ESTÁS EN:

shares

Esta novia compró el vestido para su gran día a través de Internet pero, cuando lo recibió, se llevó una sorpresa mayúscula porque no tenía nada que ver con lo esperado.

 

Esta historia parece sacada de esos relatos llamados “Lo que pedí Vs lo que recibí”. Sin embargo, en esta ocasión no era un jersey, ni un traje de baño… ¡Era un vestido de novia!

Una desagradable sorpresa

Meaghan Taylor se estaba preparando para el “sí, quiero” y, como para la mayor parte de las novias, su gran ilusión era encontrar un vestido perfecto para ella. Al navegar por una página de artículos chinos de internet creyó haber encontrado el diseño de sus sueños, y lo mejor es que solo costaba 89 dólares. Meaghan lo compró y esperó impaciente su envío.

Sin embargo, cuando lo abrió se llevó una gran desilusión… ¡aquel vestido poco o nada tenía que ver con el que había visto en la web! “Me quedé impresionada por lo que recibí. No se parecía en nada a la foto. Estaba bastante desconsolada, pero no pude evitar reír”, explicó Meaghan en una entrevista concedida a The Sun.

“Pedí que me devolvieran el dinero, pero me dijeron que necesitaba el embalaje original y la caja en la que venía, que no guardé”. Esta novia se llevó una desagradable sorpresa cuando descubrió que aquel vestido que parecía sacado de un cuento de hadas, en realidad era un diseño sacado de una película de terror. Sin embargo, Meaghan consiguió reírse de aquel infortunio y publicar una imagen con el vestido puesto y la imagen de la página web en la que lo había comprado para agregar una nota de humor al asunto: “En otro episodio de lo que pedimos y lo que realmente obtuvimos. Mi cara dice exactamente cómo me siento. Compartidme en Internet. Me alegro de que haberos alegrado el día a todos con mi anécdota”, concluía Meaghan en su post de Facebook.

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

X