ESTÁS EN:

shares

Es el objeto más simple de Ikea y tiene miles de usos. “Frakta”, más conocida como la bolsa azul de Ikea, será a partir de ahora la protagonista de los momentos más íntimos de la novia. El truco de la bolsa azul de ikea te salvará a la hora de ir al baño con tu vestido de novia.

 

Si nunca te han puesto un vestido de novia, puede que no hayas caído en la dura y liosa labor que es ir al baño en el día de tu boda. Y no, no hablamos de que recibir y disfrutar con tus amigos y familiares te quite tiempo para hacer tus necesidades. Todas sabemos que para la novia, ir al baño el día de la boda es una de las tareas más complicadas. Por ello, os traemos el truco de la bolsa azul de ikea al que no podrás decir que no.

Las novias siempre han necesita a una amiga o dama de honor que le eche una mano para levantarse la falda, desabrochar botones o sujetar la bonita –y tan sufrida- cola del vestido, pero gracias a la bolsa azul de Ikea, se acabaron los dramas para ir al baño.

Jamás pensarías que ese algo azul que llevases el día de tu boda sería dela tienda sueca de muebles. Y seguro, que menos que se tratase de uno de los trucos más ingeniosos y prácticos para la novia a la hora de ir al baño.

El truco de la bolsa azul de Ikea

Los problemas para ir al baño con un vestido de novia se han terminado, y todo gracias al ingenio de Jules Yap, propietaria de la cuenta Ikea Hackers, una cuenta dedicada a sacar el mayor partido de los productos de esta tienda de muebles. Para ello, tan solo necesitarás tener una de las bolsas azules que compras para llevarte tus productos a casa.

Para este truco tan solo necesitarás una bolsa, unas tijeras y seguir estos sencillos pasos:

1.-   Estira la bolsa, dejándola plana. Haz un pequeño agujero en la base de la bolsa con las tijeras, un poco más grande del tamaño de tus pies. Procura que el agujero no sea demasiado grande, ya que lo ajustarás más adelante.

2.- Ahora toca meterse en la bolsa y para ello mete los pies en el agujero.

truco de la bolsa azul de ikea

3.- Tira de las asas de la bolsa hacia arriba y colócalas en los hombros, como si se tratare de unos tirantes. La bolsa debería quedar ajustada sobre tus caderas, recogiendo el vestido. Si queda demasiado ajustado, haz que el agujero ceda un poco.

4.- ¡Listo! Ya puedes ir al baño y manejar tu sola toda la situación y con las dos manos libres.

 

 

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres conseguir la boda de tus sueños? Tenemos las mejores ideas y consejos para planificar de una manera única tu gran día.

X