ESTÁS EN:

shares

¿Qué tengo que hacer si hay que aplazar la boda por el coronavirus? Os contamos los pasos que tenéis que seguir si la pandemia afecta vuestro enlace.

 

Las restricciones y recomendaciones para frenar el aumento de contagios por coronavirus afectan a todos los ámbitos de la vida cotidiana y, como era de suponer, también a las bodas.

Si ya teníais todo preparado para vuestra boda y por culpa del coronavirus no se va a poder celebrar, debéis de daros prisa para no tener problemas a la hora de aplazar la boda. El COVID-19 no hace excepciones por lo que tendréis que aplazar la boda hasta que toda esta pesadilla haya terminado. Aquí os dejamos los pasos que tenéis que seguir para aplazar la boda de la forma adecuada.

Aplazar la boda

Aplazar la boda. Fotografía: Freepik

Aplazar la boda por el coronavirus: qué tengo que hacer

Ante todo mantener la calma. Sabemos que tomar esta decisión va a ser difícil para los dos. Tantos meses de preparativos, ilusión y ahorro para que todo saliera como soñabais… Todo se esfuma por culpa de un virus que jamás imaginábamos. Organizar una boda siempre implica nervios pero, si a esto le añadimos una emergencia sanitaria, la cosa se complica y el pensar en vuestra boda puede ser algo agotador.

Una boda es sinónimo de celebración del amor. Entonces, ¿por qué alejarse de la celebración de un enlace por culpa del coronavirus? No tengáis miedo al cambio de fecha, ni de los planes. Tomad aire, tranquilizaos y seguid nuestros pasos para aplazar la boda.

  • Aplazar la fecha de la boda

Si teníais fecha, bien en una iglesia o bien en el juzgado, debéis anularla en el registro civil o llamar a vuestra parroquia para comunicarlo. No os preocupéis porque todos entenderán la situación por la que estamos pasando. Intentad que cualquier pago que hayáis hecho, ya sea para dar el «sí, quiero», como para la celebración, sirva para una nueva fecha de boda. Quizás no tengan fecha hasta finales de año y, aunque siempre os gustó casaros en verano, las bodas en invierno también tienen su encanto. ¿Os imagináis el día de vuestra boda nevando? ¡Puede ser mágico!

Aplazar la boda

Aplazar la boda. Fotografía: Freepik

  • Ponerse en contacto con los proveedores

Hay que ponerse en contacto con los proveedores lo antes posible: los responsables del banquete, la floristería, el fotógrafo y videógrafo… Seguro que ellos os ayudan a solucionar el aplazamiento de la boda con otra nueva fecha. Tenéis que leer bien los contratos y las políticas de cancelación para saber si os pueden hacer el reembolso total, parcial o añadir una nueva fecha. La letra pequeña siempre hay que leerla. De todas formas no os preocupéis demasiado por esto. El coronavirus afecta a todos. La empatía se está demostrando en cada uno de nosotros y los proveedores tan solo muestran su profesionalidad y entrega a los novios. Eso sí, recordad que ellos también temen la situación y tienen las mismas restricciones. Para todos esta situación es nueva e imprevista por lo que hemos tenido que pensar, adaptarnos y tomar decisiones sobre la marcha.

Haced una lista de todos los proveedores que iban a participar en la celebración de vuestro enlace y contactarles cuanto antes. Llegad a un acuerdo con los todos los proveedores lo antes posible que resulte beneficioso para todos.

  • Avisar a los invitados

Estamos seguros que los invitados dan por supuesto que la boda (por desgracia) no se va a celebrar, pero nunca está de más avisarles. Podéis mandar una carta o correo, mucho mejor en estos momentos, a todos vuestros invitados. Comunicadles que la situación actual no es la mejor y que hay que aplazar la boda unos meses. Explicad que os volveréis a poner en contacto con ellos en unos meses, cuando esta situación cambie y la boda se pueda celebrar.

Si para vuestra boda os habíais puesto en contacto con algún hotel para dar hospedaje a vuestros invitados, también debéis cancelar todas las reservas.

Aplazar la boda

Aplazar la boda. Fotografía: Freepik

  • Qué hacer con las invitaciones

Al aplazar la boda la papelería, como las invitaciones, los misales, la tarjetita de los regalos… podéis darla por perdida. Normalmente, todos estos detalles contienen la fecha original de la boda. Pero no os preocupéis, seguro que encontráis una solución al problema con vuestro proveedor de papelería. Una solución rápida que se nos ocurre es mandar una tarjeta online «save the date».

  • El vestido de novia

¡Cuidado con vuestros looks nupciales! Si ya los tenéis con vosotros, debéis controlar vuestro peso para no engordar ni adelgazar. El día de vuestra boda os tienen que quedar como un guante. Y, si aún no los tenéis, llamad al atelier para retomar las pruebas cuando todo esto acabe.

  • Luna de miel

Puede que ya tuvierais el viaje de novios con todas vuestras reservas. Hablad con la agencia que os lo ha llevado a cabo y posponer o anular el maravilloso viaje. Seguro que contratasteis un seguro de viaje, leed bien las cláusulas. Y no estéis tristes, aplazar la boda no significa cancelarla así que disfrutaréis del viaje de vuestros sueños.

  • El coronavirus no podrá con vuestro amor

Sí, el coronavirus ha ganado la batalla pero no la guerra. No podréis celebrar vuestra boda por todo lo alto pero sí vuestro amor infinito. Descorchad una botella de vino y brindad (irónicamente) por este maldito virus. No os martiricéis pensando en vuestra boda: se celebrará y con muchas más fuerza, ilusión y amor.

Sabemos que aplazar la boda es una decisión difícil pero en estos momentos no podéis hacer otra cosa. Mantened la calma y recordad que aplazar la boda, no significa perder todo lo que teníais preparado. Mantened una actitud positiva ante la situación, hablad con vuestros familiares y amigos sobre cómo os sentís, eso sí, cada uno en su casa. Seguro que encontráis otra nueva fecha en este 2020 y también os parecerá maravillosa. Que aplazar la boda no sea un mundo para vosotros.

Y, para que no os pueda la tristeza, os recomendamos que celebréis la boda en casa, haciendo planes en pareja para esta cuarentena.

TAGS:

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X