Novios saliendo de la iglesia
vestidos de invitada para boda otoño vestidos de novia de invierno
Búsqueda Menú

 Las razones por las que las parejas no tienen sexo en su noche de bodas

Descubre los cinco momentos más emotivos que vivirás en tu boda

Vestidos de invitada para boda otoño 2023: la mejor inspiración

Oscuro Claro

Por extraño que parezca, las parejas no suelen tener sexo en su noche de bodas pero, ¿por qué? Estas son las razones. 

Hay varios motivos por los que las parejas “pasan” de tener sexo en su noche de bodas. A pesar de que se espera tradicionalmente que la noche de bodas sea una ocasión íntima y romántica, existen factores emocionales, físicos y psicológicos que podrían influir en la decisión de una pareja de abstenerse de tener relaciones sexuales en ese momento. ¿Por qué los recién casados eligen no tener sexo? 

Razones por las que las parejas no tienen sexo el día de la boda

1. Expectativas poco realistas: a menudo, las expectativas sobre cómo debería ser la noche de bodas pueden crear presión innecesaria y nerviosismo en la pareja, algo que podría dificultar la relajación y la intimidad de la pareja. 

fuegos artificiales para bodas
Fotografía: Imagen de v.ivash en Freepik

2. Cansancio: casi todas las parejas afirman no haber tenido sexo en su noche de bodas por esta razón: estaban demasiado cansados. Eso es bastante comprensible, ¿verdad? Aún más cuando esa no es la primera vez. Tras un laaargo día de protocolo y celebración, entendemos que lo único que quieren hacer los novios, después de la fiesta, es descansar. Pero ojo, que no siempre es así. Hay parejas que a pesar de estar muy que muy cansados, no se perderían por nada del mundo el sexo en su noche de bodas. 

3. Un poquito borrachos: además del cansancio, otro factor que afecta mucho a la decisión de no tener sexo en la noche de bodas es el alcohol. Agotados y con el alcohol en sangre después de tantas horas de fiesta, puede que en la cama todo os de vueltas. A veces, demasiado alcohol no es compatible con el romanticismo. 

4. “Problemas” femeninos: es un hecho. La regla puede ser una invitada más el día de nuestra boda y puede fastidiar la noche más esperada. 

Fotografía: Imagen de Freepik

5. Prefieren la luna de miel: muchas parejas prefieren descansar esa noche y, durante el viaje de luna de miel, recuperar el tiempo perdido. ¿La razón? Piensan que se trata de un momento más íntimo y mágico. ¿Qué mejor que hacerlo en un lugar paradisíaco?

6. La dificultad del vestido de novia: ¿has visto alguna vez un traje de novia que parezca fácil de poner y quitar? Que si botones, que si lazos, que si infinitas capas…Es un hecho. Un vestido de novia puede llegar a ser muy, pero que muy complejo. Para ponérselo, la novia cuenta con la ayuda de sus amigas y hermanas, pero ¿para quitárselo? Seamos realistas: tras una noche de fiesta, cualquier novio queda exento de esta tarea.

7. Problemas de salud: sí, tanto física como emocional. Dolores de cabeza, de pies, estrés, dolor por posible caída durante la fiesta… Todo puede afectar la disposición de la pareja para tener relaciones sexuales en su noche de bodas.

Es importante recordar que cada pareja es única y que la falta de relaciones sexuales en la noche de bodas no indica necesariamente problemas en la relación, y menos cuando acabáis de daros el “sí quiero”. La comunicación abierta y honesta entre la pareja es fundamental para comprender y abordar cualquier preocupación o dificultad que pueda surgir en la relación. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Relacionadas