fbpx
ventajas de que llueva en tu boda
Búsqueda Menú

Boda con lluvia: ventajas, desventajas y soluciones

Los peinados perfectos para invitada según nuestro tipo de cabello

Decoración para bodas: las mejores ideas para ofrecer una celebración única

Oscuro Claro

No te deprimas si te despiertas el día de tu boda con lluvia. El agua puede hacer que tu enlace sea único. ¡Te contamos las ventajas!

 

Puede que uno de los miedos en el día de vuestra boda sea la lluvia. Casi todas las parejas quieren que haga un sol radiante y que la lluvia no arruine toda la celebración. Pero si os casáis pronto con el amor de vuestra vida, este tiene que ser el menor de los problemas.

Pareja de novios el día de su boda
Fotografía: Miriam Alegría

Para muchos novios una boda con lluvia es una preocupación. Son muchos los meses de planificación y organización para que vuestra boda al aire libre sea un éxito, y no queréis que la lluvia arruine el gran día. Una boda con lluvia es algo que siempre hay que tener presente. El tiempo es impredecible, da igual que os caséis en verano, siempre hay alguna posibilidad de que las nubes hagan un pacto y se vuelvan en vuestra contra, por eso siempre hay que pensar en un plan B que os permita salir airosos en el día más importante de vuestra vida. La mejor idea para evitar problemas en vuestra boda con lluvia es tener preparada una carpa de boda.

La lluvia en una invitada indeseada, pero con una bonita carpa para bodas no os tendréis que preocupar por vuestro look nupcial ni por el de los invitados. Y aunque creáis que una boda con lluvia solo os va a traer cosas negativas, el agua también tiene sus ventajas. ¿Queréis saber cuáles son?

Ventajas de una boda con lluvia

1. Fotos únicas el día de vuestra boda 

Las fotos bajo la lluvia son preciosas. La niebla y la luz suave hacen que las fotos se vean muy románticas. Además, podréis utilizar elementos como paraguas transparentes, botas de agua coloridas… Seguro que habéis escuchado eso de que es mejor un día nublado que uno soleado para tomar fotos.

ventajas de que llueva en tu boda
Fotografía: Víctor Lafuente

2. La lluvia es fantástica para dar abrazos 

Los abrazos siempre vienen bien, sea con lluvia o con sol. Pero la lluvia crea un ambiente más romántico y siempre apetece acurrucarse cerca de la pareja.

3. Las flores de la boda durarán más 

Las flores aguantan mal el calor y el bochorno, y enseguida tienen un aspecto mustio. Con la lluvia soportarán mejor el día, siempre que no caiga una lluvia torrencial.

4. La lluvia puede hacer que salga el arcoíris

¿Qué viene al final de la tormenta? La calma. Si llueve y luego la lluvia cesa, se puede crear el telón de fondo perfecto: el arcoíris. Precioso para las fotos.

5. Que llueva el día de vuestra boda da suerte

O al menos eso dicen. En algunas culturas, la lluvia en el día de la boda se considera buena suerte, simboliza la fertilidad y la limpieza. Entonces, si sois supersticiosos o simplemente queréis sacar vuestra lado positivo, pensadlo de esta manera.

6. Una boda con lluvia es más romántica

Hay alguna razón por la cual las escenas de besos más famosos de la historia se han grabado bajo la lluvia, y es que la lluvia crea un halo muy romántico. Además, el agua crea un fondo sonoro de ensueño.

Entrada novios
Fotografía: Daniel Medina

7. No tendréis que preocuparos porque los invitados pasen calor

No tendréis que preocuparos de que vuestros invitados tengan calor. Eso sí, olvidaos de regalar pai-pais o abanicos a los invitados y cambiadlos por paraguas, seguro que harán falta.

8. La lluvia reduce el polen y los alérgicos lo agradecerán

Si alguno de vuestros invitados, o de los novios, sufre alergia, lo único que no desea el día de la boda es que haya un cielo cálido y soleado, ya que estas son las condiciones perfectas para acelerar la alergia, enrojecer la nariz y los ojos. La lluvia reduce el polen en el aire y seguro que con ella cualquier alérgico se siente mejor.

Supersticiones y lluvia

Las supersticiones y la lluvia están muy relacionadas. Como hemos dicho en el punto 5, para muchos la lluvia es sinónimo de buena suerte. Habréis oído muchas supersticiones relacionadas con el día de la boda: el novio no puede ver a la novia antes del enlace, la novia debe llevar algo azul, el arroz después de dar el “sí, quiero”… Todas ellas se han convertido en tradiciones, y ahora podemos verlas en casi todas las bodas. Pero para muchas culturas una boda con lluvia es signo de buena fortuna.

Pareja de novios saliendo de la iglesia.
Fotografía: JFK Imagen Social

Una boda con lluvia también tiene sus secretos y supersticiones y, aunque os parezca extraño, todas consideran la lluvia como un amuleto de buena suerte.

  • “Novia mojada, novia afortunada”

El refrán más conocido considera una boda con lluvia como lo mejor que le puede pasar a los novios. No tenéis que preocuparos porque os llueva en vuestro gran día y, si es así, pensad siempre en positivo con la ayuda de este refrán. Novia mojada, novia afortunada origen: se cree que la tradición de asociar la lluvia con la buena suerte proviene de la importancia de esta para fertilizar la tierra. Los orígenes agrícolas del judaísmo practicaban rezos pidiendo por la lluvia y es que el agua es sinónimo de fertilidad. Se dice que si una pareja celebra su boda con lluvia tendrá muchos hijos.

Si nos fijamos en la cultura oriental, encontramos otra explicación. Para los hindúes, un matrimonio unido un día de lluvia será más fuerte porque, según ellos, un nudo atado que se moja es más difícil de desatar. Si llueve el día de vuestra boda, no os preocupéis. Mirad el lado positivo y pensar en un matrimonio sólido y fértil.

  • La lluvia es sinónimo de fertilidad

Si siempre habéis querido formar una familia numerosa, tal vez la boda con lluvia sea lo mejor que os pueda pasar. Algunas culturas consideran la lluvia como un sinónimo de fertilidad, quizás sea por la importancia del agua en el crecimiento. ¿A que ahora no os parece tan malo que llueva el día de vuestra boda?

Y si a pesar de estas buenas supersticiones seguís rechazando una boda con lluvia, lo mejor es seguir rituales para evitar que llueva el día del enlace. Existen muchas tradiciones bodas para evitar la lluvia en tu gran día.

  • En España existe la tradición de llevar una docena de huevos a las monjas Clarisas. Ellas le rezarán a Santa Clara en vuestro nombre para que el día de vuestra boda haga un sol espléndido.
  • Otra tradición es dormir con una tijeras debajo del colchón la noche antes de la boda. Parece un poco loco, pero quizás dé resultado.
  • Otra solución para “evitar” la lluvia es hacer una cruz con sal en el jardín un día antes del gran día.
  • Y si en el jardín de casa tenéis plantas, podéis tomar la opción de clavar cuchillos en la tierra el día antes de la boda. Este ritual también tendría que dar resultado. (Eso sí, procurad que no os vea ningún vecino porque podría parecerle un poco extraño).

Y si después de todas estos estos rituales ninguno os resulta efectivo y el día de vuestra boda llueve, os damos unos consejos para que todo vaya bien.

Consejos para vuestra boda con lluvia

Contra la lluvia no existe un producto mágico, pero puedes disponer de escudos que te ayudarán a pasar mejor el día de tu enlace. Hazte con paraguas, chubasquero y ropa de abrigo. No tengas miedo a perder tu glamour, todos lo entenderán. Para una boda, lo normal es contratar un espacio que se adapte al presupuesto de los novios y también a sus deseos. En caso de celebrar una boda al aire libre es necesario que penséis siempre en la posibilidad de un día de lluvia.

La carpa sería un elemento esencial para la celebración de vuestra boda. Resguardará a todos vuestros invitados y será vuestra mejor aliada, tanto para la lluvia como para el viento. Además, este tipo de estructuras crean un ambiente muy acogedor y las hay de un montón de formas.

boda con lluvia
Fotografía: cedida por El Mirador del Golf

No esperes a que el día de tu boda caiga una tormenta y piensa en un plan B desde el primer momento. Aunque la boda se celebre en pleno verano y la previsión anuncie un sol brillante, es posible que una tormenta de verano os sorprenda. Antes de contratar cualquier lugar para la celebración, asegúrate que se puede habilitar una zona protegida de lluvia.

También debéis llevar un paraguas nupcial bonito. Los paraguas transparente boda son perfectos para los novios ya que permitirá al fotógrafo sacar unas fotos preciosas. Hay algunos lugares de celebración donde, aunque tengan sus estancias cubiertas, es necesario caminar por el exterior para ir de un lado a otro. El paraguas es primordial en un día de boda con lluvia. Para vuestros invitados también podréis ofrecer paraguas para bodas como regalo-recuerdo. Podéis colocarlos a la salida de la iglesia para que ninguno se moje. Intentad que sean paraguas que vayan acorde con el resto de colores y decoración, así todo tendrá una armonía.

Boda con lluvia: qué me pongo

Debéis tener cuidado con el calzado que escojáis. Nuestro consejo es caminar con un calzado cómodo para llegar al lugar de la celebración. Luego os podréis cambiar. Evitad los tacones o zapatos que puedan escurrirse con el agua. Intentad ser prácticos. Lo mejor son unas botas de agua que podréis compraros a juego o unas zapatillas para cambiar en un determinado momento. Procurad que sea un calzado impermeable y…¡cuidado con los charcos! Las suelas antideslizantes siempre son la primera opción.

Boda con lluvia.
Fotografía: Miriam Alegría

El peinado y el maquillaje pueden verse afectados por la lluvia. Este es un mensaje para novias e invitadas. Lo mejor para un día lluvioso es mantener el pelo recogido para evitar que se rice. Seguro que vuestro peluquero o peluquera de confianza utiliza productos para evitar el pelo encrespado. En cuanto al maquillaje, lo mejor es que os llevéis pinturas para retocar vuestro make-up durante la boda, así no tendréis ningún problema y, por supuesto, utilizar maquillaje waterproof, resistente al agua. Si podéis, llevad a un profesional que se haga cargo del maquillaje y peinado ese día.

Intentad que la lluvia no fastidie vuestro gran día. Habéis esperado muchos meses, incluso años, hasta que ha llegado el momento. Que el agua sea el menor de los problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas