ESTÁS EN:

shares

Tomar la decisión de mudarse juntos es uno de los pasos más importantes de una relación. Y es una vez que la has tomado, cuando te das cuenta de muchas cosas clave para su funcionamiento.

 

Aunque ya vivas sólo y hayas superado la experiencia de irte de casa de tus padres, el momento en el que te mudas con tu pareja es todo un hecho. Es el inicio de una nueva vida juntos y la mejor prueba pre-boda que existe. Te comprometes a pasar todos los días y noches con una persona y eso es un paso importante. Es emocionante pensar como comienzas a crear tú propia familia.

Construiréis un hogar juntos y, aunque pasaréis por algunos momentos de estrés, disfrutaréis de la compañía del otro al llegar a casa.

Mudarse juntos es toda una prueba de compatibilidad

No hay nada como mudarse juntos para poner a prueba vuestra compatibilidad en el día a día. Hasta que convives de verdad (las vacaciones no valen) con tu pareja, no sabes si las cosas funcionan del todo. Y será en el momento en el que abráis por primera vez la puerta de vuestra casa cuando comiences a darte cuenta de ciertas cosas en las que no habías caído hasta ahora.

1. Te darás cuenta realmente “si habláis el mismo idioma”. Es decir, si estáis en el mismo punto de la relación. Al irte a vivir con tu pareja, sin quererlo, estás dando un paso que cuestionará vuestras perspectivas de futuro y las cosas que son importantes para ambos.

2.Siempre hay momentos malos y buenos. Como en todo. Habrá días en los que no soportes a tu pareja y otros en los que no haya quién te quite de encima. Vivir juntos conlleva compartir muchos momentos y la intimidad es lo que tiene.

mudarse juntos

3.Tienes muchos zapatos (y mucha ropa). Será en el momento en el que compartas armario con tu novio cuando te des cuenta de todas las cosas que tienes. Y ni que decir tiene cuando empecéis con el baño… puede que lo llenes enterito tú sola.

4.La mudanza no es tan complicada. Si tienes pesadillas con la mudanza, te darás cuenta que no es para tanto. Contratareis un servicio de mudanza o no, el objetivo final será pasar la primera noche en vuestra nueva casa juntos y merecerá la pena.

mudarse juntos

5.Desembalar las cajas lo más rápido posible es necesario. Totalmente necesario. No lo dejéis para otro día. Conocemos parejas que siguen teniendo cajas después de un año viviendo juntos. Mudarse juntos puede ser una oportunidad preciosa para hacer limpieza y podéis hacer de ello un planazo si le agregáis una botella de vino y un par de copas o una pizza. (Para gustos, colores.)

6.Te sientes diferente. Cuando vivas con tu pareja te sentirás diferente. Compartirás casa y cama todos los días y lo más bonito es que lo harás con la persona de la que estas enamorado. Bienvenidos domingos de relax y Netflix en casa. Disfrútalo. Si no estás acostumbrada a compartir espacio con alguien, llevará un tiempo de adaptación pero merece la pena. Te lo prometemos.

7. Vuestros estilos no tienen por qué ser los mismos. Cada uno tira por un estilo diferente y mientras tú quieres un estilo shabby chic romántico el quiero el más puro minimalismo. No pasa nada. Decorar el apartamento es uno de los momentos más divertidos para disfrutar en pareja. Estaréis creando vuestro hogar y los rifi-rafes son normales, aquí te darás cuenta de la importancia de llegar a un acuerdo. Podéis crear un rinconcito especial cada uno y tan contentos.
mudarse juntos

Comentarios

Relacionados

2016 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres conseguir la boda de tus sueños? Tenemos las mejores ideas y consejos para planificar de una manera única tu gran día.

X