ESTÁS EN:

shares

Habéis dado el «sí, quiero» y ¿ahora qué?. Según los expertos hay una lista de cosas por las que pasará vuestra relación el primer año de matrimonio sí o sí.

 

(y te ayudarán en el camino de la dicha marital)

A medida que pasa el día de la boda y te meter de lleno en tu primer año de matrimonio puedes comenzar a notar que algunas cosas se sienten diferentes. Ha pasado el momento de celebrar y ha quedado atrás el estrés de la boda. Aunque llevéis juntos décadas, es posible que la resaca post boda se sienta un pelín extraña. Comienza una etapa de tu vida totalmente nueva e inexplorada.

Estas son algunas de las realidades más sorprendentes de el primer año de matrimonio

Tu boda fue un gran acontecimiento que te cambió la vida y estuviste un año entero planeándola, pero tu boda ya ha pasado y es normal sentirse raro, triste e incluso un poco decepcionado. Ese día se ha ido y ahora toca volver a la realidad.  «Volver a la rutina normal sin los pequeños zings de los regalos de boda, la despedida de soltera y las degustaciones de pasteles puede ser una transición», dice la psicoterapeuta Jen Schermerhorn. No te preocupes, ¡esta fase también pasará!

1.El matrimonio se siente diferente de una relación (en el buen sentido). Aunque parezca que nada ha cambiado. «Estás más tranquilo, más tranquilo, más sólido durante el primer año de matrimonio; es agradable», dice Claudia Six, Ph.D., sexóloga clínica y entrenadora de relaciones.

2.La gente puede estar celosa de ti. «La gente puede comenzar a mirarte como si quisiera volver a ser joven, o lo suficientemente mayor, o tan amada como tú», dice Tammy Nelson, Ph.D., terapeuta sexual certificada y autora. «Solo sonríe y acepta, trata de no dejar que te afecte».

primer año de matrimonio

Foto: Negin Mirsalehi

3.No hay una forma correcta o incorrecta para que el matrimonio funcione. «La gente a veces tiene una visión rígida de ese primer año, usan muchos ‘debería’ y ‘debería’, como ‘El primer año de matrimonio debería ser el momento más feliz de nuestra vida …» explica Schermerhorn. «Tal vez tengas un primer año fantástico, o tal vez será un desafío y estarás navegando por problemas de trabajo o una crisis familiar, y también aprenderás sobre tu nueva identidad como cónyuge y pareja casada».

4.Fusionar vuestras cuentas podría no ser fácil. Es posible que durante los años de noviazgo hayáis dividido la mayoría de los gasto, pero ha llegado la hora de tener conversaciones financiera y es frecuente que en este punto surjan discrepancias. «Es posible que tenga que ver quién está endeudado y si ambos lo devolverán o lo harán solos», explica. «Es posible que también deba decidir si fusionar por completo ambos flujos de ingresos o si debe tener una cuenta conjunta para las facturas compartidas y cuentas separadas para las necesidades individuales».

5. Seguiréis discutiendo. Probablemente tuvisteis discrepancias como novios y prometidos y lo seguiréis haciendo de casados. Schermerhorn dice que los desacuerdos con tu pareja no son un mal presagio. «Como terapeuta, me preocupan más las parejas que no tienen argumentos saludables que los que sí lo hacen», dice. «Dos personas no pueden estar en una relación real sin alguna fricción relacional».

6.Tendrás que aprender a negociar con su familia. «Es posible que hayas conocido a su familias durante las citas y los planes de boda, pero eso es diferente a pasar las actividades semanales, las reuniones y las vacaciones juntos», dice el Dr. Sherman.

7.Puede que necesites tiempo a solas. Ahora que estás casada lo más pobable es que hagáis casi todo juntos. Si sientes que tienes poco tiempo a solas, no te preocupes. «Es posible que necesite negociar algún espacio en la casa o períodos de tiempo de ‘no molestar'», dice el Dr. Sherman. «A veces, psicológicamente, ahora que te has convertido en un» nosotros «, puedes sentir que te estás perdiendo y, como resultado, es posible que necesites tiempo para reforzar tu identidad individual».

8.Las responsabilidades y las tareas pueden ganar a la diversión.Cuando no estas casado el tiempo que compartís suele ser de ocio, todo cambia con el matrimonio (a veces). «A veces las personas que están enamoradas pueden coexistir en una burbuja con la exclusión de estas realidades y responsabilidades difíciles», dice el Dr. Sherman. «La vida puede ser más sobre esto que divertirse, y es por eso que sugiero que las parejas tengan una cita semanal por la noche, por lo que todavía tienen ese momento romántico divertido para mirar juntos, incluso después de que tengan hijos».

9.Tu cónyuge va a cambiar, y eso está bien. No te asustes. Según Schermerhorn. «¿Eres la misma persona que eras hace un año? ¿Hace un mes? Afortunadamente, todos estamos creciendo, madurando, cambiando «, dice. Esto no debe alentar a las personas a permanecer en una relación que sea abusiva o excusar el comportamiento no saludable, pero recomienda dejar ir la expectativa de que todo permanecerá estático para siempre. «Toma un respiro alegre y cabalga la ola de la vida real».

 

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres conseguir la boda de tus sueños? Tenemos las mejores ideas y consejos para planificar de una manera única tu gran día.

X