ESTÁS EN:

shares

Comprar un regalo a los novios, encontrar el look ideal, viajar al lugar de la boda y pagar el cubierto, puede hacer que salte la alarma en tu cuenta bancaria. Pero, ¡que no cunda el pánico! LSC, como siempre, tiene la solución: 6 maneras de ahorrar como invitado de boda.

 

En LSC no queremos que nadie se quede sin ir al gran día de su prima, hermana, amiga o vecina, por temas de dinero. Sabemos que asistir a una boda puede suponer muchos gastos y, a veces, es una faena. Pero, por experiencia, también sabemos que si te pierdes un bodorrio… ¡Después te arrepientes!

Por este motivo, hemos creado una pequeña lista con diferentes formas de ahorrar como invitado de boda. ¿Lo mejor? Es más sencillo de lo que imaginas.

Ahorrar como invitado de boda:

Encuentra un buen grupo. Si vas a una boda a la que conoces a bastante gente, estás de suerte. Organizar las cosas con otras personas, siempre es mucho más fácil y barato. Por lo general, para conseguir tarifas de grupo aceptables, necesitarás al menos 10 personas. ¿Un consejo? Asegúrate que todos son de fiar.

Ahorrar como invitado de boda

Giphy

Divide el viaje y el alojamiento. Si se trata de una boda lejana a vuestro lugar de residencia, una vez tengáis tu grupo bien organizado, podréis dividir los gastos de viaje y alojamiento. Si, por el contrario, no conoces a nadie en tu misma situación, siempre puedes hablar con otros invitados para que te consigan algo o alguien. ¡El “boca a boca” funciona!

Compra tu regalo rápido. Si demoras demasiado tiempo en pensar qué regalar a los novios, tendrás menos opciones donde elegir y, posiblemente, estas opciones sean las más caras. Ser rápido no sólo te ahorrará tiempo, sino también dinero.

Regalo en grupo. Si no nos ha hecho caso y te has saltado el punto anterior, no te preocupes. Hay regalos que cuestan mucho dinero y los novios entenderán a la perfección que se trate de un regalo compartido. Así que, simplemente, preocúpate de buscar a alguien que asuma estos gastos contigo.

Ahorrar como invitado de boda

Giphy

Alquila el vestido. No compres, alquila. Si tienes más de una boda, esta es una gran forma de ahorrar dinero si no quieres lucir el mismo vestido en tres ocasiones diferentes. ¡Que el truco de cambiar los accesorios con el mismo modelito ya se lo sabe mucha gente!

Busca otras alternativas al hotel. Si la boda te pilla tan lejos de casa que te toca dormir fuera, busca otras alternativas a los hoteles. Al fin y al cabo, son los más caros. Páginas como Aribnb o Homeaway ofrecen habitaciones a precios baratísimos.

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X