ESTÁS EN:

shares

Hoy es el Día Internacional del BDSM, la práctica sexual más atrevida y que en los últimos años está creciendo en número de seguidores.

 

Cada 24 de julio se celebra el día Internacional de BDSM (Bondage-Disciplina, Dominación-Sumisión, Sado-Masoquismo), una practica sexual que cada vez gana más adeptos. Lelo, la marca reconocida de juguetes eróticos de lujo, desvela las claves para dar los primero pasos dentro de este mundo.

Sí que es cierto que 50 sombras de Grey ha tenido mucho que ver en el interés que ha puesto la sociedad por conocer estas practicas. «Sin embargo, y sobre todo si eres primerizo, es crucial conocer los fundamentos básicos de este tipo de prácticas para disfrutarlas plenamente», señala Alberto Gooding, responsable de comunicación de Lelo en España.

El BDSM es un conjunto de prácticas sexuales sobre las que existen muchas dudas. La empresa nos señala hoy 4 claves para aquellas personas que estés dispuestas a experimentar con sus parejas estas nuevas técnicas y disfrutar al máximo.

BDSM, la práctica sexual más atrevida

1. Ante todo, precaución y consenso: si tú y tu pareja queréis comenzar a probar cosas nuevas primero debéis saber que no todo vale. Este tipo de sexo se centra en obtener placer a través de la sumisión-dominación, restricción de movimientos y/o dolor y puede ofrecer un clímax sin igual pero también te puede hacer pasar un mal rato, cosa que no queremos. Debéis de hablar primero del tema y poner límites. Tenéis que saber hasta dónde queréis llegar, todo bajo el protocolo: sano, seguro y consensuado.

la práctica sexual más atrevida

50 Sombras de Grey

2. Cuidado con las ataduras: si queréis probar a atar a vuestra pareja tenéis que hacerlo de tal forma que no suponga un riesgo para la salud: nunca atar a una persona lo suficientemente fuerte como para que se duerma alguna parte del cuerpo, nunca dejar sola a una persona atada, ten siempre a mano unas tijeras, por si la persona atada se desespera. Estáis probando, puede que no aguante el estar atado. Corta las cuerdas, no intentes deshacer los nudos, podrías tardar demasiado y agobiar a tu pareja.

3. Juega con los sentidos: la privación sensorial (vendar los ojos, tapar la boca…) es sin duda una de las más efectivas para aumentar el deseo y de excitación.

4. «Castiga» pero sin hacer daño: los juegos de roles son muy comunes, sobre todo aquellos basados en castigos. Los azotes suelen formar parte de esta practica, pero es importante saber cómo hacerlo y dónde, para no lastimar a tu pareja. Puedes hacerlo en las nalgas y, si solo te lo pide, puedes ir incrementando la intensidad.

Podéis probar con estos primeros cuatro pasos. Si no estáis cómodos, no forcéis las situaciones. Seguramente disfrutéis más con otras cosas.

 

TAGS:

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X