fbpx
Vestidos de invitada para embarazadas todas las tendencias
regalos de navidad para disfrutar o compartir en pareja
Búsqueda Menú

¿Cómo es en realidad la noche de bodas?

Vestidos de invitada para embarazadas: los más top de 2024

Cinco viajes increíbles para hacer antes de tener hijos

Oscuro Claro

No todo es tan bonito como parece y, si no, que se lo digan a estas parejas que cuentan sus propias vivencias en la noche de bodas

No para todas las parejas la noche de bodas es la más romántica. Todos esperan que esta noche esté llena de amor, fresas y champán pero la realidad suele ser otra. La edición estadounidense de HuffPost preguntó a sus lectores cómo fue su primera noche de bodas y esto es lo que contaron:

Realidades de la noche de bodas

1. “Me tumbé en el suelo del salón con mi mujer y con dos de mis damas de honor a comer nachos del Taco Bell antes de irnos a la cama; luego me levanté para vomitar porque había bebido demasiado en el banquete, volví a la cama y me quedé frita”. ― Katie H

cómo pasar la noche de bodas
Fotografía: Imagen de freepic.diller en Freepik

2. “Mi marido se quedó dormido, con la ropa y los zapatos puestos dos minutos después de que entráramos en el dormitorio y, además, mi madre compartía habitación con nosotros. Así que me pasé la mayor parte de la noche despierta viendo Netflix en el móvil porque los dos roncaban. Aun así, no lo cambiaría por nada”. ― Brittany S.

3. “Había un ratón en la casa rural en la que estábamos. Las habitaciones donde íbamos a pasar nuestra luna de miel, que nos habían dejado ordenadas y bien surtidas, estaban hechas un desastre. Cada vez que mi marido oía al ratón moverse, saltaba de la cama y miraba si había caído en una de las trampas que había puesto en la cocina. ¡Le prestaba más atención al roedor que a mí! Por suerte, 28 años después, nos reímos cada vez que lo recordamos”. ― Kimberly B.

4. “Mi pareja y yo nos pasamos la noche jugando a Pokemon Go (acababa de salir) y riéndonos con nuestros amigos hasta tarde. Después, nos tumbamos en la cama y estuvimos hablando, riéndonos y diciéndonos “te quiero” durante horas. Es lo más cursi y lo más ñoño que he hecho nunca, pero no lo cambiaría por nada del mundo. Al final nos quedamos dormidos y no nos molestamos en practicar sexo. Esperamos hasta el día siguiente”. ― Fernando J.

trajes de novio
Fotografía: Imagen de Freepik

5. “Esa noche dormí en una cama con nuestra hija de 4 meses y medio porque todavía le estaba dando el pecho y mi marido durmió en otra cama separada del motel en el que estábamos”. ― Lisa N.

6. “Nos casamos en la capilla del campus de nuestra universidad el miércoles por la tarde y después nos fuimos a nuestro dormitorio y vimos La princesa prometida hasta que nos quedamos dormidos. ¡Al día siguiente teníamos que ir a hacer un examen de teoría de la música!”. ― Emma P.

7. “Me intoxiqué con la comida de nuestra boda. A mi marido le dolía muchísimo la cabeza. Nos regalaron la estancia en una habitación de hotel, así que fuimos allí a dormir y nos perdimos la celebración posterior. Ni siquiera pude dormir mucho porque no paraba de vomitar”. ― Felicia L.

8. “Mi marido me ayudó a quitarme el vestido y las horquillas del pelo. Nos pusimos unos pijamas viejos, comimos galletas, nos bebimos una botella de champán, vimos un par de episodios de Frasier y luego pasamos a la acción”. ― Annalis L.

¿Y tú, cómo pasaste tu noche de bodas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Relacionadas