ESTÁS EN:

shares

Sabemos que el confinamiento puede producir una sensación de angustia y soledad que puede acabar imponiéndose en nuestras vidas. Echa el freno y dale la vuelta a esta situación. Quizás, lo que se nos ha impuesto como una obligación pueda tener el más grande de los beneficios para todas y cada una de nosotras. 

 

Es posible que, ahora, echemos la vista hacia atrás y recordemos aquellos bellos momentos en los que eras completamente feliz pero, todavía, no lo sabías. Esperabas que llegara el aclamado viernes y organizabas la tarde con tus amigos, quedabas con tu novio, te echabas una siesta de 2h… Y, de repente, todo esto ha cambiado para pasar a días que parecen ( si es que no lo son) iguales.

confinamiento

Las claves para sacar provecho al confinamiento

Este cambio tan radical puede llegar ligado con sentimientos como la soledad, la angustia o la ansiedad. En primer lugar, debemos tomar consciencia de ello. Lo que está pasando es algo que está total y absolutamente fuera de nuestro control y, lo más importante, debemos aceptarlo. Este factor que influye mucho si somos personas a las que nos gusta seguir nuestros planes organizados. Sin embargo, debes ser consciente de que sí tienes que tomar la responsabilidad que se nos ha dado a cada uno y es respetar este confinamiento para que todo se solucione lo antes posible.

En segundo lugar, en ningún momento debes pensar que la vida se ha parado en seco porque el tiempo sigue contando. Tu misión es encontrar en qué quieres invertirlo. Pinta, escribe, lee, haz deporte… Prueba y sigue probando hasta que encuentres aquello que te alegra el alma. Y, por supuesto, que la distancia no sea un impedimento. Sigue ‘regando’ todos los días tus relaciones personales. No dejes que nada se enfríe. Que no puedas tocar a una persona no tiene nada que ver con que esa persona no esté a tu lado. Nuestro consejo es que vayáis un pasito más allá. Es cierto que este virus es el tema central de todas las conversaciones pero, no por eso, ha de ser el único tema de conversación. Intentad hacer cosas juntos al mismo tiempo como jugar a juegos, abrid una cerveza, ver una película…

confinamiento

En tercer lugar, no dejes que el aburrimiento se imponga en tu vida. Levántate de la cama o del sofá y organiza la ropa del armario, limpia las brochas de maquillaje (cuando te vuelvas a maquillar lo agradecerás muchísimo), haz esa tarta que viste en Instagram y que te parecía imposible, exfoliate la piel, haz esa llamada a tu abuela… En fin, piensa en la cantidad de cosas que siempre posponías por falta de tiempo y hazlas. Ya no tenemos ninguna excusa. 

Y, sobre todo, observa críticamente cómo era tu vida antes del confinamiento. Esto viene en relación con lo que te decíamos de cómo esperábamos ansiosas que llegara el viernes para organizar todos nuestros planes. Como si la vida no fuera también un lunes o un martes. Sé consciente de ello porque estamos seguras que, cuando todos estemos sanos y a salvo y volvamos a inundar las calles, no volveremos a desaprovechar ni un minuto de nuestro preciado tiempo.  

Ánimo y mucha fuerza a todos. 

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X