ESTÁS EN:

shares

Unos recientes estudios aseguran que enfadarnos es bueno para nuestra salud. ¿Cómo es posible? ¿Cómo puede llegar a ser bueno? Te lo contamos a continuación.

 

Si te decimos que “enfadarnos es bueno para nuestra salud”, podéis pensar que estamos diciendo una locura. A priori puede parecer negativo pero lo cierto es que puede ser beneficioso para nuestra salud, incluso en materia de supervivencia. Por eso, si te peleas con tu pareja puede que ahora quieras hacerlo más a menudo. GrupoLaberinto, expertos en psicoterapia, nos cuentan por qué puede llegar a ser bueno.

Enfadarse es bueno para nuestra salud

– El enfado favorece al corazón y al cerebro: esto es porque la emoción oxigena y fortalece el organismo

– Enfadarse un corto periodo de tiempo ayuda a algunos órganos del cuerpo a que se activen. Debe ser momentáneo, ya que el enfado va acompañado de una reacción fisiológica, que si se mantiene demasiado tiempo puede llevar a estrés. Esto ya sí que generaría problemas de salud.

enfadarse es bueno para nuestra salud

Giphy

– El enfado puede indicar que hay algo que duele, que es injusto… Y si aceptas esta sensación, el enfado puede guiarte al autocuidado: quizás necesites descansar, tomar decisiones, poner límites o simplemente, deshacerte de emociones, sensaciones o creencias negativas que pueden hacer daño a tu relación en pareja.

– Activa el sistema nervioso, aumenta el ritmo cardiaco, la respiración y comienzas a sudar a la vez que se ralentiza el sistema digestivo. Según los expertos, esto son reacciones fisiológicas del cuerpo que busca llenar al sujeto de energía para saber responder ante cualquier situación que se le presente.

– El control excesivo del enfado está relacionado con manifestaciones somáticas como úlceras estomacales, cefaleas o hipertensión.  El individuo interrumpe la expresión del enfado por restricciones sociales o por miedo al rechazo.

enfadarse es bueno para nuestra salud

Giphy

– Cuando uno está enfadado, según los expertos, la ceja se vuelve más marcada, el grosor de la mandíbula aumenta y las fosas nasales se ensanchan. Esto hace que la persona enfadada parezca más fuerte que los demás. 

Quizás está bien que de vez en cuando te enfades con tu pareja, siempre con motivos, claro. ¡Disfrutaréis y se os olvidará todo con vuestra reconciliación!

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres conseguir la boda de tus sueños? Tenemos las mejores ideas y consejos para planificar de una manera única tu gran día.

X