fbpx
Oscuro Claro

Emily Ratajkowski se casaba en el año 2018 con el actor Sebastian Bear-McClard. Dos años más tarde, han querido rememorar su luna de miel.

 

La pareja se dio el “sí, quiero” en una ceremonia civil y muy íntima en los tribunales de Nueva York. Tan solo acudieron a la cita los testigos de la boda: el actor Josh Ostrovsky y el cineasta Josh Safdie, y cuatro amigas de Emily con las que celebró su despedida de soltera.

Emily Ratajkowski revive su luna de miel

Una de las sorpresas que dio la modelo en su gran día fue su atuendo: ni vestido blanco, ni nada parecido. Su vestimenta de novia fue un traje de dos piezas de color mostaza de la firma española Zara. Para darle un toque más especial a su outfit nupcial, la modelo completó el look con un sombrero negro y velo de red.

Para su luna de miel, la pareja eligió Utah como destino, concretamente el exclusivo Resort Amangiri. Dos años más tarde y con un bebé en camino, la pareja ha decidido desconectar unos días y, ¿qué mejor manera de hacerlo que en el hotel de su luna de miel? Se trata de un enclave situado en un salvaje paraje. Su decoración se caracteriza por ser minimalista en tonos tierra, para que nada perturbe la tranquilidad que proporciona el desierto Navajo que lo rodea. Eso sí, sus habitaciones oscilan entre los 1.180 y los 2.500 euros.

La pareja se encuentra en uno de los momentos más dulces de su relación, y es que Emily Ratajkowski anunció por sorpresa su embarazo a través de un posado fotográfico en el que dejaba entrever su tripita. Desde ese momento, la modelo ha compartido con todos sus seguidores la evolución y los cambios que supone quedarse embarazada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas