fbpx
novias inspiradas en obras de arte
boda entre viñedos
Inmaculada García en Bridal Love Madrid
Búsqueda Menú

Esta fotógrafa convierte a las novias en las pinturas más famosas del Renacimiento

Ana y Andrés, una romántica boda entre viñedos

BLM18: Inmaculada García y su maravilloso derroche de volatilidad y fluidez

Oscuro Claro

Lucía Garco es fotógrafa de bodas en Madrid y acaba de lanzar un proyecto muy especial: novias inspiradas en obras de arte. Un homenaje a los maestros de la pintura a través de la moda nupcial y la fotografía. 

 

El mundo de las bodas abarca muchas más disciplinas de las que podemos llegar a imaginar. La moda, la belleza, la gastronomía, la decoración, la arquitectura, la fotografía… Y nos referimos a disciplinas porque requieren mucho trabajo, esfuerzo y también creatividad. Todas ellas están relacionadas, además de entre sí, con el ARTE –estética, creatividad, capacidad de contar algo a través de objetos, ropa, lugares…–. Todas deben encajar como piezas de un engranaje para que las parejas tengan un buen sabor de boca.

Una boda no se completa sin un buen vestido de novia, un espacio adecuado, una decoración acertada y una fotografía que congele la escena y la convierta en un recuerdo físico que permanezca en el tiempo.

Novias inspiradas en obras de arte

Unas imágenes cuidadas que reflejen la emoción, no pueden entenderse sin un trabajo que combine la parte técnica con la creativa. La fotógrafa Lucía Garco está especializada en la fotografía de bodas en Madrid. Capta historias de amor de una forma única y especial basadas en su propia experiencia y visión del arte.

Acaba de lanzar un proyecto que fusiona sus dos pasiones: la pintura y la fotografía. ‘Novias del Renacimiento’, un editorial de moda nupcial inspirado en la pintura clásica. Cinco firmas –Paredero Quirós, La Tua Pelle, Lamaryé, Claudia Llagostera y Marina Arcos y ocho modelos distintas han participado creando imágenes inspiradas en algunos de los cuadros más importantes de la historia.

novias inspiradas en obras de arte

Los ocho cuadros elegidos para el trabajo que representan cada una de las fotografías fueron pintados entre los siglos XV y XVI. Todas las protagonistas de las obras son mujeres comunes, santas y diosas que, en las fotografías, están convertidas en novias. Y eleva cada prenda al nivel de los cuadros, es decir, a obras de arte. Realizando así un paralelismo entre las dos disciplinas artísticas.

Con este trabajo y de una forma muy especial, la fotógrafa rinde un homenaje a los grandes maestros de la pintura a través de la moda nupcial y la fotografía: La primavera de Sandro Botticelli, Criada sirviendo leche y La joven de la perla de Jan Vermer, La dama del armiño y La Gioconda de Leonardo Da Vinci, Santa Catalina de Caravaggio y Joven veneciana de Alberto Durero. 

novias inspiradas en obras de arte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas