ESTÁS EN:

shares

Maica Álvarez es la creadora y diseñadora de la firma para pajes y damitas de boda Sueños de Carlota, pasión que compagina con su trabajo de enfermera. Nos explica cómo ha vivido desde el punto de vista profesional la actual crisis sanitaria.

 

Maica Álvarez es la creadora de Sueños de Carlota, la firma con el nombre de su hija que confecciona a medida trajes de pajes y damitas de boda. Un atelier muy especial que destaca por contar con un método de trabajo único y una apasionada manera de mimar a los niños.

En Sueños de Carlota se adaptan a todos los estilos y celebraciones, y de su taller nunca salen dos trajes completamente iguales. Cada diseño es exclusivo y tiene el toque especial de los novios a los que acompaña. Y, si los niños tienen diferentes edades, se confecciona en función de cada una de ellas. Los diseños finales comparten una identidad común determinada por los tejidos y los cortes.

Además de una diseñadora apasionada, Maica Álvarez es enfermera. Una maravillosa mujer pluriempleada, además de madre de familia, que puede ofrecernos su particular visión de la situación actual. Hemos hablado con ella y esto es lo que nos ha contado.

Maica Álvarez

Foto: Maica Álvarez

LucíaSeCasa – ¿Cómo estás viviendo las circunstancias actuales desde el punto de vista profesional?

Maica Álvarez – En primer lugar, tengo que decir que el hecho de ser enfermera me ha ayudado a prever el futuro cercano antes de que llegase el confinamiento. Nuestro trabajo de taller, no todo, pero si el mayor volumen, se realiza bajo pedido.

Entre finales de febrero y comienzos de marzo pasados nuestra agenda atendía a las citas para ultimar detalles y medidas para las comuniones, bautizos y las primeras bodas del año. Una vez realizada esta tarea, comenzaba la fase de planificar el taller de confección… y aquí paramos. Dada la situación sanitaria en Italia, yo tenía claro que no debíamos continuar y, pese a los nervios de las modistas, acertamos de pleno. Comenzaron las llamadas de las mamás y de las novias, nerviosas, preocupadas y desesperadas. Entonces mi papel fue el de trasmitir paz y asegurarles nuestro acompañamiento en días futuros. Llegaron las anulaciones de todos los eventos y con ello el confinamiento, nuestro taller y nuestro espacio de Sueños de Carlota cerró sus puertas y aumentó mi carga laboral como enfermera.

Eran momentos de priorizar, de asegurar la salud pública, de evitar la transmisión del COVID19 y de atender y cuidar a nuestros enfermos. Y, dicho y hecho: jornadas duras de hospital, días que acababan con vuestros aplausos, trabajo en equipo sin horarios y un agotamiento físico y mucho más emocional. Tantas muertes… ¡una situación sanitaria jamás vivida!

«En paralelo a mi trabajo de hospital confeccionamos batas quirúrgicas en el taller de Sueños de Carlota»

LucíaSecasa – Sueños de Carlota no paralizó su taller, ¿verdad?

Maica Álvarez – No. En paralelo a mi trabajo de hospital trabajamos sin material de protección o con material muy escaso en el taller. Allí se volvió a escuchar el ruido de las maquinas de coser, pero para atender a un deber social y moral, el de confeccionar batas quirúrgicas en las condiciones de asepsia necesarias y con toda la generosidad de mis modistas. Batas que entregamos de forma anónima y desinteresada en Tudela, tanto en el hospital como en residencias de ancianos, y en los hospitales de Coslada y de San Cugat de Asepeyo.

LucíaSeCasa – Los diseños de Sueños de Carlota están completamente paralizados

Maica Álvarez –  Mi estado de ánimo no me ha permitido trabajar en Sueños. Durante todo este tiempo he sido incapaz de investigar nuevos tejidos, de diseñar nuevos modelos, ni prácticamente de publicar en redes sociales. Es difícil de explicarlo, pero han sido 50 días de inactividad.

Maica Álvarez

Foto cedida por Sueños de Carlota

LucíaSeCasa – ¿Te atreverías a prever el futuro inmediato?

Maica Álvarez – Se prevé un año económico complicado durante el que no habrá eventos o serán diferentes. En la actualidad las bodas están suspendidas y las comuniones y los bautizos aplazados, y aún no sabemos cómo terminará esto. En cualquier caso, será un verano diferente, con la economía familiar debilitada y las salidas entiendo que próximas a los domicilios y buscando la naturaleza.

Maica Álvarez: «Toca reinventarse y tener paciencia»

LucíaSeCasa – ¿Cómo tenéis previsto retomar la actividad?
Ahora han comenzado las primeras llamadas de las mamis para preparar ropitas para bebés. En Sueños de Carlota estamos preparando las nuevas ventas y dando seguridad al cliente al tiempo que sigo poniendo mi particular granito de arena para seguir protegiendo la salud pública.
Uno de nuestros puntos fuertes será centrarnos en el bebé recién nacido, que es un producto que no se dejará de vender.
Ofrecemos una venta segura y cómoda, estamos preparando para nuestros clientes las citas para videollamadas que les permitirán recorrer nuestro espacio de forma personalizada. La finalidad es atender a las necesidades de todos ellos, mamás y abuelas preferentemente. Además, estamos retomando nuestra comunicación por medio del correo electrónico y el Whatsapp, y también a través de nuestras cuentas de Instagram y Facebook.

Toca reinventarse y tener paciencia para poder mantener mi Sueño.

LucíaSeCasa – Un placer hablar contigo, Maica, mucha suerte y gracias por tu inestimable labor 🙂

Comentarios

Relacionados

Comentarios

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X