únicas y hay que trabajar mucho para que así sean. Así que no concibo las bodas sin wedding planner.
Por fin se empieza a valorar nuestro trabajo. Al margen de la cantidad de intrusismo que sufrimos, ahora se empieza a saber que realmente es necesario tener a un wedding planner profesional al lado, porque todo se disfruta el doble, porque hay mucha diferencia entre una boda conwedding planner y una sin ella, y porque nuestro trabajo es como otro cualquiera sumando un plus de emociones.

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X