fbpx
Oscuro Claro
Elegancia y color

Lo alcatraces son flores originarias de América del Sur. Se caracterizan por su sencillez, delicadeza y forma alargada. Aportan naturalidad, alegría y belleza. Si estás en plena organización y buscas una decoración diferente, este post te interesa. 

 

Los alcatraces o flores de cala son flores muy delicadas en apariencia originarias de América del Sur. Se caracterizan por tener unos pétalos suaves que se funden con tallos estrechos y finos. Son modernos y clásicos a la vez y son otra gran opción para la decoración de bodas.

Si el vestido de novias es muy moderno, puede quedar muy bien un ramo de flores con alcatraces combinados con otros tipos y que den como resultado formas arquitectónicas y originales.

Hay muchos tipos de colores: en primavera dominan los tonos pastel; en otoño, los anaranjados. Los alcatraces son flores perfectas para un ramo de novias natural, sencillo y elegante.

Alcatraces en la boda

Los alcatraces aportan frescura, son delicados y recrean un perfecto ramo de flores recogido del campo.

Alcatraces
Visto en Pinterest

No es una de las flores más elegidas por las novias y sin embargo reúnen infinitas características para serlo. Su versatilidad, sus colores y su forma convierten a los alcatraces en una gran opción como decoración de la boda.

Además, se pueden aprovechar algunas tendencias como adornar la tarta nupcial con flores comestibles en forma de alcatraces, centros de mesa combinados con distintas flores o simplemente como elemento decorativo del banquete.

Alcatraces
Visto en Pinterest

En LSC siempre insistimos en la importancia que tienen las flores de cara a la decoración de la boda. Y es que hay tradiciones que, años tras años y generación en generación se repiten porque son especiales tanto para los novios como para los invitados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas