ESTÁS EN:

shares

¿Tiendes a olvidar fácilmente las cosas y no entiendes el porqué? Atenta porque este estudio puede darte las claves.

 

El trabajo titulado Actividad sexual y declive cognitivo en personas mayores publicado en la revista Archives of Sexual Behavior asegura que “quienes tienen relaciones sexuales con menor frecuencia, son más propensos a sufrir problemas de memoria”.

Fotografía: Pixabay

El sexo y la memoria: ¿qué tienen que ver?

Este estudio reveló que una escasa actividad sexual provoca deterioro en el cerebro, lo que contribuye a que las cosas se olviden más fácilmente. Para el trabajo fueron analizadas 6.000 personas de más de 50 años y los resultados arrojaron que cuando hay sexo recurrente, los orgasmos activan redes neuronales que permiten que la mente funcione mejor. Sin embargo, cuando el sexo es poco o nulo, las zonas relacionadas con la memoria tienen más dificultades para activarse o, directamente, no cumplen esta función como se debe, desencadenando problemas en la capacidad de concentración.

Fotografía: Pixabay

El estudio Actividad sexual y declive cognitivo en personas mayores dictaminó que, aunque este trabajo estaba orientado a personas de alta edad, la falta de sexo afecta a todos por igual. Es decir, su ausencia también perjudica la memoria de los jóvenes.

Por su parte, la Universidad McGill de Canadá descubrió que “las mujeres que tienen relaciones sexuales con frecuencia tienden a recordar las cosas con mayor facilidad”. Para demostrar los resultados, 78 chicas de entre 18 y 29 años realizaron un test de memoria que consistía en recordar palabras técnicas y rostros. El estudio reveló que las mujeres que mantenían relaciones sexuales con más frecuencia eran capaces de recordar más palabras y detectar más rostros.

Fotografía: Pixabay

Así mismo, uno de los investigadores de la Universidad de Canadá, Jens Pruessner, dio las claves para entender esta relación entre el sexo y la memoria y es que, según su estudio, las reacciones químicas del cerebro están relacionadas con la actividad sexual. Esto quiere decir que el sexo es un ejercicio para la memoria, ayudando a combatir el estrés y la depresión. El investigador también apostilló que después del sexo se generan nuevas neuronas en la zona donde el cerebro genera la memoria a largo plazo: el hipocampo.

Y tú, ¿recuerdas fácilmente las cosas?

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

X