ESTÁS EN:

shares

¿Te preguntas cómo sería casarse con un abogado? ¿Tu pareja se dedica al derecho o has conocido a alguien que lo hace? Valora con nosotras los pros y los contras.

 

Vale, has conocido a un abogado y crees que es el momento de dar el gran paso. Es tu chico ideal y, aunque en alguna ocasión su trabajo se haya interpuesto en vuestra relación de pareja, no puedes vivir sin él. Estás nerviosa. Quieres estar segura antes de tomar la decisión y los nervios pueden contigo. Esto nos ha pasado a todas hombre, no te desesperes. Vamos a coger papel y boli y a ayudarte. Cuando te casas con una persona, sin querer, te casas con su profesión. De eso no hay duda. Pero estamos seguras de que tienes una historia bonita y no vamos a permitir que la estropee su trabajo, ¿no?

Estos son los pros y los contras de casarse con una abogado, léelos y, si quieres, luego con un cafecito sopesamos todo juntas.

Son astutos y saben siempre cómo salir airososos.

Los pros de casarse con una abogado

  1. Saben lo importante que es ir bien vestido. Son siempre muy elegantes con un toque sexy. Le ó la verás salir cada mañana como un pincel y eso, que quieres que te diga, nos gusta a todos.
  2. Son capaces de explicarte los términos o conceptos más complejos de la forma más simple. Ya no se te va a quedar cara de tonta nunca. En un abrir de ojos te convertirás en la culturitas de tu grupo.
  3. Saben qué hacer si te roban el móvil o tienes algún problema legal. Tendrás asesor legal siempre. Si lo necesitaras, podrías salir de la cárcel gracias a su habilidad y te saldría barato. (Esto es un pro seguro).
  4. A los padres les gusta eso de que tu pareja sea abogado. Ya verás lo contenta que se va a poner tu madre cuando le digas que te casas con un partidazo como este.
  5. Saben como soportar situaciones difíciles y aguantar a la geste mas molesta pues están acostumbrados a sonreír aunque en realidad no quieran. Son astutos y saben siempre cómo salir airososos. Qué bien te va a venir en esos cumples tensos…
  6. Son ordenados y nunca llegan tarde a las citas. Di «hasta nunqui» a tener que esperar a tu cita o llegar tarde a cualquier plan.

Están acostumbradas a ganar todas las discusiones y saben muy bien cómo hacerlo.

Los contras de casarse con una abogado

  1. Saben mentir. Están acostumbradas a ganar todas las discusiones y saben muy bien cómo hacerlo. En derecho estudian básicamente eso, así que no tendrás nada que hacer. Va a saber usar perfectamente los diferentes puntos de vista de un problema.
  2. Tienen muy buena memoria. «Todo lo que digas podrá ser utilizado en tu contra».
  3. No se separará del ordenador en vacaciones e irá mendigando wifi por todos lados como un loco/a.
  4. Habrá épocas que os veréis poco. Llegará a casa a las mil pero sacará un hueco en su agenda seguro y si no, pues ve tu a su bufete.

Consejos si te vas a casar con un abogado

  1. Evita ver juntos la series de abogados. Con ellos pasa como con los médicos, si ves una serie que trata de su trabajo no van a desconectar y se dedicarán a comentar (y criticar) cada cosa que no coincida exactamente con la realidad.
  2. Cuando llegue el fin de semana, oblígale a salir de casa. Si no consigues que salga a la calle no se separará del ordenador.
  3. Cuidado con malacostumbrarle. Los antecedentes sientan jurisprudencia y te verás obligado a repetir el buen gesto siempre.

 

Toda persona tiene su lado malo y bueno pero, a pesar de estos contras, los abogados nos parecen tan monos…

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X