fbpx
Oscuro Claro

Dicen que el sexo mejora con los años, como los buenos vinos. Porque con el tiempo se valoran aspectos que no se tenían en cuenta cuando se es más joven. También con el tiempo hay posiciones sexuales que cuesta más experimentar, y otras que son más satisfactorias. 

 

Y es que, a medida que la edad avanza, el cuerpo experimenta ciertos cambios, y conviene adaptar las posiciones sexuales a ellos si se busca practicar un sexo seguro, sin riesgo de lesiones, y satisfactorio. Te explicamos cuáles son las mejores para cada rango de edad.

posiciones sexuales

Mejores posiciones sexuales según tu edad

A los 20

A esta edad os sentís fuertes, libres, poderosos. Podréis probar las posturas más acrobáticas y arriesgadas sin riesgo de golpes ni lesiones. Vuestros cuerpos son más flexibles ahora y es el momento más físico de las relaciones sexuales. Prácticamente todo vale, es el momento de experimentar sin límites. Además, no se tienen tan en cuenta los errores. Es el momento de probar con posturas que más adelante os costará realizar, como la postura conocida como contra la pared, en la que el hombre coge en brazos a la mujer. Esta postura requiere un poco de fuerza del hombre.

En esta edad los hombres pueden estar luchando contra la eyaculación precoz. Pueden ayudar a retrasar el orgasmo posturas como la de la misionera, con el hombre tumbado y la mujer sobre él.

A los 30

Vuestro estado físico sigue siendo bueno. Es posible que ya no seáis tan activos como antes, aunque probablemente no sea necesario reducir la velocidad. A lo largo de esta década pueden darse los primeros embarazos y los primeros dolores articulares, y la parte baja de la espalda puede empezar a sufrir. La postura del perro, a cuatro patas, que ayuda a mantener la pelvis neutral, y la de la cuchara, en la que los dos permanecéis tumbados mirando hacia el mismo lado, apoyada la espalda de la mujer sobre el pecho del hombre, minimizan este tipo de molestias.

posiciones sexuales

A los 40

A esta edad solemos estar más cómodos en nuestros cuerpos y con los de nuestras parejas, y es el momento de probar posiciones que mejoren el aspecto espiritual del sexo, con más juegos previos. El 69 es una buena opción ahora.

Por otra parte, espalda, caderas y piernas suelen volverse más sensibles al dolor a esta edad. Pueden aparecer pinzamientos de nervios, desplazamientos óseos… Y el sexo se vuelve más técnico a partir de este momento.

Siguen siendo útiles las posturas de la década anterior, aunque pueden requerir algunas modificaciones. Por ejemplo, la postura del perro será más cómoda si colocas una almohada firme debajo de tus caderas. Ahora también podéis probar posturas como la de la vaquera invertida, si no te importa ver únicamente los pies de tu pareja, o la contraria, los dos sentados sobre la cama, uno sobre el otro, y mirándoos de frente.

posiciones sexuales

A los 50

La menopausia y la bajada del nivel de estrógenos asociada a ella suele llevar aparejada una caída de la libido ahora. Y también a esta edad suelen empezar los problemas de disfunción eréctil. Las posiciones sexuales sentadas frente a la pareja son las que más cómodas resultan. Otra buena opción es la postura del misionero, aunque te recomendamos colocar un almohadón debajo de la cintura para elevarla y quitar presión a la columna vertebral.

A esta edad el sexo matutino es el que mejor funciona, porque es el momento del día en que las erecciones son más fuertes.

Después de los 50

Artrosis, cansancio y otras molestias propias de la edad os llevarán a elegir posturas que no demanden presión sobre las articulaciones de rodillas o cadera. Una buena manera de proteger tu columna y reducir los puntos de presión es llenar la cama de almohadones. La posición del misionero, con una almohada bajo la espalda, sigue siendo la mejor. La postura de la cuchara también puede ser adecuada a partir de esta edad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas