Boda Marta Chavarri. Semana
cómo elegir el anillo de compromiso
Búsqueda Menú

El vestido de novia de Marta Chavarri, icono de la moda nupcial

Así ha sido la boda de Anna Cleveland y Jefferson Hack con Kate Moss como invitada estrella

Bodas de Papel: las mejores ideas para celebrarlas

Oscuro Claro

Marta Chávarri se casó con Fernando Falcó y Fernández de Córdova en la catedral de Plasencia el 2 de junio de 1982 con un vestido revolucionario para la época, que sigue inspirando a las novias actuales y que hemos rescatado como homenaje póstumo.

El Marqués de Cubas y la hija Tomás Chávarri, embajador de España ante la OCDE y nieta de los marqueses de Santo Floro, se dieron el ‘Sí, quiero’ ante más de quinientos invitados. Entre ellos estaban la duquesa de Alba y su marido, Jesús Aguirre; Isabel Preysler, entonces Marquesa de Griñón y cuñada del novio por estar casada con Carlos Falcó, junto a su hija mayor, Chábeli y los hijos del Marqués de Griñón, Manuel y Xandra; el duque de Alburquerque; Fermín Bohórquez; Juan Abelló y Natalia Figueroa, tía de la novia.

Un look nupcial icónico

La jovencísima Marta Chávarri, a punto de cumplir 22 años, 21 menos que su prometido, entró en el templo del brazo de su padre y padrino, precedida de Jacobo y Alejandra, los hijos de Natalia Figueroa y Raphael, que llevaban las arras. El Marqués de Cubas caminó junto a su madre, Hilda Fernández de Córdova y Mariátegui, duquesa viuda de Montellano, marquesa de Mirabel y condesa de Santa Isabel.

Fue en esta entrada cuando todos los invitados pudieron contemplar uno de los estilismos icónicos de la que se convertiría en la primera ‘it-girl’ española. Se trataba de un original vestido de novia con un atrevido escote de pico, amplias mangas abullonadas de organza, entallado a la cintura y falda estilo princesa con detalles a capas que aún hoy resulta inspirador. Un diseño que acompañó con un velo y un peinado semirecogido con un adorno de lazo que caía en cascada por su pelo.

El novio, de cuarenta y tres años, la esperaba junto a su madre, Hilda Fernández de Córdova y Mariátegui, duquesa viuda de Montellano, marquesa de Mirabel y condesa de Santa Isabel. Durante la ceremonia, oficiada por el padre José María Martín Patino, cantó el grupo vocal Juan Vázquez de Plasencia, que interpretó el Ave María de Mozart, el Iesu Dulcis Memoria de Tor Luis de Victoria y el Coro Nabuco de Verdi.

Después de la ceremonia, los recién casados se trasladaron al palacio de los marqueses de Mirabel, uno de los más bellos monumentos de Plasencia, propiedad de la familia del novio, para servir el banquete, en un vehículo histórico, un Hispano Suiza del año 1907, pieza de museo propiedad del Real Automóvil Club de España (RACE), que presidía el Marqués de Cubas.

Hola

El almuerzo consistió en un menú compuesto por recetas como gazpacho andaluz, consomé, huevos glée con jamón de York, pechugas de ave, silla de ternera Alfonso VIII, además de la tradicional tarta nupcial, sorbete de fresa y de limón y mignardises, todo ello regado con vinos y champán de René Barbier, cuyas bodegas también presidía el tío de Tamara Falcó. En la fiesta posterior, de inspiración flamenca, Los del Río y Enrique Montoya se encargaron de la música.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Relacionadas