fbpx
boda covid
looks nupciales
Fotografias de retrato Cruz Campa
Búsqueda Menú

El Covid convierte una boda en una escena de Romeo y Julieta

Curiosidad: ¿cómo es una boda japonesa?

Fotografías de retrato, imprescindibles en vuestro álbum de bodas

Oscuro Claro

Nada ha podido con el amor de estos novios. La pareja se dio el “sí, quiero” en la distancia, con la novia en cuarentena y con síntomas de Covid-19.

 

La pandemia había obligado a esta pareja a posponer su boda hasta tres veces, y la licencia de matrimonio estaba a punto de caducar. No tenían otra opción. Se quieren y tenían que casarse cuanto antes.

Lauren Jimenez, de 27 años, y Patrick Delgado, de 29, han superado al coronavirus. Esta pareja estadounidense no esperaba que a los nervios de la boda se le fuera a sumar el positivo de Lauren. Sí, la novia era positivo en covid pero eso no iba a fastidiar sus planes de boda. Celebraron el enlace de la manera más segura posible y con la distancia de seguridad requerida.

Una boda y una novia positivo en Covid

boda covid

Lauren tenía todos los síntomas del Covid-19, pero eso no arruinó su boda con Patrick. Guardando cuarentena en la habitación de la casa de sus padres, en Ontario, California, la novia se visitó para la ocasión y se sentó en la ventana de su habitación, en la segunda planta de la casa. Patrick se encontraba abajo, en el patio delantero de la casa. La pareja no podía estar cara a cara, pero en la distancia intercambiaron su esperado “sí, quiero”.

Les unía una cinta de nueve metros con flores creadas por la tía de la novia. Esa cinta representaba “la unidad, el amor y el contacto físico”.

“Aunque definitivamente no es como imaginamos el día de nuestra boda, Patrick y yo pudimos intercambiar nuestros votos”, explicó Lauren en una entrevista para el programa Good Morning America. La lista de invitados fue muy reducida. Tan solo se encontraban los padres, el oficiante de la ceremonia y el fotógrafo que consiguió captar una escena típica de Romeo y Julieta.

Como era de esperar, no se pronunciaron las palabras “puede besar a la novia” y el banquete también tendrá que esperar. Pero esta pareja, que al final pudo hacer realidad su sueño de casarse, tuvo un bonito gesto. Los novios donaron la señal dada al catering para que una asociación pueda dar de cenar a 200 personas el día de Acción de Gracias. “Si superamos el 2020, Patrick y yo podemos superar cualquier cosa”, confesó la novia muy alegre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Relacionadas